Luis Enrique ordena a sus jugadores en el España-Suiza de La Romareda. / reuters

Liga de Naciones

Luis Enrique: «Nunca estuvimos tan imprecisos»

El seleccionador admite que La Roja debe mejorar, pero asegura que los problemas en las acciones de estrategia son «un topicazo» y confía en ganar la final de Portugal.

COLPISA

No tenía buena cara Luis Enrique tras una derrota ante Suiza en La Romareda que complica la clasificación de España para la 'final four' de la Liga de Naciones. Reconoció que La Roja no dio el nivel que había visto durante la preparación en Las Rozas, pero el técnico asturiano confió en ganar la final de Portugal.

«El partido empezó con la misma intención de siempre, pero con un rival que presiona muy bien, que físicamente es muy fuerte y que nos ha impedido hacer nuestro fútbol. En el primer tiempo estuvimos imprecisos no, lo siguiente, nada parecido a lo que vimos durante la semana», confesó el seleccionador en su primera reflexión en Teledeporte.

«Nunca había visto a tantos jugadores con tantos errores técnicos en balones fáciles, pero es normal, no son máquinas y esto es fútbol, no una ciencia exacta», enfatizó luego en conferencia de prensa. «En la segunda parte entramos mejor, pero encajamos otro gol de córner nada más empatar. El fútbol no para de darte sorpresas. Decían que Suiza iba a ser fácil, pero nos ha ganado», argumentó.

El preparador gijonés se molestó cuando le cuestionaron los dos goles encajados a balón parado. «Es un topicazo del fútbol y ahora se dirá que si somos bajitos. Claro que hay que trabajar las estrategias a balón parado, pero me gusta la fe que ha tenido el equipo. La final va a ser en Portugal y allí estaremos para intenar ganar».

Se refirió a los cambios y a la actuación de Marco Asensio, autor de la jugada que precedió al gol de Jordi Alba. «Los delanteros tienen mucha exigencia ofensiva y defensiva, deben correr mucho y lo extraño es que terminen algún partido. Creo que han estado bien todos en general y han hecho lo que les he pedido. A mí Marco Asensio me gusta mucho, pero ha sido difícil progresar».

¿Los debutantes?: «Los he visto muy bien a pesar de la dificultad. Nico tiene desborde y calidad y Borja finura, continuidad y físico. Han estado muy echados para adelante, que es lo que me gusta a mí». Lamentó las constantes faltas recibidas por Yeremi Pino, que acabó con un doloroso bocadillo en la pierna. No anticipó si realizará muchos cambios el martes en Braga, aunque sí son previsibles. Por último, dejó claro que esta derrota no le genera ninguna duda de cara al Mundial de Catar a dos meses vista.

Jordi Alba: «Hemos estado muy espesos»

Jordi Alba fue el primero que dio la cara tras la derrota ante los helvéticos. Su gol, que supuso el empate provisional, resultó insuficiente. «Hemos estado muy espesos en la primera parte y encajamos un gol de estrategia. Luego hicimos lo más difícil, pero enseguida en otra jugada desafortunada, también de estrategia, nos han hecho el segundo. Son una gran selección y ha sido difícil. Sabíamos que teníamos una oportunidad, pero nos queda otra en Portugal y vamos con muchísimas ganas de meternos en la 'final four'. Agradecer la confianza de Luis Enrique y ahora solo queda responderle en el campo».

Borja Iglesias: «Dependemos de nosotros»

Borja Iglesias fue el primero de los dos debutantes de La Roja en La Romareda, campo que bien conoce de su etapa en el Zaragoza. Lo intentó siempre, pero no pudo ante los rocosos suizos. Confía en vencer en Braga. «Deseaba una victoria para el debut, pero estoy contento y estoy muy agradecido al entrenador, a los compañeros y a esta ciudad en la que siempre me demuestran cariño. Ellos han apretado bien, nos han incomodado mucho y no es fácil. Hay que seguir y el martes tenemos una final importante. Dependemos de nosotros y eso es lo que se buscaba desde que se inició la competición. Tenemos muchas ganas de jugar partidos de este nivel y estamos convencidos de que vamos a ir a Portugal a ganar».

Nico Williams: «Ha sido un paso grande en mi carrera»

Nico Williams entró en el tramo final, se estrenó también con la selección absoluta, pero tampoco desequilibró con su velocidad y regate. «Ha sido un paso grande en mi carrera. El míster me ha pedido que fuera yo mismo, como en el Athletic, y que encarase en los uno contra uno, pero no ha podido ser ante unos rivales muy duros. Sabíamos que eran muy fuertes a balón parado y no hemos podido contrarrestarles. No podemos bajar los brazos, somos fuertes mentalmente y espero que ganemos en Portugal«.