Cristiano Ronaldo y Messi se saludan antes de un amistoso entre Portugal y Argentina en 2014. / paul ellis / afp

Messi y Cristiano, la última batalla de dos leyendas

El argentino y el portugués sumarán en Catar cinco Mundiales, un registro con el que igualarán el récord de Carbajal, Matthäus, Buffon y Márquez

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

La era del duopolio de Messi y Cristiano Ronaldo en el fútbol mundial parece tocar a su fin, pero los dos mejores jugadores de la época moderna se niegan a entregar el trono que comparten con su ya eterna rivalidad. Los dos estarán en el Mundial de Catar e igualarán con sus cinco citas mundialistas el récord que comparten el mexicano Antonio Carbajal -1950, 54, 58, 62 y 66-, el alemán Lothar Matthäus -1982, 86, 90, 94 y 98-, el italiano Gianluigi Buffon -1998, 02, 06, 10 y 14- y el mexicano Rafa Márquez -2002, 06, 10, 14 y 18-.

A los 35 años en el caso del argentino, 37 el portugués, edades a las que en otros tiempos ya era meritorio seguir en activo, el de Rosario y el de Madeira afrontan el que a tenor de la lógica biológica debería ser el último Mundial de sus brillantes carreras. Los dos han seguido trayectorias paralelas en el mayor torneo del mundo del fútbol, aunque con sensaciones diferentes. Ambos se estrenaron en Alemania'06, una cita en la que Portugal igualó el mejor resultado de su historia, cayendo en semifinales, mientras que la Argentina de Messi se topó en cuartos con Alemania. Cuatro años después, en Sudáfrica'10 y ya bajo el dominio tiránico de los dos a nivel de clubes, la Albiceleste repitió verdugo en la misma ronda mientras que el combinado luso liderado por Cristiano se topó con una España campeona en octavos.

Para Messi Brasil'14 pudo cambiarlo todo, pero en la final se estrelló contra la selección alemana por tercera ocasión consecutiva. Mucho peor le fue a Cristiano Ronaldo, que no pasó de la fase de grupos después de un empate ante Estados Unidos y una goleada en contra frente a Alemania que acabaron por suponer su condena. Ya en Rusia'18, con Portugal como vigente campeona de Europa y Argentina envuelta en un mar de dudas, ambas selecciones superaron la primera criba para acabar eliminadas por Uruguay en el caso de los portugueses y la posteriormente campeona Francia los argentinos.

En Catar Messi y Cristiano Ronaldo, Cristiano Ronaldo y Messi, soñarán con cubrir el único agujero de dos vitrinas repletas de todos los trofeos habidos y por haber. Argentina llega mejor, rearmada por Scaloni hasta ser al fin campeona de América el pasado verano y además en Brasil, en casa del eterno adversario. La Albiceleste ha completado la siempre exigente fase de clasificación sudamericana con nota, segunda solo por detrás de la Canarinha y sin haber perdido un solo encuentro a la espera del aplazado que debe medir a los dos gigantes del continente americano en Sao Paulo. Portugal tiene más dudas, después de entregar la corona en una Eurocopa un tanto decepcionante, en la que no pasó de octavos, y tener que superar a Turquía y Macedonia del Norte en una repesca a la que se vio abocada tras acabar por detrás de Serbia en su grupo de clasificación.