El CH Molina Sport Gran Canaria persigue el triplete en la máxima competición nacional. / C7

Supercopa de España

El CH Molina Sport inicia este sábado el sueño de ganar la Supercopa

Tras haber levantado al cielo los títulos de la Copa del Rey y de la Liga Élite, aparece un nuevo trofeo en el horizonte para el combinado grancanario

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El CH Molina Sport Gran Canaria va a luchar por el primer título de la temporada al participar en una Supercopa de España en la que será anfitrión. Para poder levantarla tendrán que vencer primero al HC Rubí Cent Patins este sábado, a partir de las 19.00 horas, en semifinales, citándose en la gran final con el ganador del duelo entre Caja Rural CPLV y Tres Cantos. Los amarillos llegan después de haber conquistado Liga Élite y Copa del Rey, por lo que el sueño de cerrar 2022 con tres trofeos servirá de gran motivación.

Para lograrlo, la entidad presidida por Alejandro Molina ha confeccionado un equipo que mantiene el bloque que se coronó en la 2021-2022 y añade piezas de mucha calidad como las de Tordera, Miquel Cabalin o Dani Gutiérrez entre otros. De ese modo, intentarán alzarse con la que sería la primera Supercopa de su historia para cerrar 2022 con un espectacular triplete.

La motivación en lo alto, pero los pies en el suelo. El Molina Sport está con ganas de empezar la temporada con un nuevo título. Sabe que es anfitrión, que va a poder tener a su gente con ellos y que la Supercopa es un trofeo ideal para coronarse. A pesar de todo, los insulares llegan a este primer partido oficial de la campaña con la mente bastante clara, ya que lucharán hasta el final sin dejar de ser muy humildes.

Mantiene las piezas importantes

Para este año el equipo mantiene piezas importantes como Baldwin, Tenemyr, Mooney o Tomàs, añadiendo más potencial si cabe, sobre todo, en ataque. La idea es volver a estar en la pelea por todo mirando de reojo a esa Copa de Europa que en 2022 no ha podido disputarse. Para poder hacer un buen curso, empezar bien es vital, por lo que esta Supercopa será un testeo ideal y puede ser un empujón para todo lo que está por venir a lo largo de lo que será la 2022-2023 con sus exigencias.

Pelear como nunca y soñar como siempre es lo que hará un Molina Sport Gran Canaria que en este tipo de partidos, y ante un rival como Rubí, debe de tener la cabeza fría sin dejar de lado que bajo su camiseta late el corazón de un campeón.

Por su parte, l a escuadra catalana llega a la isla y a la Supercopa como tapados. Sin embargo, por lo que demostraron el curso pasado son un equipo peligroso y lo van a volver a ratificar en este nuevo torneo. En ese sentido, saben que para poder llegar a buen puerto tienen que vencer a un Molina que irá con todo y al que el año pasado no pudieron ganar. Aun así, llegan con las suficientes ganas y potencial para intentar dar un campanazo. Llegan a la isla sin nada que perder y con muchísimo por ganar.

Entre los nuevos jugadores de Rubí destaca el ex del Molina, Pol Jansa, quien conquistó títulos vestido de amarillo.