Axel Witsel, junto a Enrique Cerezo en su presentación como jugador del Atlético. / víctor lerena / efe

Presentación

Witsel: «Tengo ganas de conocer a la afición en el lado bueno»

El centrocampista belga se muestra ambicioso en su puesta en escena en el Metropolitano como jugador del Atlético y señala al Cholo Simeone como una de las razones para su fichaje

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Axel Witsel ya ejerce como jugador del Atlético. Su puesta en escena como futbolista colchonero, junto al presidente del club, Enrique Cerezo, no dejó indiferente a la afición rojiblanca, a la que comenzó a ganarse desde el primer momento con un guiño en relación con aquellas polémicas declaraciones de Courtois sobre su exequipo en la previa de la final de Champions.

«Recuerdo que fueron duros, aquí fueron partidos muy calientes. Con el Borussia jugamos bien en Alemania, pero aquí fue muy complicado. Tengo muchas ganas de conocer el ambiente y a la afición, esta vez en el lado bueno», señaló el centrocampista belga durante su presentación en el Metropolitano, un escenario que ya conoce como visitante, pues fue titular en el duelo entre Atlético y Dortmund en la fase de grupos de la Champions 2018-19.

Witsel, que llega libre y firma por una temporada, hasta junio de 2023, se deshizo en elogios hacia el que será su nuevo técnico, el Cholo Simeone, del que dijo que es una de las razones para su fichaje: «Es uno de los mejores entrenadores del mundo, una de las razones por las que estoy aquí. En los últimos días nos hemos centrado en el físico y no he podido hablar mucho con él, pero estoy muy orgulloso de trabajar con él. Da igual la edad, con 33 o 23 siempre se puede aprender algo, y siempre se puede aprender con él».

Y es que la edad y algunos problemas físicos en los últimos tiempos, incluida una rotura del tendón de Aquiles en enero de 2021, parecen el principal hándicap de un jugador que llega al Atlético tras cuatro temporadas de máxima exigencia en la Bundesliga y la Champions en el Borussia Dortmund, siendo todavía un pilar de la potente selección belga que dirige Roberto Martínez. Previamente pasó por el Standard de Lieja, Benfica, Zenit de San Petersburgo y Tianjin Quanjian de la liga china, en la que probó fortuna con apenas 27 años en un movimiento poco común para un jugador europeo.

Un grupo de calidad

«Estaba libre y elegí el Atlético porque quería seguir en alto nivel, sé que no me quedan diez años, pero quiero aprovechar mis últimos años para jugar al más alto nivel, el Atlético está a ese nivel y por eso estoy aquí», añadió en referencia al momento de su carrera en el que llega a la Liga, convencido de poder ofrecer todavía un nivel acorde a las exigencias y ser el acompañante ideal para Kondogbia como mediocentro defensivo atlético después de la marcha del mexicano Héctor Herrera a la MLS estadounidense.

Llega avalado por los 41 partidos que disputó la pasada campaña entre todas las competiciones, lo que demuestra su peso específico en el subcampeón de la Bundesliga en la campaña posterior a la lesión más grave de su trayectoria deportiva. «He pasado por muchos clubes y es verdad que tras estar aquí y haber entrenado con el grupo, creo que es en el que más calidad hay de toda mi carrera», valoró Witsel, ambicioso en su desembarco en el Metropolitano, donde no renuncia a nada y pretende firmar una exitosa etapa a las órdenes del Cholo.