Tiger Woods enfunda a Dustin Johnson la chaqueta verde de campeón del Masters de Augusta. / Reuters

Golf

Dustin Johnson conquista su primer Masters de Augusta

Jon Rahm acabó séptimo, a 10 golpes del número uno del mundo, que firmó un histórico 20 bajo par para ganar su segundo título de Grand Slam

COLPISA/AFP Augusta

El estadounidense Dustin Johnson, número uno del golf mundial, conquistó este domingo su primer Masters de Augusta con la mejor puntuación (20 bajo par) de la historia de este emblemático torneo de Grand Slam.

El estadounidense, que se adjudicó el segundo trofeo 'major' de su carrera tras el Abierto de Estados Unidos de 2016, se convirtió en el primer número uno en triunfar en el Augusta National desde Tiger Woods en 2002.

A cinco golpes de distancia quedaron empatados el australiano Cameron Smith y el debutante surcoreano Im Sung-jae, mientras que Tiger Woods, que defendía el título, se hundió este domingo hasta el puesto 38 compartido.

El español Jon Rahm, número dos del mundo, concluyó en séptima posición, a 10 golpes del campeón, y el mexicano Abraham Ancer, que comenzó la última jornada en la segunda plaza, cayó hasta el decimotercer lugar.

Dustin Johnson, de 36 años, llegaba como favorito a la última ronda con una ventaja de cuatro golpes y en el último recorrido dio toda una exhibición de carácter al recuperarse de un mal inicio. Dos bogeys consecutivos en el cuarto y quinto hoyo hicieron caer su ventaja a solo dos golpes respecto a Smith.

Pero el estadounidense, que en el pasado dejó escapar la victoria en la última ronda en cuatro torneos de Grand Slam, espantó esos fantasmas con cinco birdies que le impulsaron hasta una tarjeta de 68 golpes y un total de 268 (-20), la mejor puntuación nunca lograda en las 84 ediciones del Masters. «Sabía que tenía que ponerle presión pronto, pero (Johnson) fue demasiado bueno al final», reconoció Cameron Smith.

La pareja de Johnson, Paulina Gretzky, corrió a felicitar al campeón nada más terminar su último hoyo en el Augusta National, donde por primera vez en la historia no había espectadores presentes por la pandemia del coronavirus.

El mexicano Abraham Ancer, debutante en el Masters, tuvo una desafortunada última ronda, que había comenzado en el grupo en segunda posición con el sueño de conquistar su primer título y el primer Grand Slam para su país. Sin embargo, el jugador, de 29 años, cometió cuatro bogeys en los siete primeros hoyos y terminó con una tarjeta de 76 golpes, cuatro sobre par, cayendo hasta el 13º puesto compartido.

La pesadilla de Tiger

El estadounidense Tiger Woods, defensor del título, comenzó la jornada muy alejado de la cabeza y vivió una pesadilla en el hoyo 12 (par 3), con la peor puntuación de su carrera en un hoyo de un torneo de Grand Slam.

Woods necesitó de 10 golpes para superarlo, después de enviar dos pelotas al lago y una tercera al bunker. Este inesperado tropiezo hizo caer su puntuación total de -3 a +4 en la clasificación, terminando la ronda con 76 golpes en el 38º puesto compartido.

Con 11 golpes de diferencia al inicio de la jornada, Woods era consciente de que tenía escasas opciones de enfundarse su sexta chaqueta verde, con la que empataría el récord de Jack Nicklaus.

El ganador de 15 torneos 'major' igualó el jueves su mejor ronda inicial en Augusta con 68 golpes, pero fue perdiendo fuelle en las dos siguientes, y tendrá que esperar a un nuevo intento para lograr su título 83 de PGA, récord en el circuito.

Por su parte, Jon Rahm no logró remontar los puestos perdidos por sus sonados errores del sábado y terminó en el séptimo lugar, a 10 golpes del líder.

El Masters fue retrasado este año de abril a noviembre por culpa de la pandemia del coronavirus.

«Me parece un sueño»

Emocionado hasta las lágrimas, Dustin Johnson recibió de manos de Tiger Woods la chaqueta verde de ganador del Masters de Augusta, el trofeo con el que dijo haber soñado desde pequeño. «Honestamente, todavía me sigue pareciendo un sueño. Cuando era un niño soñaba con ganar el Masters, y que Tiger me ponga la chaqueta verde, me parece un sueño (...) No podría estar más emocionado», dijo el número uno mundial. Johnson, de 36 años, se crió a solo una hora en coche del Augusta National. «El Masters para mí es el torneo más grande, el que más quería ganar», subrayó junto a Tiger, ganador en cinco ocasiones del título.

«Estuve nervioso todo el día. Podía sentirlo», reconoció. «Estoy muy orgulloso de la forma en que me manejé en el campo (...) Fue un día difícil, siempre es difícil en un 'major', no importa lo bien que juegues, es igual de difícil», reconoció. Johnson dijo que batir el récord de puntuación del Masters «es un gran honor». «Las condiciones del campo ayudaron, pero igualmente hoy muy difícil por el viento», afirmó. «Estoy tan emocionado que no puedo ni hablar», comentó.