La patinadora rusa Kamila Valieva. / Reuters

Pekín 2022

Kamila Valieva podrá seguir compitiendo pese a consumir un fármaco prohibido

Al ser menor de edad y no haber dado positivo en los Juegos Olímpicos, el TAS le permite continuar para no causarle un daño irreparable mientras se resuelve el proceso por presunto dopaje

PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL EN PEKÍN

A pesar de su positivo por una sustancia prohibida en diciembre, la joven patinadora rusa Kamila Valieva podrá seguir compitiendo en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín. Así lo anunció este lunes el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que ha rechazado la suspensión solicitada el viernes por el Comité Olímpico Internacional (COI), la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y la Unión Internacional de Patinaje. El TAS ha basado su decisión en las «circunstancias excepcionales» que rodean a este caso, ya que Valieva, que solo tiene 15 años, es «persona protegida» por ser menor de edad. Al no recoger la AMA ni la Agencia Rusa Antidopaje (Rusada) ninguna disposición sobre la suspensión de personas protegidas y sí sanciones menores en caso de culpabilidad, el TAS cree que «impedir a la atleta competir en los Juegos Olímpicos le causaría un daño irreparable».

El motivo es que Valieva «no ha dado positivo en los Juegos Olímpicos de Pekín y todavía está sujeta a un procedimiento disciplinario siguiendo el positivo de la prueba antidopaje que se le hizo en diciembre de 2021». El día 25 de ese mes, tras una competición en San Petersburgo, se le realizó un análisis en el que dio positivo por trimetazidina, un medicamento para la angina de pecho incluido en la lista de sustancias prohibidas. Hasta que no se resuelva esa cuestión, el comité de tres árbitros del TAS ha preferido no suspenderla de la competición.

Reunido en Pekín durante la noche del domingo para escuchar a las partes implicadas, dicho comité también ha destacado el retraso en la notificación del positivo de Kamila Valieva, que fue notificado seis semanas después en plenos Juegos Olímpicos. Una demora que «no fue culpa suya» a tenor del TAS, que considera «apropiado» que la agencia rusa contra del dopaje le levantara la suspensión para seguir participando en Pekín 2022. El análisis fue efectuado por el laboratorio del Hospital Universitario Karolinska de Estocolmo y el resultado no fue notificado hasta varias semanas después, cuando la niña prodigio Kamila Valieva ya había deslumbrado al mundo con su cuádruple salto en estos Juegos Olímpicos de Invierno.

«No tendríamos este caso y no estaríamos aquí si el procedimiento del análisis se hubiera completado en una semana o diez días, como es generalmente el caso, por ejemplo, en los Juegos Olímpicos», recordó este lunes el director general del TAS, Matthieu Reeb. Además, Reeb explicó que el comité del máximo tribunal del deporte «solo tenía que decidir sobre la precisa cuestión de si había que imponer una suspensión provisional a la deportista». «No se le pidió que dictara sobre la naturaleza del caso ni examinara las consecuencias legales relacionadas con la prohibición en el patinaje artístico sobre hielo, porque esos asuntos se examinarán en otros procedimientos… y no necesariamente por el TAS», aclaró.

Reeb también aseguró que los tres miembros del comité del TAS, «árbitros especializados en leyes deportivas», habían «trabajado al margen de cualquier presión e influencia». Dicho panel, presidido por el italiano Fabio Iudica y formado por Jeffrey Benz de Estados Unidos y Vesna Bergant Rakocevic de Eslovenia, celebró su vista por videoconferencia desde las ocho y media de la tarde del domingo (hora de Pekín) hasta poco más de las dos de la madrugada del lunes. «Aunque tienen nacionalidades concretas, estos tres seres humanos han cooperado bajo una sola bandera, la del arbitraje deportivo», defendió Reeb.

Al ser el escándalo de estos Juegos, el 'caso Valieva' ha despertado el interés de los numerosos reporteros congregados en el Centro de Prensa de Pekín 2022, que han intentado hacerle preguntas sin éxito. Tras esta decisión, que sin duda seguirá alimentando la polémica, la nueva niña prodigio del patinaje ruso podrá seguir luchando por las medallas mientras se resuelve su positivo de diciembre por trimetazidina, un fármaco para la angina de pecho poco usado por peligroso que mejora el rendimiento físico. Con independencia del resultado final, la sombra de la sospecha vuelve a empañar la actuación de una deportista de Rusia, país vetado en los Juegos Olímpicos por su dopaje de Estado que solo puede competir bajo la bandera de su comité olímpico. A pesar de este cambio, parece que los viejos hábitos perduran.