Jornada 35

El Madrid pide sitio en Cibeles desde su fortín

Benzema y Asensio ejecutan en el Di Stéfano a un buen Alavés que obligó a lucirse a Courtois con un par de paradas de campeonato

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

El Real Madrid mantiene su ritmo demoledor y pide sitio en Cibeles para celebrar una Liga que sigue vistiéndose de blanco. Venció el equipo de Zinedine Zidane al Alavés en el Alfredo Di Stéfano, fortín inexpugnable en el que ha sumado cinco de las ocho victorias que le han dejado el título a tiro. Con Benzema haciendo de Sergio Ramos desde los once metros y Asensio celebrando la segunda diana de su feliz retorno a los terrenos de juego, la escuadra de Chamartín superó otra final y ya sólo le quedan tres para amarrar ese objetivo que se torció antes del parón y que toma cariz de inevitable gracias a la solidez de que han hecho gala los pupilos del marsellés desde la reanudación del campeonato.

Ni las sensibles bajas con que acudió al envite con el cuadro albiazul alteraron el pulso del líder, que con una retaguardia de circunstancias y el mismo tridente ofensivo de San Mamés sumó otros tres puntos para mantener en cuatro la renta sobre el Barça a falta de tres jornadas. Doble margen de error, con el 'goal average' también de su lado, que convierten cualquier desenlace distinto a ver a Sergio Ramos alzando el trofeo en un final inimaginable a una semana de que concluya la Liga.

Rubricaron con placidez los locales un encuentro en el que sólo sufrieron en el primer tiempo, donde el Alavés del debutante Muñiz dejó buenas sensaciones para acabar diluyéndose en la segunda parte. Amenazaron pronto los albiazules con una incursión de Edgar por la izquierda retando a Lucas Vázquez, lateral postizo, que derivó en un cabezazo contra el larguero de Joselu y un remate posterior de Lucas Pérez que sacó Varane bajo palos. La formidable dupla ofensiva que sostuvo a los gasteiztarras hasta el parón volvía a hacer de las suyas tras una larga interrupción que les ha mojado la pólvora.

2 Real Madrid

Courtois, Lucas Vázquez, Varane, Militao, Mendy, Casemiro (Brahim, min. 93), Modric (Valverde, min. 70), Kroos, Rodrygo (Isco, min. 82), Benzema (Hazard, min. 82) y Asensio (Vinicius, min. 70).

0 Alavés

Roberto, Ximo Navarro (Aguirregabiria, min. 23), Laguardia, Ely, Adrián Marín, Fejsa (Abdallahi, min. 55), Camarasa, Burke, Edgar (Borja Sáinz, min. 68), Lucas Pérez (Rioja, min. 55) y Joselu (José Luis Rodríguez, min. 69).

  • Goles: 1-0: min. 10, Benzema, de penalti. 2-0: min. 49, Marco Asensio.

  • Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Amonestó a Abdallahi.

  • Árbitro: Partido correspondiente a la 35ª jornada de Liga, disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano sin público.

Su pujanza hizo que el pleito comenzara de nalgas para el conjunto de Zidane, pero encontró pronto socorro. Tiró de piernas Mendy para penetrar en el área y Ximo Navarro le atropelló con la rodilla. Penalti sin paliativos, por muchos que algunos busquen carnaza. No estaba Sergio Ramos pero sí Benzema, que tampoco es manco desde los once metros. Diez de diez del '9' desde que porta el escudo del Real Madrid, otro seguro a todo riesgo.

Sosegó el marcador al líder, que mutó las bandas de Asensio y Rodrygo respecto a su disposición frente al Athletic. A la izquierda el paulista y a la derecha el balear, buscando el perfil ideal de este último para el disparo. Rozó Kroos el segundo con un disparo desde el pico del área que se fue alto por centímetros y volvió a acariciar el gol el Real Madrid en un centro de Mendy que tocó en Camarasa y obligó a Roberto a ejecutar una parada de balonmano.

Courtois sostiene el muro

Sufría atrás el Alavés pero amenazaba por alto, con Joselu como pertiguista destacado y el velocista Burke retando a la carrera. El escocés se midió al esprint a Casemiro y sacó un latigazo que repelió Courtois con una gran mano abajo. Mal negocio dar metros al británico, que tiró poco después un autopase de fantasía ante Militao que no cobró mayor riesgo para los blancos porque Joselu le secuestró el remate a Lucas Pérez. Por el costado de Burke tenía una buena vía el Alavés, desnaturalizado Lucas Vázquez como defensor. Corto resultado al intermedio que mantenía vivo el choque, sobre todo porque el Alavés no le había perdido la cara en ningún momento.

El paso por vestuarios dejó fuera de juego a Gil Manzano, lesionado en el tobillo. Saltó a escena Rodríguez Carpallo. Como si los árbitros no tuviesen ya bastante con el indiscutible protagonismo que han cobrado en esta mini-Liga del coronavirus. Tuvo su cuota particular el alicantino en el segundo gol del Real Madrid. Filtró Rodrygo, recogió en posición ajustada Benzema y enfiló el área con la compañía de Asensio. Cedió el ariete para que el extremo embocase a placer una nueva diana con la que adornar su afortunado regreso tras la gravísima lesión que sufrió hace un año. Revisó Alberola Rojas en la sala VOR y dio curso legal a lo que el asistente había invalidado. Otro resquicio para plañideros.

Tuvo la sentencia Benzema a pase de Asensio pero se topó con Roberto, y Rodrygo a continuación en un centro de Lucas Vázquez que no cazó por centímetros. Pudo recortar ventaja Joselu tras asistencia de Luis Rioja, pero Courtois le dio el alto. Con el belga en semejante estado da igual que Zidane levante un muro o ponga una valla. Su portería es dirección prohibida y ya encadena cinco partidos sin encajar gol. Con Muñiz más pendiente de dosificar fuerzas de cara a los tres partidos que le quedan a los babazorros, el duelo murió con el regreso de Hazard y la salida de Benzema renqueado de su pierna derecha que puso un punto de preocupación en otra noche feliz de los blancos.