Borrar
La presión del calendario rompe a los futbolistas y desquicia a los entrenadores

La presión del calendario rompe a los futbolistas y desquicia a los entrenadores

El drama de las lesiones en los parones FIFA vuelve a colocar en el centro del debate la carga de partidos de los jugadores internacionales

Isaac Asenjo

Madrid

Lunes, 20 de noviembre 2023, 10:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«En mi primera pretemporada tuve 25 días para preparar el primer partido oficial contra el Skonto de Riga en la Champions. Ahora te dan cuatro o cinco días. Y al final mira cuantos cruzados (en referencia a la grave lesión de rodilla... Te hacen ir a Asia, Estados Unidos, partidos fortísimos, derbis, partidos grandes. La gente cae y sigue cayendo y seguirá cayendo porque show must go on». La crítica la hizo Pep Guardiola, técnico del Manchester City, a inicios del curso después de que Kevin de Bruyne, una de las figuras del actual campeón de la Liga de Campeones, se lesionara de gravedad, pero no es el único que ha alzado la voz respecto a la saturación del calendario.

«Aquí cada uno piensa en lo suyo. LaLiga piensa en lo suyo. La Federación piensa en lo suyo. La FIFA piensa en lo suyo. La UEFA piensa en lo suyo... y los que tienen que pintar más que son los jugadores, no pintan nada», se quejó Carlo Ancelotti, preparador del Real Madrid, el pasado mes de abril, cuando instó a la Federación Española, FIFA y UEFA a sentarse y llegar a un consenso para rebajar el número de partidos en vez de aumentarlos con nuevas competiciones o retocando otras con más participantes. El italiano perdió a dos jugadores clave como Eder Militao y Thibaut Courtois el pasado mes de agosto cuando ni siquiera había empezado el ajetreo de la temporada. Lo mismo le ocurrió a la Real Sociedad con David Silva, que se retiró del fútbol profesional tras romperse el cruzado a finales de julio, o al Alavés con Giuliano Simeone.

El sindicato FIFPro (Federación Internacional de Futbolistas Profesionales) realizó recientemente un informe, en base a los datos de actividad de 1.500 futbolistas profesionales de todo el mundo durante el período comprendido entre el 1 de julio de 2022 y el 1 de mayo de 2023, sobre cómo afectó la carga de trabajo a los jugadores durante la pasada temporada, haciendo comparaciones entre otras épocas: Bellingham ha jugado 14.445 minutos antes de cumplir 20 años. A esa misma edad Beckham jugó 829 minutos, Gerrard (2.853), Lampard (3.477), Owen (9.187)... Pedri ha jugado un 25% más de minutos que Xavi a la misma edad. Con los años de Mbappé, Thierry Henry tenía un 48% menos de minutos jugados, y Vinicius lleva 12.000 minutos más que Ronaldinho a la misma edad. «Para este curso debido a la nueva Champions y a los partidos de clasificación para el Mundial 2026, podría haber una temporada de 89 partidos, lo que significaría un 11% más de carga adicional», destaca la organización sindical, que pone de manifiesto unos datos clarividentes: desde julio de 2022 hasta finales de abril de 2023 se registraron 3.001 lesiones en Inglaterra, España, Italia, Alemania y Francia, de las cuales el 64% eran de tejidos blandos (músculos, ligamentos y tendones).

Pocos días después de la final del Mundial, FIFPRO realizó una encuesta vinculada con los efectos de esta sobrecarga de actividad. El 20% de los jugadores consultados dijo sentir un nivel extremadamente alto de fatiga mental en comparación con cómo se siente habitualmente en esa época del año, mientras que otro 23% aseguró sentir mayor fatiga mental que la habitual. La Liga es una de las competiciones que más jugadores aporta a las selecciones nacionales. De los 490 futbolistas que militan en Primera División, según datos de transfermarkt, 117 (24 %) han sido convocados para defender a sus países y varios de ellos suelen sufrir contratiempos.

»La cantidad de partidos que se juega es anormal. Si fuera sólo un equipo se justificaría con la preparación física, pero es en todos los equipos y en todas las ligas«, espetó Manuel Pellegrini, técnico del Real Betis, sobre la sobrecarga competitiva tras no poder con varios jugadores hace unas semanas.

Las ventanas para partidos internacionales de selecciones representan una exigencia enorme para los jugadores. Tal es así que en el mundo del fútbol se conoce a estas convocatorias como Virus FIFA por el gran número de lesiones que se producen. Las últimas han sido bien conocidas. Los más graves son Yeremi Pino (Villarreal) o Gavi (Barcelona), que con rotura del cruzado dicen adiós a la temporada y a la próxima Eurocopa, al igual que Neymar. Otros son los jugadores del Real Madrid Vinicius (que se pierde los próximos dos meses y medio de competición) y Camavinga (que tendrá que estar de baja entre ocho y diez semanas), el delantero de la Real Sociedad Mikel Oyarzabal, (de baja entre dos a cuatro semanas), el argentino Lucas Ocampos del Sevilla, el kosovar Muriqi del Mallorca, el argelino Aissa Mandi del Villarreal, el nigeriano del Milan Samu Chukwueze, el francés del PSG Zaïre-Emery, el guardameta nigeriano del United André Onana, el defensa italiano del Inter Alessandro Bastoni, o el atacante noruego del City Erling Haaland, club que ha visto como Aké (Países Bajos), Nunes (Portugal), Ederson (Brasil) y Kovacic (Croacia) cayeron antes de enfundarse las elásticas de sus selecciones.

«Todas las lesiones tienen que ver con los números de partidos jugados por los futbolistas. Cuanto más corras y juegues es peor. Las selecciones quieren ganar y los equipos también. Esto no va a cambiar. Lo que hay que hacer es adaptar las normas y los calendarios. Algo hay que hacer para adaptar la situación actual. Tienen que distribuir las horas que los futbolistas juegan», afirma el doctor Pedro L. Ripoll en unas declaraciones a 'Carrusel Deportivo'.

Pretemporadas más cortas, más partidos para los jugadores, piernas más cargadas y, como resultado, más lesiones. Las temporadas se continúan, ya no hay vacaciones. «Es una batalla perdida hasta que los jugadores se planten y digan: no jugamos. Si no, no hay nada que hacer», pronosticó Guardiola en verano, y ante esta situación ya hay quienes amenazan. Rodri Hernández, eje fundamental del Manchester City y uno de los jugadores que más jugó la pasada campaña, mandó un aviso reciente a su club, advirtiendo que «no es saludable» mantener el ritmo del pasado año.

Va a haber que «dar un puñetazo sobre la mesa», declaró sobre el exigente calendario Aurélien Tchouaméni, centrocampista del Real Madrid, quien al igual que el defensa neerlandés del Liverpool Virgil van Dijk y otros futbolistas, lanzan un alegato para unirse en contra de la saturación de partidos y competiciones a lo largo de la temporada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios