Borrar
Última hora La colisión entre dos vehículos desata el caos y colapsa la Autovía Marítima
Jornada 12

Lewandowski saca al Barça del agujero

Un gol del polaco en el descuento le sirve a los de Xavi para sumar tres puntos y seguir la estela del Real Madrid

daniel panero

Sábado, 29 de octubre 2022, 00:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Pasar página cuanto antes. Eso es lo que buscará el Barcelona este sábado en Mestalla ante el Valencia. El conjunto que dirige Xavi Hernández recibió un durísimo revés el miércoles al ser eliminado por segunda temporada consecutiva a las primeras de cambio en la Liga de Campeones, pero necesita levantarse para evitar que el bajón se extienda a una competición en la que todavía tiene opciones reales de hacerse con el título. Los culés buscan un triunfo que les permita seguir la estela del Real Madrid y retomar una confianza que está más mermada que nunca.

«Sigo siendo positivo, aunque es un batacazo importante lo de la Champions. Todavía podemos pelear por la Liga, la Copa, la Europa League y la Supercopa. El partido de mañana es ante un rival fuerte, por lo que es una prueba para demostrar carácter y reacción», aseguró Xavi este viernes en la rueda de prensa previa al partido de su equipo frente al Valencia. El técnico catalán es consciente de la importancia que tiene dejar atrás la debacle europea y retomar la senda de la victoria recuperando las sensaciones que el equipo azulgrana tenía antes de medirse al Bayern de Múnich.

Y es que el principal objetivo que tendrá el Barça en Mestalla será el de parecerse lo máximo posible al equipo que se impuso de forma rotunda al Villarreal y al Athletic y distanciarse mucho del que cayó ante el Bayern. Frente a los germanos, los de Xavi terminaron el choque sin un solo disparo entre los tres palos de la portería defendida por Ulreich y con la sensación de ser, una vez más, un conjunto frágil en ambas áreas. Esa imagen debe cambiar de inmediato si los culés quieren pelear por los títulos que todavía están en juego.

Para salir de ese bache, Xavi podrá contar con todos sus futbolistas a excepción de los lesionados Sergi Roberto, Ronald Araujo, Andreas Christensen y Memphis Depay. Todas estas ausencias condicionarán un once en el que el técnico de Tarrasa podría incluir novedades para apaciguar el impacto generado por la aglomeración de partidos del mes de octubre y para dar savia nueva a un equipo anímicamente tocado. Eric García podría volver a la zaga, Gavi a la medular y Ansu Fati y Raphinha podrían ser de la partida en lugar de Dembélé, que no tuvo su mejor noche ante el Bayern.

Un rival necesitado

No será un partido sencillo para el Barcelona. El Valencia ha dado esta temporada muestras de ser un equipo en clara mejoría y que ha logrado desde la llegada de Gennaro Gattuso ser un conjunto mucho más equilibrado y al que es difícil meterle mano. El Valencia llega al choque ante los blaugranas, eso sí, inmerso en una racha que le ha llevado a sumar tres partidos consecutivos sin ganar, por lo que necesita tres puntos que les permitan recuperar sensaciones y acercarse de una vez por todas a los puestos que dan acceso a competiciones europeas.

Para lograr ese triunfo ante su público, los jugadores dirigidos por Gattuso tendrán que sobreponerse a la ausencia de varios jugadores importantes en el engranaje valencianista. Diakhaby y Samu Castillejo se unen a las bajas por lesión de Jaume Doménech y Comert y no podrán ser de la partida, al igual que Yunus Musah, sancionado por acumulación de amonestaciones y Nico, que no podrá ser alineado por la cláusula del miedo impuesta por el Barcelona. Estas bajas modificarán el plan de Gattuso, que podría apostar por un once con cinco defensas, Hugo Guillamón en la medular y Samuel Lino y Justin Kluivert como escuderos en ataque para acompañar a Edinson Cavani.

El Barcelona cogió aire este sábado en Mestalla. El conjunto que dirige Xavi se impuso al Valencia por 0-1 en un partido en el que no mostró su mejor versión, pero en el que un arreón en los minutos finales fue suficiente para aparcar de forma provisional el varapalo de la Liga de Campeones. Lewandowski, en el minuto 93, aprovechó un centro de Raphinha para liberar a su equipo y alejar los fantasmas.

