Sergio Busquets, durante la conferencia de prensa que ofreció este lunes en Kiev. / Reuters

Liga de Naciones

Busquets: «No sé cuanto podré durar»

«No tengo 20 años y no puedo mirar mucho al futuro, pero me encuentro bien en la selección y con muchas ganas de seguir», asegura el pivote catalán de España

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Aunque hay voces que desde hace tiempo cuestionan su rendimiento, a sus 32 años Sergio Busquets se mantiene como indiscutible para sus entrenadores, Ronald Koeman en el Barça y también Luis Enrique en su rejuvenecida selección española. Titular en los dos últimos partidos ante Portugal y Suiza, el único junto a Dani Olmo, sigue por delante de Rodrigo Hernández, su relevo natural, en las preferencias del técnico gijonés. Suma ya 119 partidos con La Roja, solo superado por Sergio Ramos (174), Iker Casillas (167), Xavi Hernández (133), Andrés Iniesta (131), Andoni Zubizarreta (126) y David Silva (125).

En la previa del choque de este martes en Kiev ante Ucrania, el catalán no aseguró su presencia en el Mundial 2022 y se centró en encarar su presente «temporada a temporada», de momento centrado en jugar la aplazada Eurocopa 2020 y con el deseo de «durar mucho tiempo». «No tengo 20 años y no puedo mirar mucho al futuro. Me encuentro bien en la selección y con muchas ganas de seguir. Todas las formas de dejarlo son respetables, la mía no la puedo decir porque vivo temporada a temporada y esta ha empezado de una manera peculiar pero me encuentro muy bien aquí cada vez que vengo. Ojalá pueda durar mucho tiempo, pero no sé cuanto», aseguró.

El centrocampista admite la crítica «constructiva» y las dañinas las entiende como un peaje que forma parte de «los intereses del fútbol». «Esto es así y se le ha criticado a todos los compañeros que he tenido. Me siento muy orgulloso de estar en la selección y ser el séptimo jugador con más partidos. Se valora el trabajo del día a día. Estoy contento de empezar bien la temporada en mi equipo y en la selección. Ojalá siga así», agregó.

Elogios a Rodri y Merino

Considera 'Busi' que el día que deje de acudir a la selección española su puesto está bien cubierto con Mikel Merino y Rodri, a los que elogió. «No hay dos jugadores iguales. Mikel Merino es de un perfil parecido al mío. Corpulento, no exento de calidad, que puede jugar de pivote y de interior. Rodri es un pedazo de jugador que me encanta y va a aprender mucho de un gran entrenador como Guardiola. Han pasado por aquí grandísimos futbolistas y van a venir otros que, no serán iguales, pero que darán un nivel muy bueno», dijo.

¿Tres partidos como titular en la selección en seis días? «Es muy exigente pero estamos preparados. Poco a poco nos vamos poniendo al nivel físico que queremos y el calendario es así para todos los jugadores». Sin embargo, asume que supone un riesgo, tal y como denunció el belga Kevin de Bruyne tras lesionarse. «Quizás tenga razón pero esto nos ha pillado a todos por sorpresa y entiendo también a UEFA, FIFA y LaLiga, que no pueden cambiar de la noche a la mañana».

«Es un poco complicada la situación, ehemos tenido pocas vacaciones, una pretemporada más corta y cada vez más partidos. Es complicado llegar a un acuerdo. Hay que intentar cuidarse lo máximo posible. La regla de los cinco cambios en esto es positiva», añadió al respecto.

Con la mirada en Ucrania, aseguró el centrocampista español que no lo consideran «el rival más flojo del grupo ni una selección débil», y recordó que antes del partido de la primera vuelta llegaba en una gran dinámica. «Hasta nuestro partido llevaban doce partidos sin perder enfrentándose a buenas selecciones. Tiene calidad y jugadores desequilibrantes arriba», advirtió.

Cerró su comparecencia sumándose a la felicitación que hizo Luis Enrique a Rafa Nadal tras su decimotercer Roland Garros. «Todos los jugadores de la selección nos sumamos a la felicitación a Rafa, un ejemplo como deportista dentro y fuera, cuando gana y cuando pierde. Ojalá sean muchos más éxitos».