Nicolás García Boissier. / c7

Nicolás García Boissier se trae una plata de Escocia

on motivo de su participación con la Selección Nacional en el Campeonato Nacional escocés

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El saltador del CN Metropole Nicolás García Boissier obtuvo la medalla de plata en el trampolín de 3m con motivo de su participación con la Selección Nacional en el Campeonato Nacional Escocés que tenía categoría Open y en el que participaron saltadores de gran nivel como los ingleses Jordan Houlden, subcampeón de Europa en Roma este año, o Ross Haslam, también plata en el europeo de 2018.

Nicolás comenzó su participación en el trampolín de 1m con un segundo puesto en las eliminatorias pero ya en la final no pudo con el poderío del propio Houlden o del jamaicano Yona Knight-Wisdom, medallista de plata en la penúltima Copa del mundo en Brasil. La competición de un metro no es la especialidad del saltador canario, no obstante supuso una excelente entrada en competición tanto física como mentalmente.

Pero en el trampolín de 3m es donde García Boissier se encuentra en su salsa. En esa altura, además de los durísimos rivales antes mencionados, se encontró también con Alberto Arévalo, compañero de equipo y olímpico en Tokio 2020 al igual que el metropolista y «enemigo» duro donde los haya por la altísima dificultad de sus ejercicios y la calidad de sus ejecuciones.

Así en los 3m Boissier mantuvo la regularidad que le ha hecho famoso: segundo en las eliminatorias con 360 puntos y segundo en la final con 371. Participación que confirma tanto el buen estado físico en el que encuentra como el excelente trabajo técnico que viene realizando en el Metropole junto a su entrenador Quique Martínez.

En cuanto al trabajo físico, la Federación Española cuenta con un nuevo aporte que está resultado capital para la mejora física de nuestro olímpico canario. Se trata de Arturo Ortiz, el mítico ex campeón de España de salto de altura, cuya entrada en el equipo de Nicolás está resultando vital.

La presente temporada se presenta dura pues hay retos importantes como el Campeonato de Europa en Cracovia al finales de marzo o, sobre todo el Campeonato del Mundo de Fukuoka en Japón que será el primer paso de dos para la clasificación olímpica de París 2024.