Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 21 de abril
Gesto de concentración de Juan Martín durante un entrenamiento. C7
La increíble historia de Juan Martín: de Gran Canaria a Tailandia para ser leyenda del muay thai

La increíble historia de Juan Martín: de Gran Canaria a Tailandia para ser leyenda del muay thai

Deportes de Contacto ·

Campeón de todo y figura del país asiático, en el que lleva radicado hace casi veinte años, el luchador grancanario ha alcanzado la cima

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 15 de septiembre 2023, 15:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Juan Martín (Las Palmas de Gran Canaria, 1989) es una eminencia en el muay thai en Tailandia, donde lleva radicado desde hace casi veinte años. Su sueño de triunfar en las artes marciales mixtas le llevó al otro lado del mundo y allí ha alcanzado la plenitud profesional en una disciplina a la que se ha entregado en cuerpo y alma desde sus inicios en el Gimnasio Ital. Su historial no puede ser más extenso y brillante a la luz de una trayectoria que sobrepasa ya las 200 peleas, que se dice pronto. Así, entre otros méritos y laureles, es campeón de la WMTF (World Muay Thai Federation), con más de diez defensas efectivas, vigente monarca, también, del cinturón IMSA (Asociación Internacional de Muay Thai), conquistas que le han convertido, por derecho propio, en referencia obligada en su peso de 61 kilogramos.

Ahora está de regreso a su tierra para participar como estrella invitada este sábado en The Battle Championship, una velada de peleas de artes marciales mixtas que tendrá lugar en el Gran Canaria Arena.

Y él, un desconocido en la ciudad que le vio nacer pero estrella consagrada en Oceanía, se toma este reto «lleno de ilusión y motivación» porque, como presume, «ser canario es algo que se lleva en el corazón por muchos años fuera y kilómetros de distancia».

«Me pone muy feliz regresar a casa, aunque aquí casi ni he peleado. Es una sensación un poco rara porque más de media vida la he pasado en Tailandia, donde hice todo lo que me ha permitido estar en un lugar privilegiado del deporte que me cautivó siendo un niño. Mi hijo, además, nació allí. Pero, a la vez, siempre he tenido muy presente mis orígenes. Mi familia vendrá a verme y eso ya es para mí un motivo increíble para dar lo mejor que tengo en este evento», argumenta.

Ese aliciente de ser profeta en Gran Canaria, algo que no ha sido posible hasta ahora, le empujó a aceptar un reto que asume «con una ilusión tremenda», lo que anticipa su mejor versión en un día que lleva esperando largo tiempo.

«He tenido la suerte de hacer realidad todo lo que pensaba cuando empecé siendo un adolescente y sacrificándome al máximo, dejando atrás a la familia y todo mi entorno para aceptar todas las exigencias del muay thai. Y no me arrepiento. Haría lo mismo si volviese atrás. Ahora regreso y quiero que la afición vea todo lo que doy cuando compito», anticipa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios