Tokio 2020

Sandra Sánchez y Damián Quintero, abanderados en la clausura

Ambos karatecas, medallistas en la cuna de las artes marciales, serán los encargados de portar la bandera nacional en la ceremonia del próximo domingo

EMILIO V. ESCUDERO Enviado especial a Tokio

Los Juegos Olímpicos de Tokio han sido especiales para muchos deportistas, pero por muchas cosas serán inolvidables para Sandra Sánchez y Damián Quintero. Ambos, medallistas en la cuna de las artes marciales, serán los encargados de portar la bandera nacional en la ceremonia de clausura del próximo domingo.

Así lo ha anunciado el Comité Olímpico Español, que ha querido rendir un homenaje a ambos en los que han sido sus primeros y sus últimos Juegos. No seguirá el kárate en el programa olímpico en París 2024 y su presencia en la clausura es un reconocimiento a la labor de todos estos años dedicados a un deporte que no suele aparecer bajo los focos.

Sandra Sánchez se convirtió ayer en la primera mujer campeona olímpica en la modalidad de kata. Lo hizo tras un ejercicio perfecto en el Nippon Budokan, el templo de las artes marciales, y ante una rival japonesa.

Damian Quintero, plata tras caer ante el japonés, se va de los Juegos satisfecho y feliz, aunque aún tendrá un último día de fuertes emociones.

El domingo portará la bandera junto a Sandra Sánchez. Historia ambos del kárate español y universal. Dos personas, hombre y mujer, dando de nuevo ejemplo de igualdad como ya hicieron en la inauguración Saúl Craviotto y Mireia Belmonte.