Borrar
Una temporada de racismo contra Vinicius: «Es inhumano»

Una temporada de racismo contra Vinicius: «Es inhumano»

El jugador del Real Madrid publica en sus redes un vídeo con los menosprecios vividos en varios estadios. Hasta hoy se han registrado 10 denuncias por xenofobia contra Vinicius, mientras que LaLiga, sin potestad de sancionar, solicita dichas competencias

Isaac Asenjo

Madrid

Martes, 23 de mayo 2023, 08:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Mientras el color de la piel sea más importante que el brillo de los ojos, habrá guerra. Tengo esa frase tatuada en mi cuerpo. Tengo ese pensamiento permanentemente en mi cabeza. Esa es la actitud y la filosofía que intento poner en práctica en mi vida. Dicen que la felicidad molesta. La felicidad de un negro brasileño victorioso en Europa molesta muchísimo más. Vinicius Júnior (Río de Janeiro, 2000) denunció el pasado mes de septiembre ser víctima de una campaña de racismo y xenofobia en los campos de fútbol de la Liga española. Los insultos hacia el delantero carioca no cesan y lo vivido en Mestalla este pasado fin de semana es la gota que colma el vaso con la situación del madridista.

«Negro de mierda». «Vete a recoger plátanos». «Eres un mono». Y así un largo etcétera de cánticos que se han ido escuchando en los diferentes estadios de Primera División a lo largo de esta temporada. Desde Pamplona a Sevilla, pasando por Valladolid, Barcelona o Valencia. Sin olvidar el incidente en que unos ultras del Atlético de Madrid colgaron de un puente de la capital española un muñeco con su camiseta simulando un ahorcamiento. Todos y cada uno de los hechos han sido recogidos por el futbolista en un vídeo colgado en sus redes sociales y en el que pide que se castigue a los responsables y a sus clubes por los casos de racismo.

«Con cada partido fuera, una agradable sorpresa. Y hubo muchos esa temporada. Deseos de muerte, un muñeco ahorcado, muchos gritos criminales.. todo registrado», comenzaba el comunicado del jugador, que ahonda en que no son «casos aislados» así como en las pocas medidas tomadas por parte de la competición. «Las pruebas están en el vídeo. Ahora me pregunto: ¿cuántos de esos racistas han tenido sus nombres y fotos expuestos en sitios web? Respondo con facilidad: Cero. Nadie para contar una historia triste o hacer esas falsas disculpas públicas», comentaba el ariete enfadado, que se hacía más preguntas en la publicación y pidió mano dura: ¿Qué queda para criminalizar a estas personas? ¿Y castigar a los clubes por deportes? ¿Por qué los patrocinadores no cobran a La Liga? ¿No se molestan las televisiones en transmitir esta barbarie cada fin de semana?

Por último, quiso finalizar el texto hablando de la gravedad de lo sucedido e incluso le mandó un dardo a Javier Tebas, presidente de LaLiga. «El problema es muy grave y las comunicaciones ya no funcionan. Culpándome a mí mismo para justificar actos criminales tampoco. No es fútbol, es inhumano», terminaba.

Horas después, volvía a la carga. «El racismo en los estadios españoles existía antes mismo de que yo hubiera nacido. ¿Qué ha cambiado hasta hoy?», tuiteaba haciéndose eco de un vídeo del canal Vamos de Movistar+ que recogía los insultos racistas sufridos por Roberto Carlos en un Barcelona-Real Madrid disputado en 1997.

Diez denuncias y dos condenas

El brasileño ha sufrido varios episodios lamentables de racismo en las gradas, con hasta diez denuncias por insultos en varios juzgados de la geografía española. Hasta el momento solo se han concretado dos condenas. Vive un 'déjà vu' hostil cada vez que pisa un césped rival. El Valencia informó que «expulsará del estadio de por vida a los aficionados que profirieron gestos racistas a Vinícius Jr» y este mismo martes la Policía Nacional ha detenido a tres hinchas por los insultos al brasileño el pasado domingo. Todos ellos están acusados de un delito de odio, según han informado fuentes de la investigación.

Para acelerar la identificación de los responsables de estos actos, la patronal informa en su página web que ha habilitado un canal de denuncias de manera telemática (www.laliga.com), en el que «los aficionados que puedan tener imágenes o algún indicio de la identidad» de aquellos que profirieran dichos insultos «puedan ponerse en contacto con LaLiga y facilitar la identificación necesaria para cursar las denuncias pertinentes».

A diferencia de Inglaterra, donde la Premier League y la Asociación Inglesa de Fútbol (FA) pueden castigar a los clubes o ultras por incidentes de abuso racista, LaLiga española no tiene la potestad de sancionar, solo de denunciar, por lo que solicitará tener más competencias sancionadoras, según informa este organismo en un comunicado este martes. «En los próximos días LaLiga solicitará formalmente que se proceda a la modificación de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte y de la Ley 39/2022, de 30 de diciembre, del deporte», indican en la nota, en la que apuntan que el objeto de la propuesta será solicitar que LaLiga pueda ejercer potestad disciplinaria sobre los incidentes de este tipo que acontezcan en los partidos de la competición profesional, de manera que los órganos disciplinarios de LaLiga puedan proceder a sancionarlos, entre otros, con «la clausura total o parcial del recinto deportivo, la prohibición de acceso al mismo en el caso de los socios/abonados y la imposición de sanciones económicas, sin perjuicio de la adopción de las medidas provisionales o cautelares que puedan proceder atendiendo a la naturaleza y gravedad de los hechos».

Desde la temporada 2018/2019, además de denunciar ante la Comisión Antiviolencia, la patronal eleva los casos a la Fiscalía de Delitos de Odio. La primera vez que lo hizo fue en 2020, cuando Iñaki Williams, delantero del Athletic de Bilbao, fue insultado por varios aficionados en el estadio del Espanyol. A la hora de imponer sanciones, la responsabilidad es de la Delegación del Gobierno, la Secretaría de Estado de Seguridad, el Ministerio del Interior y el Consejo de Ministros (según la Ley 19/2007) y, por otro lado, de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y su Comité de Competición (según los artículos 34 y sig. de la Ley 19/2007).

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, se reunió este lunes en el Consejo Superior de Deportes para mostrar su más «absoluto rechazo» a lo ocurrido el día anterior en el estadio de Mestalla. «Se están llevando a cabo las tareas de análisis de las imágenes disponibles para lograr la identificación de los autores de dichos insultos y comportamientos para proponer las correspondientes sanciones», explican en una nota. En ella recuerdan que en la presente temporada la Comisión Permanente ya ha propuesto sanciones por hechos similares que, debido a su gravedad, ascendieron a 4.000 euros e incluyeron la prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de un año a un abonado del Mallorca que profirió ofensas a Samu Chukwueze en un Mallorca-Villarreal y a Vinicius en un encuentro que tuvo lugar el pasado 5 de febrero en Son Moix.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios