Vídeo: Atlas

Snowboard

Queralt Castellet vuela a por su medalla más ansiada

Tras una temporada con tres podios, la catalana compite en sus quintos Juegos con el objetivo del metal olímpico que le falta en snowboard

PABLO M. DÍEZ Zhangjiakou (China)

Con el impulso de su reciente plata en los X Games de Aspen y de su paseo como abanderada de España en la inauguración de Pekín 2022, esta madrugada debuta en snowboard Queralt Castellet, una de las principales opciones nacionales de medalla. A sus 32 años, la rider catalana llega a sus quintos Juegos Olímpicos en su mejor momento deportivo y con el sueño de lograr por fin la única medalla que se le resiste en la modalidad del halfpipe.

Buena prueba de ello es que esta temporada se ha subido al podio en todas las competiciones en las que ha participado. Empezó en marzo del año pasado ganando el bronce en los Mundiales de Aspen, un metal que se sumaba a la plata lograda en 2015. En la cuenta atrás para viajar a China, acabó segunda en la prueba de superpipe disputada en diciembre también en Estados Unidos dentro del torneo Dew Tour, celebrado en Cooper Mountain. Y, a finales de enero, repitió ese mismo puesto en el halfpipe de los X Games, confirmando su seria candidatura al podio olímpico en China.

«Vengo con muchísima ilusión y, obviamente, voy a hacer todo lo posible para conseguir una medalla», explica a este periódico en la villa olímpica de Zhangjiakou, sede de la mayoría de pruebas de esquí y snowboard a 180 kilómetros de la capital china. A partir de las 9:30 de la mañana de este miércoles (2:30 de la madrugada, hora peninsular española), comienzan las dos rondas de clasificación para las semifinales y la final del jueves, que tendrán el mismo horario.

Tras debutar en los Juegos de Invierno de Turín 2006, donde acabó en el puesto 26, fue escalando posiciones en Vancouver 2010 (12º) y Sochi 2014 (11º) hasta acabar séptima y conseguir un diploma olímpico en Pyeongchang 2018. «No he subido al podio olímpico, pero espero hacerlo finalmente en Pekín», confiaba en una entrevista con este periódico justo antes de viajar a China.

Una vez superado el 'jet lag' de su vuelo desde Estados Unidos, Castellet ha tenido que acostumbrarse al blindaje anti-covid de estos Juegos. «Sabíamos que iba a ser una situación con muchísimo control, con las PCR y todas las restricciones, pero hemos tenido la sorpresa de que lo hacen de manera respetuosa y la gente es muy amable. Eso hace que estemos a gusto y podamos concentrarnos en nuestro deporte», contaba sonriente, pensando solo en la competición.

Duras rivales

A pesar de su buen estado de forma, no será fácil porque enfrente tiene a rivales como la estadounidense Chloe Kim, oro hace cuatro años en Pyeongchang, y la china Cai Xuetong, campeona en los Mundiales celebrados en Sierra Nevada en 2017. Con Kim primera, Castellet segunda y Cai tercera, ese fue el podio en diciembre durante el Dew Tour. Pero solo un mes después, durante los X Games, la primera plaza la ocupó la japonesa Sena Tomita, quien también acude a los Juegos.

Con sus vuelos acrobáticos, todas ellas desafiarán la gravedad en los trampolines del imponente Parque de Nieve de Zhangjiakou, donde se espera una lucha apasionante que ojalá traiga por fin la ansiada medalla olímpica para Queralt Castellet. Nacida en Sabadell (Barcelona) en 1989, empezó a practicar snowboard con seis años y, al principio, lo compaginaba con la gimnasia artística, deporte del que llegó a ser subcampeona de España en barra de equilibrio y oro en salto de potro en 2004. Presente durante los últimos 16 años en las más importantes competiciones, Castellet es una de las mejores figuras del circuito femenino y a su abultado palmarés solo le falta el broche de la medalla olímpica que quiere ponerle en Pekín 2022.