John Shurna, en el choque frente al Joventut. / ACB PHOTO / M. HENRÍQUEZ

John Shurna avanza en su puesta a punto tras someterse a un escáner y visitar a un especialista

El jugador de Illinois, con el alta médica ya tras los resultados positivos por una neumonía bilateral, pero no deportiva, se ejercita en solitario

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria.

«Tras realizarle el seguimiento médico, se determinó que John Shurna sufre una neumonía bilateral. La evolución del jugador es favorable, aunque continúa con seguimiento médico estricto y estará de baja por tiempo indeterminado dependiendo de su evolución». Este comunicado del Club Baloncesto Gran Canaria el pasado 18 de enero supuso un varapalo para un combinado claretiano que brillaba en la EuroCup, pero que no levantaba cabeza en la Liga Endesa, intuyendo una ausencia de dos o tres meses alejado de las pistas.

Sin embargo, John Shurna entra en la recta final para volver a las pistas cuanto antes y prosigue dando pasos para mejorar su salud. El interior norteamericano se sometió a un escáner para la exploración de los pulmones y visitó a un especialista, siendo los resultados positivos para recibir el alta médica.

El jugador de Illinois, de 31 años y que cumple su tercera temporada en la isla, se ejercita en solitario para recuperar el peso perdido durante este tiempo y, sin concretar el momento todavía, cuenta los días para volver al grupo que dirige Porfi Fisac, si bien no se espera su participación antes del parón por la disputa de la Copa del Rey (17-20 de febrero) y por la ventana FIBA (del 21 de febrero al 1 de marzo).

Precisamente, una de las mejores noticias del día de la victoria frente al Valencia Basket en la competición continental el pasado martes fue ver a John Shurna trabajar sobre el parqué del Arena en las horas previas a la celebración del compromiso. Un paso para un regreso esperado.