Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 17 de junio
Murray celebra el Sony Open en Hawái que ganó en enero. Reuters
Muere el golfista Grayson Murray, de 30 años, durante un torneo

Muere el golfista Grayson Murray, de 30 años, durante un torneo

El estadounidense, que ganó dos torneos del PGA Tour, había superado su adicción al alcohol

Javier Varela

Madrid

Domingo, 26 de mayo 2024, 07:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Luto en el mundo del golf por la inesperada muerte de Grayson Murray. El golfista, de 30 años, falleció en la madrugada del sábado unas horas después de participar en el Charles Schwab Challenge, torneo regular del calendario del PGA Tour. El golfista estadounidense se había retirado del torneo a falta de dos hoyos para finalizar el recorrido aduciendo una enfermedad no especificada. En ese momento, su tarjeta no era muy brillante con cinco bogeys y ningún birdie.

Grayson Murray, ganador de dos trofeos PGA, ocupaba el puesto 58 del ranking. El primero de esos torneos lo ganó en 2017, cuando todavía era un novato, fue el Barbasol Championship. Tras unos años sin grandes resultados, el pasado mes de enero volvió a saborear una victoria en el Sony Open en Hawái.

Natural de Carolina del Norte, Murray compartió universidad con el español Jon Rahm, Arizona State, con el que compartió recorrido en la tercera jornada del último Masters de Augusta disputado en el mes de abril.

Sus padres develan el motivo del fallecimiento

Sus padres han explicado a través de un comunicado que el golfista estadounidense se quitó la vida.

Declaración en nombre de Eric y Terry Murray:

Hemos pasado las últimas 24 horas tratando de aceptar el hecho de que nuestro hijo se ha ido. Es surrealista que no sólo tengamos que admitirlo ante nosotros mismos, sino que también tengamos que reconocerlo ante el mundo. Es una pesadilla.

¿Grayson era amado? La respuesta es sí. Por nosotros, su hermano Cameron, su hermana Erica, toda su familia, sus amigos, sus compañeros jugadores y, al parecer, muchos de los que ahora están leyendo esto. Fue amado y lo echaremos de menos.

Nos gustaría agradecer al PGA Tour y a todo el mundo del golf por su gran apoyo. La vida no siempre fue fácil para Grayson y, aunque se quitó la vida, sabemos que ahora descansa en paz.

Por favor respeten nuestra privacidad mientras lidiamos con en esta increíble tragedia y honren a Grayson siendo amables unos con otros. Si ese se convierte en su legado, no podríamos pedir nada más.

Luto en el golf

Jay Monahan, comisionado del circuito estadounidense, ha comentado tras el trágico deceso que se quedaron «desolados al enterarnos», añadiendo que «se nos rompe el corazón al compartirlo: el golfista del PGA Tour Grayson Murray ha fallecido esta mañana. No tengo palabras». Según palabras de Monahan, «el PGA Tour es una familia y cuando pierdes a un miembro de tu familia, nunca vuelves a ser el mismo. Estamos de luto por Grayson y rezamos por el consuelo de sus seres queridos» concluyó.

«Me puse en contacto con los padres de Grayson para ofrecerles nuestras más profundas condolencias y durante esa conversación me pidieron que continuáramos con el torneo. Se mostraron firmes en que Grayson querría que lo hiciéramos. Por difícil que sea, queremos respetar sus deseos», finalizó, sin decir nada sobre los motivos de la muerte del jugador.

Problemas en el pasado con el alcohol

Murray, que se convirtió en profesional en 2015, tuvo problemas con el alcohol como el mismo reconoció en alguna ocasión y por el que llegó a ingresar en un centro de desintoxicación. En el torneo Bermuda Championship de 2022 tuvo un accidente cuando conducía una scooter que a punto estuvo de costarle la vida.

Un año antes, Murray tuvo una pelea en un bar del hotel de Waialae, por el que tuvo que declarar ante los rectores del PGA Tour antes de que fuera puesto en libertad condicional. «¿Qué por qué estaba borracho? Porque soy un maldito alcohólico que odia todo lo que tiene que ver con la vida en el PGA Tour y esa es mi vida de escape», llegó a decir.

En el Open de México de 2023 volvió a beber antes de salir a jugar. «Hice 79 golpes. Llegué a casa y tuve un ataque de ansiedad que duró cuatro días. Fue el peor sentimiento que jamás haya tenido; no quería volver a pasar por eso nunca y fue la última vez que tomé una copa», confesó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios