Paula Badosa. / efe

Tokio 2020 | Tenis Badosa sigue soñando con las medallas

Vence a Podoroska en dos sets (6-2 y 6-3) y se clasifica para cuartos, donde se medirá a la verdugo de Osaka

EMILIO V. ESCUDERO Tokio

Paula Badosa no se cansa de romper barreras. A sus 23 años, el pasado mayo saboreó en Roland Garros los cuartos de final, la misma ronda que ha alcanzado ya en estos Juegos de Tokio en los que ya otea las medallas en el horizonte. Hasta ahí ha llegado tirando de autoridad, como si fuera una veterana acostumbrada a las cumbres.

Solo así se entiende que en su duelo de tercera ronda no tuviera dudas y que pasara por encima de la argentina Podoroska en un encuentro muy rápido que solucionó en dos mangas (6-2 y 6-3).

Después del maratón que tuvo que superar ante Mladenovic en segunda ronda, la catalana se dio un respiro y pudo tomar fuerzas para pensar en los cuartos, que disputará ante Vondruosova, verdugo de Osaka en Tokio.

El calor sofocante de Tokio se hizo aún más pegajoso por la lluvia caída durante la madrugada y buena parte de la mañana. Humedad que complicó el ambiente e hizo más duro aún jugar sobre el cemento del Ariake Tennis Center. No lo notó Badosa, plena de fuerzas a estas alturas de torneo, que arrolló a Podoroska con un servicio muy seguro y sin cometer apenas errores.

Solo al final del último set le pudieron los nervios y, cuando se disponía a cerrar el encuentro, cedió varias bolas de partido y su propio servicio. Un error que pudo solventar en el siguiente saque para cerrar su clasificación para cuartos.