Tokio 2020 | Atletismo Eusebio Cáceres, a tres centímetros del bronce

El valenciano roza la medalla, pero un impresionante último salto de Tenteglou, que le vale el oro, le baja del podio olímpico

IGOR BARCIA Enviado especial a Tokio

Durante unos minutos, los que fueron entre su salto y el de Miltiadis Tenteglou, Eusebio Cáceres estuvo este lunes en el podio. En una de las finales de longitud más emocionantes de los últimos tiempos, el saltador de Onil enganchó un último salto de 8,18 metros que superaba al estadounidense Harrison y le colocaba tercero, todo un logro para un saltador siempre competitivo pese a una trayectoria marcada por los problemas físicos.

Quedaban Harrison, que falló, y el griego, que llevaba un concurso cruzado. Pero a un saltador de su clase siempre hay que temerle, y por desgracia para Cáceres, Tentoglou recaudó un salto de oro. Se fue a 8,41, el mismo registro que tenía desde el inicio Echevarría, y se proclamó campeón olímpico por su segunda mejor marca. Cáceres, que se había ido a un rincón a esperar acontecimientos, asistió resignado a la explosión de júbilo del griego. Para él era el cuarto puesto, la clásica medalla de chocolate que, pese a todo, es un gran resultado para Cáceres, este lunes en su versión más competitiva.

Porque después de pasar a la final con un 7,98, el valenciano estuvo siempre metido en el concurso. Empezó con un 7,96 que le sirvió para asentarse en las primeras plazas y para ganar confianza en una competición matinal donde siempre cuesta más entrar en calor y donde a priori las marcas se resienten.

A Juan Miguel Echevarría eso le da igual. Tras un salto de tanteo sobre 8,09 y un nulo, se fue hasta los 8,41 en el tercero, una marca que parecía poner ya el nombre a la medalla de oro. Pero el resto de competidores se igualaron en la pelea por el podio, y a ella también se sumó Eusebio Cáceres. En el segundo intento ya logró un 8,09 que le dejaba muy bien posicionado en la final de cara a los intentos decisivos. El cubano Masso hacía 8,21, destacándose ligeramente, mientras el resto de aspirantes se situaban entre el 8,15 y el 8,09.

Llegaba la hora de la verdad. Y el primer golpe de efecto. La pareja cubana, los dos primeros clasificados, se lesionaba y tenía que ver las últimas rondas sin poder saltar. En el quinto intento, todavía más igualdad. Tentoglou y Harrison saltaban 8,15 y Cáceres 8,12. A solo tres centímetros del sueño, en la quinta plaza.

Una última ronda preciosa

La última ronda fue preciosa de ver para el aficionado, pero angustiosa para los competidores. A los rostros de tensión de la pareja cubana por no poder saltar se le añadía el del competidor de turno, sabiendo que enganchar el salto del día significaba un puesto en el podio. Lo tuvo el sueco Montler, que se fue lejísimos pero hizo nulo por centímetro y medio. Llegó el turno de Cáceres y el de Onil desplegó su clase con un fantástico 8,18 que le llevaba al podio. Quedaba Harrison, que falló. Y Tentoglou. Pero su salto resultó inalcanzable. Un 8,41 que llevaba el oro a Grecia. Echevarría, lesionado, lo intentó, pero no pudo. Besó el suelo y dio las gracias por la plata. Cáceres ni eso. Al menos pudo dar las gracias por un fantástico concurso que le llena de «motivación» de cara al futuro. «Salgo de aquí motivado para el día de mañana, pero no solo para los próximos Juegos, están los Mundiales, los Europeos... estoy contento», admitió.

«Han sido mejores»

Su resumen de lo sucedido en la final es muy sencillo. «Han sido mejores que yo, he dado todo lo que tenía, me he encontrado bien físicamente y esto me encanta, me encanta competir. Así que me voy contento y motivado, porque sé que tengo muchísimo todavía que dar, soy muy cabezón, y hay que seguir trabajando porque saldrá, estoy seguro».

En la otra final matinal, Jasmine Camacho-Quinn ha ganado el duelo de 100 metros vallas a la estadounidense Kendra Harrison con notable autoridad. La puertorriqueña ha marcado 12.37 -ayer en semifinales hizo el récord olímpico con 12.26-, mientras su gran rival se ha quedado en 12.52. Megan Tapper, la jamaicana, ha completado el podio con 12.55.