Borrar
Sergio Ramos posa con la camiseta del PSG. Foto: Efe | Vídeo: Atlas
Mercado

Ramos, experiencia y liderazgo para el asalto del PSG a la Champions

La llegada del central que hizo historia en el Real Madrid apuntala un once de lujo con el que el club parisino aspira a reinar por fin en Europa

Óscar Bellot

Madrid

Miércoles, 7 de julio 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El PSG ha decidido poner toda la carne en el asador para alcanzar su última frontera: esa Champions que sigue resistiéndosele al club parisino pese a la multimillonaria inversión acometida desde el desembarco catarí en la ciudad de la luz. El fichaje de Sergio Ramos para las dos próximas temporadas, oficializado este jueves horas después de que unas declaraciones suyas publicadas antes de tiempo en los medios oficiales de la entidad del Parque de los Príncipes adelantasen su incorporación, sirve para apuntalar un once de lujo con el que el conjunto francés tratará de reinar por fin en Europa, tras los asaltos fallidos de las últimas temporadas.

A sus 35 años, el veterano zaguero, uno de los mejores centrales de la historia, pasará a liderar la defensa de un equipo plagado de estrellas pero necesitado de un auténtico líder que aporte experiencia y capacidad de mando para embridar los egos de figuras que no siempre han remado en la misma dirección. Ese es el papel que le asignará el técnico Mauricio Pochettino al sevillano, cuatro veces monarca de Europa y cinco veces campeón de Liga del Real Madrid, que ocho días después de que venciese su contrato tras dieciséis campañas llenas de éxitos con el club de Chamartín ha encontrado un nuevo reto a la altura de sus expectativas, objetivos y preferencias familiares.

«Estoy muy feliz de unirme al París Saint-Germain. Es un gran cambio en mi vida, un nuevo desafío y un día que nunca olvidaré. Estoy orgulloso de ser parte de este proyecto tan ambicioso, de unirme a un equipo con grandes jugadores. Este es un club que ya se ha demostrado al más alto nivel con una base sólida. Quiero seguir creciendo con París y ayudar al equipo a trabajar para ganar títulos», ha proclamado el curtido defensor en sus primeras declaraciones como futbolista del PSG.

«Estoy orgulloso de ser parte de este proyecto tan ambicioso, de unirme a un equipo con grandes jugadores»

Sergio Ramos

El jugador que más veces ha portado la camiseta de la selección española (180) seguirá luciendo el '4', dorsal que le ha acompañado desde que recalase en el Real Madrid en el verano de 2005. «Este número 4 lo aprecio mucho por superstición, porque lo tuve desde el inicio de mi carrera, y luego me ha acompañado durante toda mi vida, me siguió, trajo buena suerte, y muchas victorias». Se lo arrebatará al alemán Thilo Kehrer, que lo vistió el pasado curso en el PSG pero que ha tenido que cedérselo a su nuevo compañero. Cuestión de galones porque SR4 es una potente imagen de marca que Ramos no estaba dispuesto a abandonar.

Guiño a Mbappé

Su fichaje es el tercero que cierra el PSG en lo que va de verano, tras los del centrocampista neerlandés Georginio Wijnaldum y el lateral hispano-marroquí Achraf Hakimi. En los próximos días se sumará con casi toda seguridad el de Gianluigi Donnarumma, arquero italiano que aspira a levantar el domingo la Eurocopa como uno de los grandes baluartes de esa 'Azzurra' a la que Roberto Mancini ha reinventado para recuperar el esplendor perdido.

Unos refuerzos que elevan el potencial del PSG, conjunto ya de por sí temible con la presencia de figuras del calibre de Verratti, Di María, Neymar o Mbappé. Aunque el paulista refrendó su continuidad renovando hasta 2025 el contrato que firmó en 2017, el atacante de Bondy sigue dando largas a las propuestas para extender su vínculo con la entidad que preside Nasser Al-Khelaïfi, con los grandes de Europa, empezando por el Real Madrid, pendientes de cualquier movimiento del astro.

«Es un competidor nato, un líder y un gran profesional. Su gran experiencia y sus ambiciones están en perfecta sintonía con las del club»

Nasser Al-Khelaïfi

Para retenerle el PSG necesita convencerle de que podrá conquistar la Champions y su director deportivo, Leonardo, se está moviendo con destreza en el mercado. Primero le arrebató al Barça el fichaje de Wijnaldum, que llegó con la carta de libertad tras cinco temporadas en el Liverpool, posteriormente pagó 60 millones de euros al Inter por Achraf y ahora vuelve a cerrar un fichaje a coste cero, el de Sergio Ramos, que percibirá un salario similar al que cobraba en el Real Madrid, 12 millones de euros por campaña. Su deseo era asegurarse dos años, aspiración que Florentino Pérez le negó aplicando la regla no escrita de que el Real Madrid solo prolonga de año en año el vínculo de aquellos futbolistas que rebasan la treintena.

Pese a que las lesiones marcaron sus últimos meses en el Real Madrid y solo pudo disputar cinco partidos en lo que va de 2021, Al-Khelaïfi no ha tenido reparos en tenerle un capote a Sergio Ramos. «Es un competidor nato, un líder y un gran profesional. Su gran experiencia y sus ambiciones están en perfecta sintonía con las del club», aseveró el máximo dirigente del PSG. Subcampeón de la última Ligue 1 y semifinalista en la pasada edición de la Liga de Campeones, el conjunto parisino es por ahora el indiscutible protagonista del mercado. Todo con tal de echarle por fin el lazo a esa 'orejona' que Sergio Ramos conquistó en cuatro ocasiones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios