España tendrá dos abanderados por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos

Saúl Craviotto y Mireia Belmonte serán los encargados de portar la bandera nacional durante la ceremonia inaugural

R.C.

La figura del abanderado es una de las más destacadas durante la ceremonia de inauguración de unos Juegos Olímpicos. Sobre él 'recae' el peso de portar la bandera de su país durante este protocolario acto de presentación de los atletas, y sobre él se centra buena parte de la atención de las cámaras durante el desfile.

Para su elección, una de las decisiones previas a la propia competición que más interés despierta, se tienen en cuenta habitualmente los méritos deportivos. Se busca también que sea una persona con carisma y que sepa transmitir los valores del deporte.

La ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 será pionera, ya que por primera vez en la historia el Comité Olímpico Internacional permitirá que sean dos las personas abanderadas por país. De hecho, es una recomendación que parte del propio COI, que animó a los comités nacionales a hacer uso de esta opción. Un símbolo de igualdad con el que también se busca mejorar y destacar la presencia de la mujer en el deporte. De hecho, en Tokio 2020 será la primera vez también en la que cada país tendrá la 'obligación' de estar representado por al menos un hombre y una mujer.

El Comité Olímpico Español tuvo muy clara su decisión a la hora de elegir abanderados, una elección avalada por los méritos deportivos de los deportistas elegidos. Son los deportistas españoles en activo con más medallas en unos Juegos Olímpicos, y ser los abanderados de la representación española es un reconocimiento extra para ambos.

Los deportistas encargados de abanderar a España durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán el piragüista Saúl Craviotto y la nadadora Mireia Belmonte. Ambos se han colgado 4 metales en sus participaciones olímpicas. Dos oros, una plata y un bronce para Craviotto; un oro, dos platas y un bronce para Belmonte. Ambos buscarán igualar la marca de David Cal, que es, con cinco, el deportista español con más medallas en sus participaciones en los Juegos Olímpicos.

Saul Craviotto, de 36 años, es Policía Nacional de profesión, y fuera del agua ha destacado también en la faceta televisiva. Se convirtió en el ganador de la segunda edición de MasterChef Celebrity, donde demostró su que su vena competitiva no tiene límites. Para este asturiano, Tokio 2020 será su cuarta participación olímpica. En las tres anteriores, logró hacerse con un oro en Pekín 2008, una plata en Londres 2012 y un oro y un bronce en Río 2016.

Mireia Belmonte, a sus 30 años, es la mejora nadadora española de todos los tiempos. Fue la primera en colgarse un oro, un hito que logró en Río 2016 en los 200 mariposa. El único oro logrado con anterioridad para la natación española lo había conseguido Martín López-Zubero en Barcelona 92.

Curiosamente, en Tokio 2020 será la primera vez que Mireia Belmonte participe en la ceremonia inaugural. No lo hizo ni en Pekín, donde debutó con tan solo 17 años, ni en Londres ni en Río debido a la incompatibilidad de horarios de este desfile con las pruebas de natación, que se celebraban siempre a la mañana siguiente.

Craviotto y Belmonte serán los encargados de tomar el relevo a Rafa Nadal, abanderado en Río 2016. En esta exclusiva lista figuran deportistas como Pau Gasol, David Cal, Luis Dorente o Isabel Fernández. En los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, el encargado de portar la bandera fue Felipe de Borbón.