De Tomás, Busquets, Azpilicueta y Diego Llorente se lamentan tras el empate de Portugal. / Jorge Guerrero (Afp)

Liga de Naciones

España pincha por partida doble ante Portugal

La Roja se adelantó con un gol de Morata, pero no supo cerrar el partido y cedió un empate frente al combinado luso en un Benito Villamarín que registró una floja entrada

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Sevilla

España pinchó por partida doble ante Portugal en su puesta de largo en la tercera edición de la Liga de Naciones. Un gol de Horta en el tramo final del encuentro sirvió para que el combinado luso neutralizase la diana de Morata, que hasta entonces venía a recompensar el buen juego de La Roja, superior a las quinas pero víctima, de nuevo, de esa dificultad para cerrar los partidos que desgraciadamente acompaña tantas veces a la soldadesca de Luis Enrique.

El vigente subcampeón del torneo ofreció rachas de fútbol notable, con mención especial para el despliegue de Gavi, el oficio de Busquets y la pegada de Morata, pero pagó un alto precio en una de las escasas acciones en las que la tropa de Fernando Santos consiguió pillar con el paso cambiado a la retaguardia de España en un Benito Villamarín que registró una floja entrada. Las fechas no acompañan y el calorcito sevillano invita más a acomodarse en una terraza que a otra cosa, pero la estampa no era, desde luego, la más adecuada para alentar a un bloque que entró, pese a todo, con buena disposición y mantuvo el tipo hasta que el gol de Horta echó por tierra el trabajo previo.

La Roja, que había lanzado un par de avisos en los primeros minutos en las botas de Gavi y la cabeza de Busquets, desniveló la balanza mediada la primera parte con un contragolpe fulgurante acelerado por Gavi, prolongado por Sarabia y culminado por Morata con un disparo inapelable que elevó la cuenta como internacional del madrileño a 26 dianas, las mismas que Emilio Butragueño.

1 España

Unai Simón, Azpilicueta, Diego Llorente, Pau Torres, Jordi Alba, Carlos Soler (Koke, min. 63), Busquets, Gavi (Marcos Llorente, min. 81), Ferran Torres (Dani Olmo, min. 63), Morata (Raúl de Tomás, min. 70) y Sarabia.

1 Portugal

Diogo Costa, Cancelo, Pepe, Danilo, Guerreiro, Bruno Fernandes (Matheus Nunes, min. 83), Moutinho (Rúben Neves, min. 46), Otávio (Cristiano Ronaldo, min. 62), Leao (Horta, min. 72), André Silva (Guedes, min. 62) y Bernardo Silva.

  • Goles: 1-0: min. 25, Morata. 1-1: min. 82, Horta.

  • Árbitro: Michael Oliver (Inglaterra). Amonestó a Sarabia, Moutinho, Bernardo Silva, Busquets, Pepe y Diego Llorente.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del grupo A2 de la Liga de Naciones, disputado en el Benito Villamarín ante 41.236 espectadores.

Fernando Santos había sorprendido dejando en el banquillo a Cristiano Ronaldo. En el país vecino se ha instalado un debate, hasta hace poco inconcebible, sobre si conviene que el astro de Madeira vaya quedando en segundo plano y deje en primera línea de combate a la nueva hornada de talentos que encabezan Joao Félix, baja por lesión en Heliópolis, y Rafael Leao, designado como mejor jugador de la temporada en la Serie A, figura clave en el 'Scudetto' del Milan y una de las piezas más codiciadas del mercado al que no pierden ojo Real Madrid, PSG y Manchester City, entre otros. No extraña, porque fue la principal amenaza para España, aunque con la pólvora mojada.

Jordi Alba perdona

Sin el ex del Real Madrid como bandera, Portugal fiaba todo a la batuta de Bernardo Silva y el desborde de Leao, pero se vio sobrepasada por España, sobre todo en la primera mitad. Con todo, el peligro de los atacantes lusos estaba latente. Unai Simón desbarató una ocasión pintiparada de Leao antes de que Fernando Santos activase, por fin, a Cristiano Ronaldo y a Guedes en el segundo periodo.

Intervino también Luis Enrique para devolver el mando a una España que había ido perdiendo algo de fuelle con el paso de los minutos, con la irrupción sobre el verde de Koke y Dani Olmo. Y La Roja volvió a coger poso. Acarició el segundo tanto Morata, ovacionado cuando dejó su sitio a Raúl de Tomás. Ha tornado los silbidos y críticas que recibió en Sevilla al inicio de la última Eurocopa en aplausos a base de goles, el elemento capaz de sepultar cualquier debate.

Pero ese fallo del gran referente ofensivo de La Roja acabaría siendo una losa para España. Porque Cancelo pilló desguarnecido el carril zurdo del bloque de Luis Enrique y encontró en el corazón del área a Horta, que certificó el empate con su primera diana como internacional. Pudo desquitarse Jordi Alba tras un pase de Sarabia, pero el lateral del Barça, solo, aunque en una suerte que cultiva poco, falló con la cabeza y La Roja acabó firmando sus cuartas tablas consecutivas frente a Portugal. Tocará remar el domingo en Praga contra la República Checa porque el margen de error es muy corto y España ya ha gastado una bala.