Borrar
Joao Félix se lamenta de una ocasión de gol fallada con el Chelsea. EFE
Pochettino prescinde de Joao Félix, un problemón para el Atlético

Pochettino prescinde de Joao Félix, un problemón para el Atlético

Cerezo confirma que el nuevo técnico del Chelsea no quiere en su nuevo proyecto al portugués, enfrentado a Simeone pero sin ofertas que se acerquen a los 100 millones que pide el Atlético para recuperar la mayor inversión de su historia

Ignacio Tylko

Madrid

Martes, 30 de mayo 2023, 13:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Joao Félix, el fichaje más caro en la historia del Atlético, vuelve a ser un problema para el club rojiblanco ya que termina su cesión con el Chelsea y, si nada cambia, tendrá que regresar tras las vacaciones veraniegas a las órdenes del Cholo Simeone, técnico del que está muy distanciado. Enrique Cerezo, presidente colchonero, confirmó este martes durante un acto en la Universidad Complutense que ya saben que el luso no entra en los planes de Mauricio Pochettino para su proyecto en el Chelsea.

«La verdad es que no puedo avanzar nada del plan con Joao. Ayer recibimos la noticia de que el nuevo entrenador no cuenta con él para el Chelsea y no tenemos nada previsto todavía. Joao es jugador del Atlético ahora», afirmó Cerezo en la Complutense. Un lío para los del Metropolitano y para el propio futbolista, que no ha ocultado en ningún momento su deseo de quedarse en Stamford Bridge porque entiende que el estilo del Chelsea le gusta más que el del Cholo y se adapta mejor a sus condiciones. Ya dejó bastante claro en sus manifestaciones que no tenía ganas de volver al Atlético, pero su contrato le liga por cuatro temporadas más.

Reclutado desde el Benfica por 127 millones de euros, Joao Félix recaló a préstamo en el Chelsea después de tres ejercicios y medio en el Atlético, donde mostró su calidad a cuentagotas. Por encima de sus discretos números, con 34 goles y 16 asistencias en un total de 131 partidos, esa etapa del luso en el Metropolitano quedó marcada por su falta de sintonía con Simeone. Una relación complicada que este curso generó división en la grada y en el vestuario.

Después de un inicio de campaña horrible en la Liga y en Europa, tras el Mundial el Atlético recuperó sus señas de identidad, se clasificó sin problemas para su undécima Champions consecutiva y la afición se volcó de nuevo con Simeone y se olvidó tanto de Joao Félix como de compañeros que le apoyaban como Cunha y Felipe y que también salieron del Atlético. Si de rojiblanco anotó cinco goles antes de abrirse el mercado invernal, de azul ha marcado cuatro. Registros muy alejados para un jugador que en 2022 llegó a presumir de que estaba más cerca del Balón de Oro.

El 'menino' condiciona el futuro

El 'menino' cobra en torno a nueve millones de euros por temporada y el Atlético necesita desprenderse de él para poder reforzarse sin incumplir el límite salarial. Su idea es no venderlo por menos de 100 millones o al menos conseguir una cesión como la del Chelsea, que abonó 11,5 millones los rojiblancos por disfrutar del jugador durante seis meses, además de la parte proporcional del sueldo. A día de hoy, no hay ofertas por Joao Félix, aunque se especula con la opción del Manchester United, dispuesto a invertir este verano en torno a 500 millones para reforzarse en su regreso a la Champions.

Pochettino, sin equipo desde que el curso pasado acabó su ciclo en el PSG, es el entrenador que eligió Todd Boehly, el magnate estadounidense propietario de los londinenses, para que conduzca al Chelsea las dos próximas campañas y de un volantazo a una temporada horrible bajo el mando de Thomas Tuchel primero, Graham Potter después y Frank Lampard al final.

El ex entrenador de Espanyol y Tottenham, entre otros clubes, y siempre en el horizonte del Real Madrid, afronta el reto de devolver a los 'blues' al nivel de ese magnífico equipo que conquistó la Champions en 2021. Dispone de una plantilla amplísima con más de 30 futbolistas, además de los cedidos, y tiene que tomar decisiones drásticas. Una de las primeras, dar portazo a Joao Félix, un quebradero de cabeza ahora para su representante, el superagente Joao Mendes, muy bien relacionado con Miguel Ángel Gil Marín, CEO del Atlético.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios