https://static.canarias7.es/www/menu/img/futbol-mundial-desktop.jpg

Karim Benzema, antes de retirarse del entrenamiento de la selección francesa. / afp

Benzema se pierde el Mundial

El Balón de Oro se tuvo que retirar del entrenamiento en el que Deschamps le incluyó entre los titulares de Francia ante Australia y las pruebas médicas confirmaron su lesión muscular que le deja fuera del campeonato

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Golpe a Francia, a Karim Benzema y al Mundial de Qatar, que se queda sin el concurso del actual Balón de Oro a causa de una lesión muscular. En la concentración de los 'Blues' saltaron todas las alarmas cuando el delantero del Real Madrid se tuvo que retirar del entrenamiento vespertino de este sábado en el que el técnico galo, Didier Deschamps, le incluyó entre los titulares para el estreno de los campeones del mundo, el martes ante Australia. Karim fue trasladado a un hospital para ser sometido a pruebas de diagnóstico por la imagen que detectaron un desgarro en el cuádriceps del muslo izquierdo del que no se puede recuperar en pocos días.

El ariete galo abandonó el centro sanitario con una cojera y cabizbajo, lo que ya hacía presagiar la pésima noticia que diversos medios franceses confirmaron poco después. Tras retomar por fin los entrenamientos colectivos con los 'Bleus' a puerta cerrada e intentar apretar para probarse, Benzema tuvo que acortar la sesión y retirarse con muy malas sensaciones. Desde un primer momento, RMC y 'L'Equipe' ya avanzaron que la preocupación era grande en el staff galo y el pesimismo evidente.

Un varapalo para los vigentes monarcas universales y una noticia que pone de nuevo al multimillonario mundillo del fútbol en el disparadero. Por un lado, deja en mal lugar a todos los malpensados y a buena parte de la crítica que aseguraron que Benzema se borró en los últimos partidos con el Real Madrid para llegar a punto al Mundial de Qatar. Karim no juega un partido desde casi tres semanas. La última vez que defendió la camiseta blanca fue el 2 de noviembre, en el duelo de la Champions ante el Celtic de Glasgow, en el Santiago Bernabéu, donde el francés disputó la última media hora.

Por otro lado, parece claro que el Real Madrid no informaba con exactitud cuando aseguraba que las dolencias de su estrella obedecían a una simple una «fatiga muscular» en su pierna izquierda. Y también pone en la picota al cuerpo técnico y médico de Francia por, presuntamente, no conocer al detalle el verdadero estado de Benzema, que aspiraba a convertirse en Doha en el primer jugador de la historia capaz de levantar en el mismo año los títulos de Champions, Liga y Mundial, además de coronarse con el Balón de Oro que le acredita como mejor futbolista del planeta en un 2022 excelso para el lionés.

Benzema no pudo participar en los últimos cuatro partidos ligueros disputados por el conjunto de Carlo Ancelotti antes del parón para el Mundial que comienza este domingo con el partido inaugural entre Qatar y Ecuador a partir de las 17:00 horas en España, dos horas más en el emirato. Su última participación en la Liga tuvo lugar hace justo un mes, el 19 de octubre, frente al Elche en el Martínez Valero.

Benzema, que con la merecedísima consecución del Balón de Oro entró a los 34 años en la dimensión de superestrellas consagradas, se encontraba en Qatar ante la última y gran oportunidad de su carrera para lograr un título con su país que coronase su trayectoria. En el fútbol de clubes luce, especialmente, con las cinco Ligas de Campeones conquistadas con el Real Madrid, pero le falta aún un galardón con los 'Bleus'.

Karim regresó al equipo nacional antes de la Eurocopa del año pasado, después de que Deschamps le levantase el duro castigo de seis años de ostracismo por su implicación en el caso del chantaje con un vídeo sexual contra su excompañero de selección Matthieu Valbuena. Pasada esa página, Benzema confió siempre en ayudar a Francia a revalidar su título: «¡Claro que quiero ganar el Mundial!», dijo recientemente.

Inquietud con Messi

También hay inquietud en la selección de Argentina. Parece que no se trata de ninguna dolencia importante, pero Leo Messi sigue sin ejercitarse con sus compañeros en la Qatar University y la Albiceleste debuta este martes ante Arabia Saudí en el estadio Lusail en la primera jornada del grupo C que también integran México y Polonia.

Desde dentro de la selección argentina, una de las grandes favoritas para conseguir el título, existe la convicción de que Messi solo se ejercita al margen por precaución y que podrá disputar el Mundial sin problemas. Pero se trata de la gran esperanza de todo un país, de un veterano de 35 años que, recientemente, superó unos problemas en un tendón sufridos con el PSG.

El caso es que la concentración de Argentina va de susto en susto. Hace solo unos días Nico González y Tucu Correa se despidieron de Qatar por lesión y el cuerpo técnico de Scaloni optó por convocar a Ángel Correa y Thiago Almada como sustitutos.