Borrar
Los hinchas del Leverkusen portan una pancarta en la que se lee 'Rey Xabi' Afp
'King Xabi', el dandi de Zubieta que se convirtió en el héroe del BayArena
Bayer Leverkusen

'King Xabi', el dandi de Zubieta que se convirtió en el héroe del BayArena

El curso del cosmopolita donostiarra está siendo tan arrollador que puede acabarlo con un triplete histórico desde la táctica del invencible Leverkusen, aún invicto esta temporada

Isaac Asenjo

Madrid

Domingo, 14 de abril 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Lució en el escaparate de neón de los banquillos más importantes del Viejo Continente hasta que decidió un Viernes Santo poner fin al culebrón sobre su futuro, sellando un año más su continuidad en el club con el que ha puesto fin a la hegemonía del Bayern de Múnich en Alemania. Xabi Alonso se alzó con el título de la Bundesliga desde la táctica del invencible Bayer Leverkusen en el barrio de Bismarckstraße, sobre el verde del BayArena, donde el conjunto de la 'aspirina' no ha hincado la rodilla en un curso histórico en el que tampoco sabe lo que es perder como visitante.

El técnico vasco alteró de por vida el mito de 'Neverkusen', que solo contaba hasta este curso con dos títulos en sus vitrinas -una Copa de la UEFA ganada al Espanyol (1988) y la Copa de Alemania ganada al Werder Bremen (1993), para sumar la gloria de la primera ensaladera en la historia de la entidad que baña el río Rhin. Los pupilos del tolosarra cantaron el alirón y concluyeron la obra que el arquitecto comenzó en octubre de 2022, cuando llegó al histórico club propiedad de la farmacéutica Bayer procedente de la Real Sociedad B, el equipo filial del club donostiarra, al que logró ascender a Segunda por primera vez después de 60 años de ausencia en la categoría.

Con la misma distinción que tenía para la precisión en el pase y cuidado del balón en su época como futbolista, el técnico completó un mandato brillante en las categorías inferiores del fútbol español hasta aterrizar en el estado de Renania del Norte-Westfalia, donde formuló una propuesta reconocible, dinámica y veloz. El Liverpool y el Bayern de Múnich, dos de sus antiguos clubes como futbolista, le hicieron ojitos para suplir a Jürgen Klopp y Thomas Tuchel, respectivamente, antes de confirmar que ampliaría su vinculación con la entidad que le brindó su primera experiencia real en la élite. Fue un sueño para parte de la junta directiva del Barça, club donde se hizo histórico su padre Periko; y suena en las oraciones del Real Madrid cuando Carlo Ancelotti abandone la nave de Chamartín.

Testigo de evoluciones y revoluciones, el campeón del mundo con España en aquella inolvidable noche de Sudáfrica en 2010 sentenció la Bundesliga ampliando su histórico invicto hasta los 51 partidos (42 triunfos y 9 empates) en la cima de la competición, con 90 puntos, 18 por encima de la potencia del Allianz Arena.

«Su menú tiene estrella Michelin»

El curso del cosmopolita técnico español está siendo tan arrollador que aún lucha por acabarlo con dos títulos más el de Copa -disputará la final el próximo 25 de mayo ante el Kaiserslautern- y la final de la Europa League ante el Atalanta. Un posible triplete histórico para el que a día de hoy es el único equipo que se sostiene invencible en toda Europa en esta temporada, sin que nadie se acerque a sus números, con 143 goles a favor y 39 en contra entre las tres competiciones.

Una temporada inigualable para estar a la altura de los mejores números de la historia en la máxima categoría de Alemania, que hasta ahora ostentaba en solitario el Bayern de Pep Guardiola en la temporada 2015-16, que acabaría ganando la liga con 88 puntos. El de Sampedor dirigió al vasco cuando jugaba en la capital del estado federado de Baviera, y es una de las diversas fuentes de las que ha bebido el que fuera 114 veces internacional con La Roja, donde primó una filosofía antagónica a la de José Mourinhio, del que fue alumno aventajado y del que aprendió que no hay un único camino para conseguir la victoria.

Su 3-4-2-1 moderno que pasa a ser un 4-4-2 o incluso un 3-5-2 en algunas fases de los encuentros funciona a la perfección, y ha conseguido que aparezca la mejor versión de futbolistas de talento, como Alejandro Grimaldo, Xhaka, Hofmann, Boniface, Frimpong o el cada vez más cotizado Florian Wirtz. «Su menú, como buen vasco, tiene estrella Michelin. Ha trabajado con entrenadores como Benítez, Ancelotti o Heynckes. No es posible más; además, tiene un currículum asombroso», elogió recientemente en la prensa germana Reiner Calmund, director deportivo que logró llevar al Leverkusen a su única final de Champions en 2002.

Icono de estilo y sin miedo al fisco

Un triunfo para este gentleman con enorme visión de juego sobre el verde y estilo hasta cuando se le ha visto sacar a pasear al perro. 'Hípster' en sus inicios en la factoría de Zubieta como capitán de la Real Sociedad de San Sebastián, donde fue nombrado Tambor de Oro, y más recientemente persona 'non grata' en su barrio donostiarra a raíz de la acusación de ilegalidad por construirse un enorme chalet que se alza en un paraje del monte Igeldo.

Estilo british del que en ocasiones hace gala por el barrio de Bismarckstraße para un clásico como los Beatles que cuenta con pasado glorioso en Anfield, donde logró una Liga de Campeones, e impecable trayectoria en el Bernabéu con incursiones en el mundo de la moda hasta alzar la ansiada décima Champions de los blancos. Un palmarés espectacular que en breve ampliará como entrenador, y al que puede sumar hasta una batalla judicial ante la Agencia Tributaria, que le acusó de varios delitos fiscales por la cesión de sus derechos de imagen a una empresa radicada en el extranjero.

El guipuzcoano es un hombre del fútbol diferente y su lucha con Hacienda no tiene precedentes, puesto que muchos de los compañeros de profesión que pasaron antes que él por los juzgados terminaron aceptando pagar y evitar de esta manera una condena de prisión. Él dijo estar seguro de que lo había hecho todo bien y fue hasta el final. El Tribunal Supremo confirmó su absolución en octubre del pasado año y Xabi Alonso cambió la historia para que su nombre no apareciera en la lista de condenados por fraude fiscal.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios