Europeo de balonmano

Los Hispanos aplican la ley del mínimo esfuerzo

Flojo partido de España, que reaccionó en el segundo tiempo para apuntarse el tercer triunfo en el Europeo

Víctor Borda
VÍCTOR BORDA

Tercer triunfo de los Hispanos. Sufrida victoria en un partido en el que Bosnia y Herzegovina, última de grupo, mandó durante muchos minutos en el electrónico. Cierta relajación ante la intrascendencia del encuentro que se notó en demasía. La mejoría defensiva en el tramo final de la segunda mitad y el cansancio que acumularon los primeros espadas balcánicos decidieron el choque. En lo poco positivo, el buen partido del 'comandante' Casado y los buenos detalles que dejaron los debutantes Odriozola y Márquez. Poco más.

Un partido de trámite en el que los hombres de Jordi Ribera no dieron su mejor versión, pensando ya en los rivales que vienen por delante, adversarios de cuidado en el camino hacia las semifinales. La anarquía del juego bosnio tampoco ayudó a que los españoles se centrasen desde el inicio.

España no se jugaba más que la honrilla, ya que estaba clasificada tras imponerse a Suecia en el partido anterior. Eso permitió a Jordi Ribera dar entrada a tres jugadores que debutaban en el Europeo, el portero Sergey Hernández, el extremo Kauldi Odriozola y el primera línea Chema Márquez, que ocuparon las plazas de Rodrigo Corrales, Aleix Gómez y Ángel Fernández, respectivamente. Hernández y Odriozola incluso fueron titulares en un intento del seleccionador de repartir esfuerzos ante los duros e importantes partidos que vienen por delante.

24 Bosnia y Herzegovina

Benjamin Buric, Peric (4), Herceg (4), Karacic (6), Vranjes (1), Terzic, Draganic (2) -equipo inicial-, Prce (3), Senjamin Buric, Lukic, Keskic, Vuksic, Hamidovic y Bojic.

28 España

Sergey Hernández, Peciña, Maqueda (2), Casado (7, 1p), Antonio García (1), Ariño (2), Odriozola (3) -equipo inicial-, Guardiola, Cañellas, Gurbindo (1), Tarrafeta, Solé (2), Figueras (3), Sánchez Migallón (2), Márquez (4, 1p) y Pérez de Vargas

  • Marcador cada cinco minutos: 2-2, 4-4, 7-7, 10-9, 12-22, 14-12 (descanso); 17-14, 18-17, 202-20, 22-24, 23-25 y 24-28.

  • Árbitros: Lah y Sok (Eslovenia). Excluyeron a los bosnios Vranjes (2), Senjamin Buric, Keskic, Terzic y Hamidovic, y al español Sánchez-Migallón (2).

España se lo tomó con calma, con demasiada calma. Blanda en defensa y espesito en ataque, lo que hizo que Bosnia y Herzegovina se comenzase a sentir muy cómoda. Con Benjamin Buric acertado bajo palos y con una primera línea con tres diestros que aprovechó la poca actividad defensiva española, los bosnios mandaron en la primera mitad. Nada que ver la defensa de los hombres de Jordi Ribera con la del día de Suecia. El rival se fue creciendo. De las primera igualadas, el equipo balcánico pasó a coger una renta que llegó a alcanzar los dos goles.

Cambios

El seleccionador español introdujo cambios y varió a una defensa con Kauldi Odriozola como avanzado para intentar complicar la circulación de balón rival. Pero ni por esas. España no fue capaz de reaccionar. Estrellado contra Buric, el ataque se mostraba sin ritmo y fallón. Eso provocó que el partido llegase al ecuador con ventaja de Bosnia (14-12). Los Hispanos habían jugado con seguridad los peores primeros treinta minutos de lo que va de Europeo. Tocaba reaccionar, mejorar y mucho el nivel defensivo y contar con un ataque más fiable.

España continuó con su 5:1 tras receso y Bosnia aprovechó para aumentar su renta a tres goles. Los Hispanos seguían sin encontrar el camino. Ribera regresó al 6:0 y el sistema defensivo mejoró, no era difícil. Pérez de Vargas ingresó en portería, que mejoró su rendimiento, y el debutante Chema Márquez comenzó a soltar el brazo. España igualó a 20 tantos solo con su mejoría atrás. Bosnia decidió atacar con siete jugadores de campo para intentar mejorar su ataque ante el trabajo defensivo español. Pero los errores en los lanzamientos de contraataque por parte hispana impidieron que pudiese abrir brecha. Muy fallones ante Buric, aunque Bosnia se fue diluyendo con un ataque cada vez más errático.

Los españoles remontaron finalmente y llegaron a colocarse a tres goles (22-25, min. 53). Los balcánicos iban perdiendo fuelle y los Hispanos impusieron la lógica. Al final, 24-28 para un equipo español que realizó un flojo encuentro y que logró reaccionar a tiempo para apuntarse la tercera victoria. La 'Main Round' espera