Saul Craviotto y Mireia Belmonte, abanderados en los Juegos de Tokio. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

España acudirá con 314 deportistas a los Juegos de Tokio

Los karatecas Sandra Sánchez y Damián Quintero, el judoca Niko Sherazadishvili, los triatletas Mario Mola y Javier Gómez Noya, el vallista Orlando Ortega o la halterófila Lydia Valentín son algunas de las opciones más sólidas a medalla de la delegación española

R. C. MADRID

Un total de 314 deportistas, de los cuales 183 serán hombres y 131 mujeres, compondrán la delegación española en los Juegos Olímpicos de Tokio, que se celebrarán entre el 23 de julio y el 8 de agosto. Una cita en la que el piragüista Saúl Craviotto y la nadadora Mireia Belmonte se convertirán en la primera pareja que oficie como abanderada en la ceremonia de inauguración.

La sede del Comité Olímpico Español (COE) ha acogido este miércoles la Junta de Federaciones Olímpicas en la que se ha aprobado la composición final de la delegación olímpica que representará a España en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. A los atletas habrá que sumarles los aproximadamente 225 oficiales que también formarán parte de la expedición, por lo que la delegación que se desplazará hasta los Juegos estará compuesta aproximadamente por un total de 539 personas.

Alejandro Blanco, presidente del COE, ha felicitado a todas las federaciones por «el excepcional trabajo que han hecho». «Es de valorar que con la situación que estamos atravesando hayamos conseguido clasificar a tantos deportistas. Es un verdadero éxito», ha señalado el dirigente, que sin especular sobre objetivos ha lanzado un mensaje esperanzador. «El equipo que llevamos y los resultados que estamos teniendo nos invita a ser optimistas y a tener grandes resultados», ha manifestado.

Presencias y ausencias

Entre los componentes de la expedición, ocho más que en los Juegos de Río 2016, donde se consiguieron 17 preseas, aparecen sólidas opciones a medalla como los karatecas Sandra Sánchez y Damián Quintero, el judoca Niko Sherazadishvili, los triatletas Mario Mola y Javier Gómez Noya, el vallista Orlando Ortega o la halterófila Lydia Valentín.

Las bajas más notables son la de la jugadora de bádminton Carolina Marín, oro en Río 2016 que se perderá la cita por una lesión de rodilla, y la del tenista Rafa Nadal, oro en Río en dobles y campeón en Pekín 2008 en individuales, que optó por renunciar a Tokio para recuperarse de los esfuerzos hechos en lo que va de temporada. «A Rafa Nadal y Carolina Marín no solo les echaremos de menos nosotros, sino todo el Movimiento Olímpico», ha indicado Alejandro Blanco, que ha hecho una mención especial a la tenista Carla Suárez, que participará en los Juegos tras superar un cáncer. «Cuando he visto en el listado a Carla he tenido una sensación de felicidad. Ha hecho por la lucha con la vida lo que hace compitiendo. Ha demostrado que no hay reto que no se pueda cumplir, ni obstáculos que no se puedan superar», ha resaltado.