Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 18 de julio
Gerard Piqué, tendido sobre el césped del Metropolitano. JuanJo Martín (Efe)
La lesión de Piqué va para largo y añade otro problema al Barça
Análisis

La lesión de Piqué va para largo y añade otro problema al Barça

A nueve puntos del Atlético en la Liga, el equipo de Koeman se queda sin el central de cuatro a seis meses y sin Sergi Roberto para los dos siguientes, que se unen a la baja de larga duración de Ansu Fati, a las menos graves de Busquets y Araujo y a la incógnita de Umtiti

p. ríos

BARCELONA

Domingo, 22 de noviembre 2020, 15:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Al Barça se le acumulan los problemas antes de un tramo de la temporada repleto de partidos, prácticamente cada tres y cuatro días hasta las vacaciones navideñas. A los malos resultados deportivos de un equipo que, tras la derrota en el Wanda Metropolitano (1-0), ya está a nueve puntos del Atlético en la clasificación de LaLiga Santander se añaden los contratiempos en forma de lesiones. La más preocupante, la de Gerard Piqué. Tras una acción de mala suerte en la que Correa le cayó de forma aparatosa en la pierna, sufre un esguince en el ligamento lateral de la rodilla derecha, con una afectación parcial en el ligamento cruzado. No se estimó un periodo de baja a falta de más análisis, pendientes los servicios médicos del club y el jugador de si se opta por un tratamiento conservador o por una operación, pero todo indica que estará en la enfermería entre cuatro y seis meses.

Es un serio contratiempo para un equipo que solo tiene a un central disponible, Lenglet, pues el estado de la rodilla de Umtiti es una incógnita, y para nada fiable aunque comenzara a jugar, mientras que al joven Ronald Araújo le quedan un par de semanas de ausencia por un percance muscular. También es una pésima noticia para un jugador que en febrero cumplirá 34 años y que nunca sufrió lesiones graves a lo largo de su laureada carrera. Habrá que ver si Piqué quiere afrontar un periodo de recuperación y rehabilitación complejo en la recta final de su profesión.

Frenkie de Jong, central de urgencia en varios partidos ya de la presente temporada, tiene todos los números para reubicarse de central. Al neerlandés no le gusta demasiado ese reciclaje, pero comienza a tener actuaciones más destacadas en el eje defensivo que como mediocentro, demarcación en la que todavía no ha demostrado casi nada en el Barça pese a su cartel internacional. Y ya van 15 meses en el club.

El catalán Óscar Mingueza y el argentino Santiago Ramos Mingo son los mejor colocados del filial para echar una mano a la espera de intentar fichar a Eric Garcia en enero. No es un secreto que el joven defensa del Manchester City volverá al Barça, el club en el que se formó. Ya se intentó su contratación en agosto, pero el club inglés pedía 18 millones que el Barça, en una situación económica complicada por la pandemia, no pudo pagar, sabiendo también que el 30 de junio de 2021 quedará libre. Y ese es el dilema: gratis en julio o pagando ahora una cantidad a negociar por una Junta Gestora, pues el club no tendrá presidente hasta el 24 de enero. Un caos.

Messi, errático

Piqué no fue el único lesionado. Sergi Roberto, que venía de completar su mejor partido de los últimos tiempos con la selección española en el 6-0 ante Alemania, se rompió en un disparo final desde fuera del área en busca a la desesperada de un empate que no llegó. Sufrió una rotura del recto femoral del muslo derecho y estará dos meses de baja. Sergiño Dest, de 20 años, tendrá que asumir la responsabilidad en el lateral derecho. El de Reus también era una alternativa para el doble pivote al bajar De Jong al centro de la defensa, pero Koeman se queda solo con Pjanic, que no le convence en esa zona, pues a Sergio Busquets le faltan una semana para volver tras su leve lesión con la selección española. Carles Aleñá y Riqui Puig, olvidados hasta ahora, podrían tener un protagonismo inesperado. El martes, en Kiev ante el Dinamo, llegará la primera prueba para conocer las soluciones de Koeman.

Y, con todo, la baja que más se notó ya ante el Atlético fue la de Ansu Fati, quien no reaparecerá hasta marzo tras ser operado del menisco interno de la rodilla izquierda. Solo tiene 18 años, pero nadie desequilibraba como él ni tenía las ideas tan claras en ataque, mucho más que Messi, sin ir más lejos. El argentino perdió más de 25 balones ante el Atlético, obsesionado con hacer la guerra por su cuenta en un momento en el que no tiene físico ni luz para afrontar aventuras en solitario. Koeman sigue defendiéndole, pero la paciencia se acaba.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios