Borrar
Zinedine Zidane, en rueda de prensa. Foto: Rodrigo Jiménez (Efe) | Vídeo: Atlas
Jornada 33

Zidane huye de triunfalismos

«Los jugadores saben que no hemos ganado nada», subraya el técnico del Real Madrid, que avisa de que los futbolistas del Barça «van a hacer todo lo posible para ganar esta Liga hasta el final»

Óscar Bellot

Madrid

Miércoles, 1 de julio 2020, 12:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Zinedine Zidane no quiere vender la piel del oso antes de cazarlo. «Tenemos seis partidos, 18 puntos. Hasta que matemáticamente no seamos campeones no se puede decir nada. Hay que respetar al rival. Los rivales están ahí y van a hacer todo lo posible para ganar esta Liga hasta el final. Nada de confianza ni de decir que esto se acabó. Los jugadores saben que no hemos ganado nada», dijo la víspera del duelo que medirá al Real Madrid contra el Getafe en la trigésimo tercera jornada de Liga.

Un partido que podría encarrilar el título para los blancos, tras el empate del Barça frente al Atlético. Pero el francés tiene claro que lo importante es que su equipo mantenga la buena dinámica que lleva desde que se reanudó la competición, sin pensar más allá. «Hemos ganado cinco partidos pero no significa nada. Hay que seguir repitiendo lo que estamos haciendo», incidió en un mensaje que repitió varias veces a lo largo de la rueda de prensa.

El preparador del Real Madrid se declaró «muy contento y orgulloso de los jugadores» por ese pleno en los cinco últimos encuentros que le han situado en una situación privilegiada, aunque subrayó la necesidad de mantener la guardia alta hasta el final. «Nos quedan seis finales y hay que intentar hacer lo máximo para ganar nuestro partido. Estamos bien pero esto no significa nada. Estamos a un punto y nada más», señaló.

Pese a que una victoria contra el Getafe situaría a los blancos cuatro puntos por encima de un Barça convertido en un polvorín, Zidane no piensa que el envite con el equipo de Pepe Bordalás pueda acabar por decantar el campeonato. «Si ganamos mañana no va a pasar nada definitivo. Vamos a seguir en nuestra línea, seguir con nuestra energía que es buena. La tenemos que mantener. Mañana vamos a tener un rival que lo va a poner complicadísimo», apuntó antes de recordar que pese a los malos resultados del conjunto azulgrana, «la temporada no está terminada». «No hemos ganado nada, esta es la realidad», insistió.

Evitó hablar del apretado calendario, que obligará al Real Madrid a disputar las cuatro últimas jornadas en el espacio de nueve días. «Lo del calendario como siempre. No puedo hacer nada. Lo que podemos hacer es preparar bien los partidos, recuperar bien. Es una cosa de todos los equipos. Es lo que hay. Tenemos que jugar y acabar los partidos. Ahora hay que pensar únicamente en el partido de mañana. Estamos preparados», atajó sin querer entrar en disputas con LaLiga. «Ellos hacen su trabajo y yo el mío», dijo.

Venta de Achraf

Se refirió a la inminente venta de Achraf Hakimi al Inter de Milán. «Es un jugador nuestro, pero puede pasar de todo. Ha hecho una buena temporada. En este club hay dos cosas: la parte económica y la deportiva. No es el momento de hablar de eso. Pueden pasar cosas en breve pero lo mío es la parte deportiva. Mañana tenemos un partido y es lo que me interesa más. Lo otro es parte del club», comentó sobre la probable salida del canterano blanco, que busca unos minutos que en el Real Madrid se verían comprometidos ante la presencia en el lateral derecho de Dani Carvajal, uno de los intocables de Zidane.

Negó por último estar enfadado por las recientes declaraciones de James Rodríguez en las que el colombiano dejaba claro su deseo de cambiar de aires, tras quedarse el pasado verano en el Real Madrid contra su voluntad. «Él está diciendo la verdad. Sabemos el jugador que es, quiere jugar más y es normal. Yo lo entiendo», cerró.

Hazard, durante el partido ante el Mallorca. EP

Hazard, fuera de la convocatoria ante el Getafe

La ausencia de Eden Hazard es la gran sorpresa en la lista de 24 convocados ante el Getafe que facilitó Zinedine Zidane. El belga, cuyo maltrecho tobillo fue puesto a prueba por los rivales en los últimos partidos, no se vestirá de corto ante el cuadro azulón por precaución, mientras regresan Lucas Vázquez y Luka Jovic, superadas sus respectivas lesiones.

Zidane ya había adelantado en rueda de prensa que convenía ser cauteloso con el crack belga. «Sabemos el jugador que es, fundamental, muy bueno. Los rivales también. Ojalá que no haya ninguna intención de hacer daño a un jugador. El rival siempre intenta jugar fuerte contra nosotros. Con Eden hay que estar tranquilo. Ha tenido un tiempo con dificultades y hay que ir despacito con Eden. No tengo ninguna duda de que todo eso va a desaparecer y de que va a estar muy bien dentro de poco», manifestó sobre el '7', que completó el último entrenamiento con el grupo sin incidencias, por lo que su exclusión de la convocatoria responde únicamente al deseo del técnico de protegerle de cara a las siguientes citas de la temporada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios