Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 18 de abril
David Gil, en uno de los partidos internacionales. C7
David Gil pone el acento canario en la final de la CEV Volleyball Cup Femenina

David Gil pone el acento canario en la final de la CEV Volleyball Cup Femenina

El grancanario acude en calidad de supervisor en el duelo decisivo entre el Reale Mutua Fenera Chieri '76 italiano y el Viteos Neuchatel UC suizo de este miércoles

Óscar Hernández Romano

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 19 de marzo 2024, 11:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Canarias estará muy presente este miércoles (20.45 horas local) en el partido que decidirá el campeón de la CEV Volleyball Cup en su categoría femenina, la segunda competición más importante de Europa por clubes tras la Champions League. El isleño David Gil Ferreiro ha sido designado para supervisar el duelo de vuelta de la finalísima entre el Reale Mutua Fenera Chieri '76 italiano (que ganó en la ida 0-3) y el Viteos Neuchatel UC suizo.

«La verdad es que no me lo esperaba para nada», se sincera Gil unos días antes de encarar su 76ª designación. Y lo explica: «Al final, lo cierto es que hay muchísimos supervisores en Europa y, lo quieras o no, en el tema de la distancia Canarias está un poco en desventaja con el resto. En ese sentido [añade] siempre digo lo mismo: donde estoy es por méritos propios, porque no conozco absolutamente a nadie en persona de la Confederación Europea de Voleibol, esa es la realidad. Los informes están ahí y llegan a los responsables. A partir de ahí…».

«Estoy muy ilusionado y consciente del gran peso de responsabilidad que esto conlleva»

David Gil

«Estoy muy ilusionado y consciente del gran peso de responsabilidad que esto conlleva», relata aún emocionado y agradecido a los que desde el principio apostaron por sus habilidades para desempeñar una labor que requiere conocimientos notables. «Estoy muy agradecido a la Federación Española por la confianza que me brinda cada temporada; y también a la Federación Canaria, en especial a la figura de su presidente, Roberto Melián, por su incondicional apoyo a mi labor».

Una preparación al detalle

Aunque viajó a tierras italianas este lunes, Gil lleva preparando -como de costumbre pero esta vez, incluso, un poco más- todo lo que rodea al encuentro desde el mismo momento que le comunicaron su designación. «Hace un par de lunes me llamó el máximo responsable de la Comisión Técnica de Supervisores para felicitarme e informarme sobre la designación. Desde ese mismo día el contacto ha sido permanente con el club local para pulir al máximo todos los detalles; revisar toda la parte electrónica, los sistemas informáticos, los intercomunicadores, el challenge, el acta electrónico, los equipos de reservas, comunicación permanente con los árbitros, el protocolo de la entrega de trofeos, etcétera», comenta.

Una cita donde acudirá, entre otras personalidades, el búlgaro Libomir Ganev, uno de los pesos pesados de la CEV, para supervisar en persona que todo salga impecable en una cita de relevancia. «Lógicamente uno se prepara desde el mismo momento que te designan. No puede ser de otra manera. Ya están vendidas todas las entradas. El partido se televisará en la Rai 1 italiana, DAZN, en el canal de Youtube de la CEV, y en dos televisiones más suizas. Hay más de 100 periodistas acreditados… Se espera un espectáculo enorme. Toda la parte organizativa cae en el equipo local, pero el responsable de supervisar de que se cumpla todo el reglamento de la CEV y de que salga bien soy lógicamente yo», añade Gil.

Desde 2009

La ya notable trayectoria de David Gil como supervisor se inició en 2009. En aquella época, con el Arona Tenerife Sur inmerso en competición europea la Federación Española de Voleibol necesitaba un supervisor y se puso en contacto con el grancanario. Su inglés fluido unido a la experiencia que atesoraba dentro del mundo del voleibol, no solo en sala -fue jugador y es, actualmente, técnico de unos de los equipos de base del CD Heidelberg-, sino también en vóley playa, donde había sido entrenador nacional, son razones más que suficientes para que la RFEVB pensara en la figura del canario para iniciar una carrera donde poco a poco ha ido subiendo peldaños hasta la que será su primera final en Italia este miércoles.

«Al siguiente año (2010) la CEV ya me mete en las listas de los supervisores internacionales de las segunda y tercera categorías. Desde ese mismo momento asisto a tres/cuatro partidos internacionales durante el año», relata el propio Gil.

Once años después, en el 2020, la CEV lo asciende entre los mejores supervisores del panorama europeo. A partir de ese momento, el grancanario es solicitado, en la mayoría de ocasiones, en encuentros de la Champions League, la considerada mejor liga del mundo. «Uno de mis mejores momentos desde ese año es la gran sorpresa que me llevo, en el 2022, cuando me nominan para la semifinal de la Champions masculina en Polonia, la élite del vóley mundial actualmente», recuerda.

Una labor que se traslada, por razones obvias, a todos los equipos canarios que disputan competiciones europeas, con los que David Gil mantiene contacto permanente para «ayudarlos, con mi poco o mucho conocimiento que tengo, en todo lo que está en mi mano. Y, todo hay que decirlo, son muy agradecidos conmigo», admite.

Responsabilidad máxima

La tarea de supervisar un partido internacional, y mucho menos en una final, no es nada fácil. «Es el que se encarga de hacer cumplir a rajatabla elreglamento de la Confederación Europea de Voleibol (CEV) en todas sus materias: publicidad, televisión, marketing, reglamento, infraestructura, equipo visitante, equipo local, protocolo del inicio del partido, las luces, cuando termina el partido, cómo hay que colocar el podio, quién entrega las medallas y trofeos... Que todo eso y más estén en perfectas condiciones. Todo eso hay que prepararlo y tiene que salir perfecto de cara a las miles y miles de personas que lo verán en directo y por televisión», explica el propio Gil.

«Pasamos muchísimo exámenes, pruebas y horas de estudios de la normativa, que estamos obligados a conocerla perfectamente por razones obvias. Y para ello acudimos a diferentes seminarios durante el año donde vamos actualizando todo al detalle. Supone un tiempo enorme de preparación», relata solo unos días antes de partir a Italia para seguir haciendo historia y dejar, una vez más, la bandera canaria en lo más alto en una de citas más importantes del voleibol internacional.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios