Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 22 de junio
Pedro Rocha, presidente de la Federación Española de Fútbol. AFP

Rocha, proclamado presidente de la FEF pese a estar investigado por corrupción

La comisión electoral designa al único candidato avalado para poder acabar el mandato de Rubiales y tensa la cuerda con el Gobierno

Ignacio Tylko

Madrid

Viernes, 26 de abril 2024, 11:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tal y como estaba previsto para enredar todavía un poco más la caótica situación en las altas esferas del fútbol español, la comisión electoral de la Federación Española de Fútbol (FEF) nombró este viernes a Pedro Rocha (Cáceres, 69 años) como su presidente para finalizar el mandato 2020-2024, al ser el único candidato que presentó los avales necesarios para ello (107 en concreto, el 77% del total y con el apoyo de todas las territoriales). Desde el momento de su designación, cinco días de plazo para recurrirla ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

La proclamación de Rocha se produce a pesar de que ha pasado de testigo a imputado en la 'operación Brody', en la que se investiga una presunta trama de corrupción en los negocios, administración desleal y pertenencia a organización criminal en los cinco años gestionados bajo el mandato de Luis Rubiales. La FEF se cura en salud y expresa que el nombramiento de Rocha tiene lugar «en base al calendario que fue establecido para este procedimiento», y siguiendo lo dictaminado por la nueva orden electoral del Gobierno.

Más allá de comunicados o perogrulladas, la realidad es que este nombramiento tiene lugar en una coyuntura de enorme tensión institucional después de que el jueves el Gobierno anunciase la creación de una comisión de supervisión, normalización y representación para intervenir la FEF y guiarla hasta las elecciones de septiembre, donde se elegiría a la asamblea y al presidente para los próximos cuatro años.

UEFA y FIFA, vigilantes

Este movimiento del Ejecutivo que preside Pedro Sánchez, que cuida al máximo los términos y se refiere a «tutela» y no intervención para evitar posibles sanciones de FIFA o UEFA por supuestas injerencias, choca frontalmente con los intereses tanto de Rocha como de presidentes de las territoriales que le respaldan. Tanto es así que la idea es tensar la cuerda y discutir con el Consejo Superior de Deportes (CSD) la legalidad y la autoridad de esta comisión.

Javier Tebas, durante un acto en Gijón. Efe

Tebas asegura que la iniciativa del CSD «no tiene amparo legal»

Al igual que el máximo organismo futbolístico mundial y el europeo, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, también dice estar «preocupado» por la «incoherente» situación en la que está inmersa la Federación Española de Fútbol (FEF) y asegura que la intervención gubernamental a través del CSD «no tiene amparo legal». «No se puede hacer, no sé con qué base jurídica la van a hacer», lanzó el máximo dirigente de la patronal de clubes, valedor de Pedro Rocha para que el extremeño no encuentre ninguna cortapisa para ejercer su cargo.

«La FIFA y la UEFA esta vez tienen razón en lo que están diciendo, porque parece que se quiere imponer una comisión amenazadora, cuando la FEF ha elegido un presidente con 107 avales (entre los 138 miembros de la asamblea general federativa)», recordó Tebas. «Yo llamo a la federación la casa de los horrores, que se puede mejorar con los que están, pero todo son zancadillas y todo son problemas», lamenta Tebas, para quien «no se está haciendo ningún favor a la FEF».

«Si ya estábamos mal, si ya era todo un desastre con lo de Rubiales, antes, durante y después del famoso beso, creo que no se está haciendo nada bien para solucionar el tema de la federación. Hay muchos personalismos y muchos qué diran», destaca el presidente de la patronal de clubes, quien aventura que «así no se va a arreglar».

Tebas también insiste en su sorpresa porque Rocha fuese citado como testigo en el 'caso Brody' con tres días de antelación y durante su declaración ante la jueza pasase a ser imputado. «Yo estoy personado en el juzgado y también veo una incoherencia en cómo han investigado a Rocha. Soy abogado y sé de lo que hablo. No es normal que se cite con 72 horas a un testigo o que al expresidente Rubiales se le cite para más tarde -deberá declarar como imputado el lunes-. Yo he pedido veinte testigos diferentes, pero ninguno se ha proveído», recordó el presidente de LaLiga, para quien «todo es una contradicción en una línea de incoherencia».

Aunque desde la FEF dicen contar con el apoyo tanto del organismo que preside Aleksander Ceferin como de la entidad que maneja Gianni Infantino en su cruzada contra el Gobierno, de momento la UEFA y la FIFA se manejan con prudencia. El jueves emitieron un comunicado conjunto en el que manifestaron su «atención» al proceso, y aseguraron que solicitarán información adicional sobre esta comisión gubernamental para estudiar si hay o no injerencias.

En el fondo, subyace la amenaza de la expulsión de las selecciones y los clubes españoles de las competiciones internacionales, con la Eurocopa de Alemania y los Juegos Olímpicos de París en el horizonte de este verano. Tanto la FIFA como la UEFA exigirán por escrito al CSD que les detalle la base jurídica para que los miembros del comité de supervisión puedan estar por encima de los dirigentes federativos. Por primera vez, la FIFA sí considera la posibilidad de actuar de manera firme respecto a la organización conjunta de España, Portugal y Marruecos del Mundial 2030.

Contradicciones

En este marasmo, aparece la posibilidad de que la comisión directiva del CSD se pronuncie el 30 de abril sobre la suspensión de Rocha. Esta votación debió celebrarse el jueves, pero el secretario de Estado para el Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, la aplazó hasta el próximo martes porque los servicios jurídicos del CSD dictaminaron que no se podía suspender a Rocha al no ocupar ningún cargo tras dimitir como presidente de la gestora y de la territorial extremeña. Unas cortapisas que ya no son tales al haber presidente oficial.

Mientras, sigue su curso el expediente abierto por el TAD al dirigente extremeño por falta muy grave al haberse extralimitado en sus funciones al frente de la gestora y no convocar elecciones en seis meses. También se elevó al TAD el enésimo recurso de Miguel Galán, presidente de la escuela de entrenadores (Cenafe).

De momento, Rocha sigue adelante y ahora le corresponde elegir a su junta directiva, convocar elecciones con urgencia, tal y como le reclaman desde la Administración, o tomárselo con más calma, que es lo que él prefiere. Al menos hasta el martes, Rocha está legitimado para actuar con todos los poderes. Continuará...

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios