Robert Lewandowski, objetivo prioritario del Barça. / efe

El mercado del '9' entra en ebullición

Haaland, Gabriel Jesús, Mané, Darwin Núñez y Lukaku ya han cambiado de aires y han iniciado el baile de delanteros que debería acabar con Lewandowski en el Barça

DANIEL PANERO

El gol. Esa es la principal obsesión de este mercado de verano en los grandes clubes del fútbol europeo. Ese es el objetivo número uno y lo demuestra el hecho de que jugadores de primera fila como Erling Haaland, Sadio Mané, Gabriel Jesús, Romelu Lukaku o Darwin Núñez ya hayan cambiado de equipo cuando julio aún comienza. Ellos son las piezas iniciales del rompecabezas en una posición que promete emociones fuertes debido al efecto dominó hasta que el 2 de septiembre se cierre de forma definitiva la ventana estival.

No había acabado la temporada. Era el 10 de mayo, momento decisivo del curso, y el Manchester City decidió anunciar por todo lo alto lo que era un golpe encima de la mesa. Los 'skyblues' alcanzaron antes que nadie un acuerdo con Erling Haaland y el Borussia Dortmund por 60 millones de euros para que el noruego jugara en la Premier League hasta junio de 2027. Era una jugada maestra, el fichaje de un crack por un coste razonable, y la incorporación de la posición más demandada en la actualidad, la del gol. Atrás quedó la desesperación de Pep Guardiola por encontrar ese factor diferencial que terminara con todo el corriente ofensivo de su equipo.

Ese traspaso no fue más que el pistoletazo de salida en el fútbol europeo y el inicio del tetris. El propio Borussia Dortmund salió al mercado y se hizo por 30 millones de euros con Karim Adeyemi, de tan solo 20 años, procedente del RB Salzburgo, un futbolista que el pasado curso firmó nada menos 23 tantos y 7 asistencias en 43 partidos. El fichaje del nigeriano calca la operación que el club del Rin-Ruhr firmó con Haaland. Mismo club de procedencia, precio similar y gran proyección para volver a sacar tajada en el mercado a medio o largo plazo.

Estas dos operaciones han tenido continuidad en la Bundesliga con un Bayern de Múnich que se ha cubierto las espaldas por si Robert Lewandowski decide finalmente abandonar a los de Baviera y cumplir su público deseo de recalar en el Barça. El elegido por el club que preside Herbert Hainer ha sido Sadio Mané, que ha puesto fin a su etapa en Liverpool gracias a un fichaje de 32 millones de euros que promete dar alegrías a Julian Naggelsmann. También en Alemania, el Eintracht de Fráncfort ha incorporado a Lucas Alario, procedente del Bayer Leverkusen, por ocho millones.

Cristiano, a escena

La bomba en este mercado del '9' está en la Premier League. El primero de detonarla fue el City con Haaland, pero el Liverpool no se quiso quedar atrás en esa rivalidad que mantienen en los últimos años y firmó a Darwin Núñez. El futbolista uruguayo, de 23 años, es el segundo fichaje más caro de la historia para los 'reds' tras desembolsar en las arcas del Benfica 75 millones de euros. El punta de Artigas aterriza en Anfield tras anotar 34 goles en 41 partidos y llega con la misión de hacer olvidar a Sadio Mané y de volver a poner de moda los colores de Uruguay, como ya hiciera Luis Suárez, en las calles de Liverpool.

No son los únicos movimientos de la Premier. 'London calling', como diría The Clash, y esa llamada tiene que ver con el gol. El Tottenham ha redondeado su ataque con el fichaje de Richarlison, un futbolista que ya conoce el fútbol inglés y que espera encontrar ahora el club perfecto para explotar de forma definitiva. El equipo que comanda el italiano Antonio Conte ha pagado 60 millones de euros al Everton y tendrá que encontrar acomodo al al brasileño en la punta de ataque junto a dos figuras de la dimensión de Harry Kane y Heung Min Son. También en la capital, el Arsenal ha firmado a Gabriel Jesus por 52 'kilos' y el Chelsea ha abierto la puerta de salida a Romelu Lukaku como cedido al Inter de Milán, apenas un año después de su fichaje. Los de Tuchel buscan ahora en el mercado un jugador de garantías que ocupe el espacio del belga.

El mercado de verano es largo, faltan casi dos meses para su fin, pero ya hay varios delanteros que han dado pasos para ser los siguientes en cambiar de aires. Destacan Cristiano Ronaldo y Robert Lewandowski, dos jugadores que ya le han comunicado a Manchester United y Bayern de Múnich respectivamente su deseo de cambiar de club. El Barcelona aguarda por el polaco mientras que el luso ya ha despertado el interés de Chelsea, Nápoles, Bayern e incluso Sporting de Portugal, el club en el que el de Madeira comenzó a forjar su leyenda hace casi dos décadas. El mercado del '9' ha entrado en ebullición.