https://static.canarias7.es/www/menu/img/futbol-mundial-desktop.jpg

Cristiano Ronaldo, abatido junto a sus compañeros de Portugal tras la derrota frente a Serbia. / AFP

Mundial / Fase de clasificación

Una galáctica repesca europea hacia el Mundial

Cristiano Ronaldo, Lewandowski, Jorginho, Alaba o Bale encabezan un cartel de lujo con doce selecciones y tres plazas en juego

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Diez selecciones europeas ya tienen el anhelado billete para el Mundial de Catar en sus manos. Entre ellas están cuatro de los cinco combinados del viejo continente que han ganado la Copa del Mundo: Alemania, Francia, España e Inglaterra. También grandes equipos del presente y del pasado, con destacados papeles en los últimos campeonatos como Bélgica, Croacia o Dinamarca, e históricamente, el caso de Países Bajos, tres veces subcampeón del mundo. Todas eran las favoritas en sus grupos a excepción de las revelaciones Serbia y Suiza. Balcánicos y helvéticos sorprendieron a Italia, toda una tetracampeona mundial, y a Portugal, dueña de la Eurocopa de Francia de 2016 y un conjunto plagado de estrellas en el que como ya se demostró el pasado verano, cuando defendía corona, el brillo de las individualidades supera con mucho al rendimiento colectivo.

Cristiano Ronaldo tendrá que sudar de lo lindo para alcanzar su quinto Mundial, un hito solo al alcance de tres futbolistas en casi un siglo: los mexicanos Antonio Carbajal y Rafa Márquez y el alemán Lothar Matthäus. Será quizás la principal atracción de la repesca junto a compañeros de la talla de Joao Félix o Bruno Fernandes.

Italia, con un equipo más coral pero los galones de campeona de Europa, revivirá el drama de la repesca hacia Rusia'18. Entonces, Suecia dejó a la selección transalpina sin Mundial por primera vez en sesenta años, una auténtica desgracia nacional en un país con semejante tradición futbolística. Los Jorginho, Verratti, Chiellini o Donnarumma, héroes del pueblo hace unos meses, se enfrentan ahora a un todo o nada para evitar una nueva debacle que les acompañaría de por vida.

La histórica 'Azzurra' y la selección lusa han caído al infierno del que se libró con apuros España, de ahí la efusiva celebración. Ambas están ahora condenadas al sufrimiento de un formato más exigente que nunca, apasionante para el espectador neutral pero taquicárdica para el aficionado con alguna implicación emocional en el asunto. Son las dos selecciones más grandes de la repesca europea para el Mundial de Catar, que contará con doce equipos pero solo repartirá tres plazas para la gran cita del fútbol mundial. Los Jorginho, Verratti, Chiellini, Donnarumma, Cristiano Ronaldo, Joao Félix o Bruno Fernandes ya ofrecen al epílogo de los clasificatorios un nivel de altura, pero es que la nómina de estrellas ni mucho menos se queda ahí.

Junto a Italia y Portugal son cabezas de serie en el sorteo que se celebrará el próximo 26 de noviembre la Suecia de los Ibrahimovic e Isak, ante sus última y primera ocasión de disputar un Mundial; la Gales de Bale, ya más jugador de selección que de club en los últimos años; la Escocia de Robertson o McTominay, que no acude a un Mundial desde Francia'98, y Rusia, cuartofinalista en el campeonato que acogió en 2018 y en el que se erigió en el verdugo de España. Estas seis selecciones, las seis segundas de grupo en la primera fase con mejor puntuación, tendrán el privilegio de disputar sus semifinales, entre el 24 y el 25 de marzo de 2022, como locales, jugándose ante su gente la presencia en uno de los tres partidos decisivos, que a su vez se celebrarán entre el 28 y el 29 de marzo del próximo año, cuando se conocerá el cartel definitivo de trece representantes europeos en Catar.

Haaland, sin opciones

Robert Lewandowski, el máximo candidato al Balón de Oro a menos de dos semanas de su entrega, será otra de las figuras de unas eliminatorias que garantizan emoción. El devorador ariete del Bayern de Múnich tratará de guiar a Polonia hacia su segundo Mundial consecutivo, después de su presencia en Rusia. Lo hará, eso sí, desde el bombo 2, en el que se encuentran las cuatro segundas con menos puntos –Turquía, Macedonia del Norte y Ucrania, además del combinado polaco– y dos selecciones que se ganaron la presencia en la repesca a través de la Liga de Naciones, como son la Austria del madridista David Alaba y la República Checa del goleador del Bayer Leverkusen Patrik Schick, que tan buen tono ofreció en la Eurocopa, siendo el máximo goleador del torneo y liderando a su selección hacia los cuartos de final.

Peor le fue a Haaland, quizás el gran nombre del fútbol europeo peor parado en estos clasificatorios mundialistas. Noruega acabó tercera en su grupo y por tanto el delantero modelo de la nueva generación ya está fuera de la cita del próximo año, que peligra de lo lindo para otro gran ariete como Luis Suárez, con Uruguay al límite en el siempre exigente grupo sudamericano.

De vuelta a Europa, se da la circunstancia de que tanto los diez clasificados directamente para el Mundial como los doce equipos de la repesca estuvieron en la última Eurocopa. Solo Finlandia y Eslovaquia, rival de España en el gran torneo de selecciones del viejo continente, ya no tienen opciones entre los 24 participantes del certamen multisede del pasado verano, lo que confirma que las jerarquías se mantienen entre los combinados nacionales europeos.