https://static.canarias7.es/www/menu/img/futbol-mundial-desktop.jpg

Mundial Qatar 2022

Un día de juerga en Qatar

Camerún y Serbia rivalizan en goles y despropósitos en un partido atolondrado que les limita las opciones de clasificarse

Pedro M. Campos Dubón
PEDRO M. CAMPOS DUBÓN

Camerún y Serbia convirtieron el lunes en un domingo cualquiera. El día del Señor. Con el señor Aboubakar para voltear el choque en la segunda mitad con un tanto de cuchara y con el señor Mitrovic con un gol y con todas las ocasiones del mundo. Ambos atacantes protagonizaron un partido impetuoso y por momentos imprudente, que disfrutaron todos menos los entrenadores. Seis aciertos ante la portería y un punto para cada uno, que les limita las opciones de clasificarse para octavos. Peor lo tiene Camerún, que en el partido decisivo se verá las caras con Brasil, mientras Serbia gana opciones al toparse con Suiza. Todo ello tras un encuentro con muchos mini encuentros. Fases de dominio insultante de los europeos, otro con opciones de los africanos, ratitos repletos de goles y otros abarrotados de fallos insolentes.

3 Camerún

Epassy, Fai, Tolo, N'Koulou, Castelletto, Kunde (Ondoua, 67'), Anguissa (Oum, 80'), Hongla (Aboubakar, 55'), Mbeumo (Nkoudou, 80'), Ekambi (Bassogog, 67') y Choupo-Moting

3 Serbia

V. Milinkovic-Savic, Milenkovic, Velijkovic (Babic, 78'), Pavlovic (Stefan Mitrovic, 55'), Maksimovic, Kostic (Duricic, 91'), Lukic, Zivkovic (Grujic, 78'), Sergej Milinkovic-Savic (Radonjic, 78'), Tadic y Aleksandar Mitrovic

  • Goles : 1-0, Castelletto (28'). 1-1, Pavlovic (46'). 1-2, S. Milinkovic-Savic (48'). 1-3, Mitrovic (52'). 2-3, Aboubakar (63'). 3-3, Choupo-Moting (66')

  • Árbitro : Mohammed Abdull (Emiratos Árabes). Amonestó al camerunés N'Koulou (23') y al serbio Milenkovic (93')

  • Incidencias : Partido del Grupo G disputado en el estadio Al Janoub

Serbia agradeció la nueva determinación de los árbitros. Quién lo diría. Alguien está a favor de los jueces del fútbol. Y es que la prolongación de los partidos para sofocar las pérdidas de tiempo valió al conjunto europeo para remontar el partido en la primera mitad. El colegiado de Emiratos Árabes alargó cinco minutos el primer tiempo aunque los hombres de Skojkovic sólo necesitaron dos. En ambos casos por los insultantes despropósitos de Anguissa. El exjugador del Villarreal debe creer que está jugando con los amiguetes. En el empate marcó de aquella manera a Pavlovic en una falta lanzada por Tadic y en el segundo de Serbia perdió el balón en la frontal del área y lo dejó a los pies de seda de Sergej Milinkovic-Savic para que ajustara el balón al palo derecho de Epassy, el recambio del díscolo Onana, que ha abandonado la concentración porque se niega a aceptar el modelo de portero que gusta a su seleccionador. Lo del fútbol empieza a rayar lo psiquiátrico. Dos acciones decisivas que ajustaron un marcador anómalo por lo visto en el tapete. Serbia dominó toda la primera parte. Con el balón en sus pies y con la presión alta para robar cuando lo tenían los cameruneses, que sólo consiguieron salir en alguna acción en velocidad.

Mitrovic, en el primer cuarto de hora, se pudo coronar con un hat trick. Primero con un cabezazo que salió alto, luego con un chut al palo tras driblar dos veces a N'Koulou y después, solo en el área pequeña, en un remate que salió fuera por poco. El gigantón perturbó a una defensa camerunesa incapaz de frenarle.

Pero lo que es el fútbol. Justo un central del combinado de Song abrió el marcador. En un córner que regaló Serbia, el centro de Kunde rozó la cabeza de N'Koulou y Castelletto en el segundo palo remachaba a placer. Los europeos sintieron el golpe y Kunde pudo ampliar el marcador en una doble acción. Pero fueron las únicas opciones claras de los africanos. Ni el veloz Choupo-Moting gozó de ocasiones. El delantero del Bayern Munich tuvo un paso fugaz por la Ciudad Deportiva del Valencia. Se ofreció y tras una prueba fue descartado. De Paterna se marchó al Schalke antes de convertirse en bávaro. Después llegarían los tantos serbios que Mitrovic pudo ampliar con un chut que se marchó fuera por poco.

La segunda fase fue una continuación de la primera. Nuevamente Mitrovic de actor protagonista. Una nueva acción horrenda de los cameruneses dejó al balón a Serbia, que con cuatro pases se plantó ante la portería africana. Y allí estaba el delantero del Fulham para anotar su séptimo gol en sus últimos seis partidos con su selección. Ya estaba todo hecho. Remontada y a dormir. Pero Song miró a su banquillo y vio la luz. Dio entrada a Aboubakar y la vida fue otra vida. En tres minutos rompió la línea defensiva de Serbia (en las dos ocasiones lo tuvo que verificar el VAR). En la primera ocasión se plantó ante Milinkovic-Savic y lo batía con una cuchara magistral. Tres minutos después el atacante del Al-Nassr se volvía a marchar de la defensa rival y se la dejó a Choupo-Moting. Métela tú que a mí me da la risa. Locura máxima, con una Serbia desquiciada. No entendía lo que estaba pasando. De nada valía el esfuerzo. Aunque golpeado mentalmente, aún tuvo tiempo de buscar acciones de ataque. Porque en la última media hora la única selección que tuvo alguna opción de marcar fue Serbia. De Mitrovic, claro. Qué delantero. En el minuto 76 se plantó ante el portero pero el cansancio le nubló la vista y casi al final en un lanzamiento que se fue fuera por poco. Antes Milinkovic-Savic también lo intentó. Pero no fue posible convertir en más alocado un duelo placentero por los seis goles como seis soles.