«Hay que cambiar el chip de la Champions», dijo Xavi en la previa y a eso se puso desde el minuto uno el Barcelona en Mestalla. El técnico de Tarrasa puso en liza un once con novedades, sí, pero las justas. Balde jugó en el lateral derecho, Jordi Alba recuperó el izquierdo y Ansu Fati ejerció de acompañante de Lewandowski y Dembélé. El plan, aun con el cambio de piezas, fue el habitual. Los azulgrana trataron de ser protagonistas con el balón, presionaron arriba tras pérdida y fueron capaces de ganar la batalla por la medular a un Valencia que se ha acostumbrado a ser el poseedor del cuero esta temporada desde que llegara Gennaro Gattuso.

El plan de Xavi tenía todos los ingredientes para tener éxito salvo por un pequeño detalle: el gol. El Barça tuvo el control del choque durante toda la primera mitad, poco a poco fue mejorando en la velocidad de la circulación de balón y logró desarbolar al Valencia gracias a las continuas irrupciones desde los extremos. Tanto es así, que los culés tuvieron hasta tres ocasiones para adelantarse en el marcador tras un error en la salida de Mamardashvili, después de un mano a mano de Ansu Fati en el que no pudo batir al meta georgiano y con un cabezazo al poste de Lewandowski al filo del descanso.

Valencia

Mamardashvili, Thierry (Jesús Vázquez, min. 79), Gabriel Paulista, Comert, Gayà, Guillamón, Foulquier, Almeida (Lato, min. 73), Kluivert (Castillejo, min. 73), Samuel Lino y Cavani (Marcos André, min. 18).

0

-

1

Barcelona

Ter Stegen, Balde, Koundé (Piqué, min. 74), Eric García (Marcos Alonso, min. 42), Jordi Alba, Busquets (Gavi, min. 56), De Jong, Pedri, Dembélé (Ferran Torres, min. 56), Lewandowski y Ansu Fati (Raphinha, min. 57).

  • Gol: 0-1: min. 93, Lewandowski.

  • Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó a Eric García, Marcos Alonso, Samuel Lino, Guillamón, Gavi, Piqué, Castillejo, Foulquier y Ferran Torres.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la 12ª jornada de Liga, disputado en Mestalla ante 46.007 espectadores.

Ese fue el gran momento de un Barça al que no le sentó del todo bien el paso por vestuarios. Los de Xavi regresaron al césped y vieron cómo todo el trabajo realizado en la primera mitad se pudo ir al traste en un abrir y cerrar de ojos. Samuel Lino batió a Ter Stegen tras ganarle la espalda a Balde, pero la acción fue invalidada por una mano previa de Marcos André cuando pugnaba con Koundé. Fue un susto que hizo que Xavi se decidiera antes de lo previsto a agitar la coctelera ante la reacción de un Valencia que parecía otro tras el descanso. El egarense introdujo de una tacada a Gavi, Ferran Torres y Raphinha, tres cambios destinados a modificar la inercia de un partido en el que los culés habían perdido el control y tenían menos fluidez en la circulación.

Los cambios mejoraron levemente la imagen de un Barcelona que comenzó a encontrar entre líneas a los De Jong o Pedri y que se volcó en los instantes finales contra la portería defendida por Mamardashvili. Piqué entró por el lesionado Koundé y fue testigo de excepción de un equipo que a falta de cabeza comenzó a tirar de corazón.

Los culés avisaron con una jugada de tiralíneas que Ferran Torres no acertó a rematar y fue entonces cuando apareció Lewandowski para demostrar que su idilio con el gol sigue intacto. El punta polaco se movió como pez en el agua para ganar a su par en el área y aprovechar un centro de Raphinha cuando ya habían pasado tres minutos de tiempo añadido. Su gol fue una liberación para los de Xavi, que ya se asomaban a un nuevo pinchazo en Liga que iba a redondear una semana trágica y a permitir que el Madrid abriera brecha en la carrera por el título.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios