Gran Canaria, en la cima del vóley nacional

Los dobletes del Guaguas (Copa y Superliga) y Olímpico (Liga Iberdrola y Copa Princesa) elevan a los altares a las dos entidades isleñas. Y prometen más títulos

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO Las Palmas de Gran Canaria

Los dobletes conquistados por el CV Guaguas (Copa del Rey y Superliga) y el JAV Olímpico (Copa de la Princesa y Liga Iberdrola) elevan a Gran Canaria a la cima del vóley nacional en un curso histórico por los hitos alcanzados por ambas entidades isleñas.

Nadie ha dado más triunfos y alegrías a Gran Canaria que aquel famoso Guaguas Las Palmas (también denominado Constructora Atlántica Canaria, CV Gran Canaria, Pepsi Gran Canaria y Jusan Canarias). Todo comenzó en el año 85, cuando el CV Calvo Sotelo asciende a la máxima categoría del voleibol nacional para ser protagonista de un hito irrepetible (5 Ligas consecutivas, 6 Copas del Rey, una Supercopa de España...) y que ahora vuelven a tomar el testigo algunos de aquellos culpables de que toda una isla se volcara al unísono con los que fueron sus ídolos a finales de los 80 y buena parte de los 90.

Juan Ruiz, en su mismo trono presidencial; Paco Sánchez Jover, ahora en la junta directiva; y Sergio Miguel Camarero, en labores de técnico, la han vuelto a liar con un doblete ya histórico en el regreso a la élite de un club que nunca debió desaparecer.

En solo una temporada han vuelto a recuperar la hegemonía nacional, una gesta aún en proceso de crecimiento que Juan Ruiz y todo su grupo de trabajo prometen volver a consolidar.

Al JAV Olímpico, por su parte, le ha costado muchos años lograr un gran título. Tras consolidarse en la Liga Iberdrola e, incluso, coquetear con los puestos altos en las últimas temporadas, el subtítulo copero, que se le escapó por poco, y la conquista de su primera Liga confirman su mejor momento para coger el testigo del desaparecido Hotel Cantur, campeón de Liga en la temporada 2002/03 y subcampeón en otras cuatro ocasiones.

Su primer título de Copa de la Princesa, también este curso, confirman su apuesta por la base y garantizan el futuro de una entidad capitalina dispuesta, y ahora sí preparada, a ser referente los próximos años.

Guaguas y Olímpico son el presente y el futuro del voleibol nacional. Gran Canaria, como antaño, vuelve a estar en la cima, allí donde pretenden permanecer e, incluso, expandirse lejos del territorio español. El vóley grancanario está de moda y sus triunfos son motivos de alegría en tiempos donde las buenas noticias son doblemente bienvenidas.