Borrar
Directo El pleno del Parlamento aborda cuestiones como Dependencia o la acogida de menores migrantes
Mireia Belmonte atiende a los medios durante el acto celebrado en la sede del Comité Olímpico Español (COE). EP
El último desafío de Mireia Belmonte: «París mantiene mi motivación intacta»
Juegos Olímpicos

El último desafío de Mireia Belmonte: «París mantiene mi motivación intacta»

La nadadora mantiene la fe para acudir a su quinta cita olímpica pese a haber estado los últimos tiempos sin apenas competir por sus lesiones en sus hombros: «A nivel mental no es nada fácil»

Isaac Asenjo

Madrid

Martes, 13 de febrero 2024, 11:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mireia Belmonte (Badalona, 1990) tiene una fecha marcada a fuego en su calendario: los Juegos Olímpicos de París. «Es mi gran objetivo, pueden ser los últimos a los que vaya, y si logró ir los guardaré bien en mi memoria por todo lo que me está costando, y el aprendizaje que me está dejando en este largo camino», aseguró la mejor nadadora española de la historia en un acto celebrado en la sede del Comité Olímpico Español (COE) en el que presentaron junto al Banco Santander una campaña de sostenibilidad para el reciclaje de ropa usada con la que se fabricarán más de 30.000 banderas para la próxima cita olímpica.

«Mi objetivo es estar allí, esquivar los días malos e ir recuperándome poco a poco para ir a París. Por ahora, con lograr la clasificación me doy por satisfecha», comentó la catalana, que tiene entre ceja y ceja el Open de España que se llevará a cabo entre el 18 y el 22 de junio como última opotunidad para ir a lo que serían sus quintos Juegos. Allí se lo jugará todo a una carta. «A nivel mental no es nada fácil, hay días que duele más que otros, pero ese hecho de saber la meta final es el que me mantiene motivada y con la ilusión intacta», explicó la nadadora, que se ha pasado semanas enteras haciendo pies, sin poder trabajar los brazos por culpa de las lesiones en sus hombros.

Belmonte, que no pierde la fe y da muestra de carácter pese a haber estado los últimos cuatro años sin apenas competir, se declaró «muy animada porque va mejorando día a día» y con el horizonte puesto en lograr el billete olímpico. «Voy viendo pequeños resultados que me dan ánimo. Cuando tienes una lesión no es fácil porque no todos los días son iguales. Ese hecho de volver a empezar y seguir motivándote lo estoy lllevando bastante bien. Es una prueba de paciencia», comentó sin perder la sonrisa en ningún momento tras haber tenido que reescribir su calendario en varias ocasiones en los últimos tiempos.

A 164 días de la inauguración de la cita olímpica en la capital francesa, la nadadora es consciente de que no se pueden tener grandes expectativas en cuanto a medalla en París, y ya solo con estar allí sería un gran colofón para su carrera tras vivir la temporada más dura a nivel deportivo desde que se lanzara al agua con apenas 4 años para solucionar unos problemas de escoliosis.

La abanderada en Tokio 2020, tercera mujer en la historia de España después de la Infanta Doña Cristina (vela) en Seúl 1988 e Isabel Fernández (judo) en Atenas 2004, contó que su día a día no ha cambiado en cuando a horas de dedicación, «ya sea dentro como fuera del año», aunque sí que reconoce haber disminuido algo la intensidad debido a las lesiones, se ha olvidado de las pruebas largas, y se encuentra más enfocada en las distancias de los 200 mariposa y 400 estilos. La representante del Club Natació Barcelonala, al que llegó a finales del pasado año tras diez cursos en el UCAM de Murcia, dijo no haber variado demasiado sus rutinas de entrenamiento en los últimos años, aunque sí la estructura y los métodos llevados a cabo en el CAR de Sant Cugat.

Belmonte, que se pasó 14 meses sin competir por España por el largo proceso de recuperación de la lesión en sus dos hombros, tuvo la oportunidad para acceder a los Mundiales que se están celebrando en estas fechas en Doha. No podía clasificarse en ninguna prueba individual, sino como mucho en el relevo 4x200 metros libre, al que la Federación Española de Natación puso sus esperanzas en el Rotterdam Qualification Meet de finales de noviembre, y donde la de Badalona no estuvo a la altura. Las cuatro mejores marcas de España superaron el tiempo máximo estipulado (8:03.60 en total) y Belmonte directamente acabó en 53ª posición, con una discreta marca de 2:09.04.

Su impresionante palmarés luce cuatro medallas olímpicas (incluida una de oro en los 200 m mariposa, en Río de Janeiro 2016), seis mundiales y 13 europeas en los grandes campeonatos, pero no logra aumentar desde 2018. Aunque estuvo a punto de hacerlo en los Juegos de Tokio en 2021, donde de forma sorprendente hasta para ella misma, salió a relucir su ADN competitivo y se quedó a 23 centésimas de la medalla de bronce en los 400 estilos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios