Borrar
Los jugadores de Croacia celebran la consecución del tercer puesto en el Mundial. Karim Jaafar (Afp)
Croacia no se baja del podio
Mundial Qatar 2022

Croacia no se baja del podio

final consolación ·

La selección de Modric, subcampeona hace cuatro años, se despide de Qatar con un meritorio tercer puesto tras derrotar a la pujante Marruecos

Pío García

Logroño

Sábado, 17 de diciembre 2022, 14:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Croacia sigue en el podio del fútbol mundial. Al acabar el partido, Luka Modric y sus compañeros alzaron los brazos al cielo catarí y se fundieron en un abrazo. El conjunto croata quizá haya perdido algo de frescura con respecto al que quedó subcampeón hace cuatro años en Rusia, pero sigue manteniendo toda su calidad y su carácter competitivo. De

Los partidos por el tercer puesto son un trámite ingrato, apenas endulzado por la posibilidad de embellecer el palmarés. Los jugadores de Croacia y Marruecos seguramente hubieran deseado hacer las maletas tras sus dolorosas derrotas en semifinales, pero debían permanecer en Doha para disputar un encuentro melancólico. Los entrenadores aprovecharon para hacer algunos cambios en sus respectivos onces y Marruecos notó en la primera parte la ausencia del centrocampista Ounahi, que empezó en el banquillo tras haber cuajado un Mundial de exposición. Al menos Dalic, el entrenador croata, no privó a los espectadores de la presencia de Modric, que a sus 37 años ha jugado casi todos los minutos en esta Copa del Mundo y exhibe una condición física admirable, muy superior a la que hace suponer su cuerpo de pajarillo.

Una vez superada la amargura de caer a un paso de la final, Croacia y Marruecos se tomaron en serio el partido por el tercer puesto y buscaron la victoria sin concederse un respiro. El encuentro comenzó con unos minutos frenéticos, en los que se sucedieron los dos primeros goles. El tanto croata fue un regalo para la vista, un ejercicio de geometría dibujado con compás y tiralíneas. Arrancó con una falta lanzada por Majer, que colocó un balón en la cabeza de Perisic. El jugador del Tottenham se lo entregó a Gvardiol, que, también de cabeza, remató con limpieza a la esquina derecha de la portería de Bono. Marruecos, como sucedió contra Francia, no se arrugó y se lanzó al ataque. A los dos minutos, el central Dari había colocado las tablas en el marcador al rematar, de nuevo de cabeza, un saque de falta de Ziyech que había golpeado en la defensa ajedrezada.

Croacia

Livakovic, Stanisic, Sutalo, Gvardiol, Orsic (Jakic, min. 95), Majer (Pasalic, min. 66), Modric, Kovacic, Perisic, Livaja (Petkovic, min. 66) y Kramaric (Vlasic, min. 61).

2

-

1

Marruecos

Bono, Achraf Hakimi, Dari (Benoun, min. 64), El Yamiq (Amallah, min. 67), Attiat Allah, Amrabat, Sabiri (Chair, min. 46), El Khannouss (Ounahi, min. 56), Ziyech, En-Nesyri y Boufal (Zaroury, min. 64).

  • Goles: 1-0: min. 7, Gvardiol. 1-1: min. 9, Dari. 2-1: min. 42, Orsic.

  • Árbitro: Abdulrahman Al Jassim (Qatar). Amonestó a Ounahi y Amallah.

  • Incidencias: Partido por el tercer y cuarto puesto del Mundial de Qatar, disputado en el Khalifa International Stadium ante 44.000 espectadores.

En la primera parte hubo alternativas y ocasiones por ambos bandos. Marruecos demostró tener dinamita en la banda derecha cuando conectan Ziyech y Achraf y poco a poco se fue adueñando del partido. Sin embargo, fueron los croatas los que acabaron deshaciendo el empate gracias a otra elegante jugada. Marko Livaja, al borde del área, cedió un balón a Orsic y el centrocampista del Dinamo de Zagreb alzó la vista, oteó la posición de Bono y ajustó con delicadeza un disparo que tal vez pretendía ser un centro, pero que acabó con el balón en la red tras golpear en el poste contrario.

Marruecos intentó poner en apuros a Croacia tras el descanso y consiguió crear alguna ocasión. En-Nesyri tuvo en su botas el empate, solo ante Livakovic, pero el portero ajedrezado ocupó todos los huecos disponibles y el delantero del Sevilla no encontró un resquicio por el que colar el balón. Un poco antes había tenido lugar la jugada más polémica del partido, cuando Gvardiol cayó en el área marroquí tras recibir un golpe de Amrabat. El árbitro catarí dejó seguir la jugada y sus colegas del VAR, por alguna extraña razón, no consideraron oportuno molestarle pese a que las imágenes confirmaban el contacto.

Los leones del Atlas empujaron hasta el final y otra vez En-Nesyri pudo colocar las tablas en el marcador, ya en el tiempo añadido, pero su remate de cabeza salió fuera por unos centímetros. El árbitro pitó el final y Modric sonrió. Luego fue con sus compañeros a recoger la medalla de bronce. Croacia acabó el Mundial con la satisfacción de haber superado las previsiones y de haber demostrado una vez más que los viejos rockeros nunca mueren.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios