Juan Espino, en Las Vegas. / c7

El Guapo, desde Las Vegas: «La motivación no puede ser mayor»

El sábado pelea ante Romanov en su tercera aparición en la jaula de la UFC

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran canaria

A horas de su tercera pelea en la jaula de la UFC, y ya en Las Vegas, ciudad en la que debutó, allá por 2018, en la franquicia universal de la artes marciales mixtas y en la que volverá a comparecer el sábado ante todo el mundo, Juan Espino, El Guapo, admite que «las sensaciones no pueden ser más especiales». A medida que se acerca el momento de saltar al octágono, el luchador grancanario experimenta la subida de adrelina que necesita para afrontar «a tope» su pulso con el moldavo Alexander Romanov.

Y pese a los rigores de la pandemia, la atmósfera especial que siempre conllevan las galas de la UFC cala como siempre. «Los actos promocionales no paran y la expectación es total. Desde que llegué a Las Vegas lo percibo así y la motivación no puede ser mayor», asegura desde la capital de Nevada.

Atrás ha quedado su campamento de trabajo en Miami, bajo la rutina del American Top Team y con primeras figuras mundiales insertadas en sus entrenamientos. Ahora llega el momento más esperado desde que el pasado 27 de septiembre, en la isla de Yas de Abu Dábi, se impuso al estadounidense Jeff Hughes. Si entonces ya confirmó sus progresos y avances en el escenario más exigente del planeta, lo que viene ante Romanov esconde el premio de entrar en una nueva dimensión: el Top 15 mundial.

«Tenía muchas ganas de volver a Las Vegas, de recordar lo que he vivido aquí y de motivarme para lo que puedo conseguir. Están siendo momentos muy intensos y bonitos y me veo preparado y capacitado a todos los niveles para lograr mi objetivo, que no es otro que ganar. Física y mentalmente me veo como nunca», insiste.

El Guapo quiere «demostrar y plasmar» ante Romanov sus buenos presagios, lo que va a requerir de su mejor versión: «Ahora lo que me queda es concentrarme y canalizar mi fuerza de mejor manera posible. Ahí va a estar la clave de la pelea, como ya he repetido varias veces. Evitar errores tiene una importancia capital cuando el nivel es tan parejo como el que hay entre Romanov y yo».

«¿Favoritos? Ambos tenemos nuestras armas. Yo me veo muy bien y confío en mis posibilidades al cien por cien. Supongo que él estará igual. Eso sí, será difícil que a ilusión me supere. Porque mi motivación, en estos momentos, es insuperable. Sé lo que me ha costado llegar hasta aquí y qué debo hacer ahora que me he hecho sitio entre los mejores», añadió.

Descanso, repaso a últimos detalles de tipo técnico y tratar de mantener la tranquilidad son las consignas para la víspera con vistas al desafío ante Romanov. El pesaje oficial de mañana, además de todos los compromisos oficiales que implica el sello UFC alterarán, en parte, ese aislamiento que desea El Guapo para sobrellevar la espera.