Eric García, durante el partido ante la Real Sociedad. / Alejandro García (Efe)

Análisis

Piqué, un espejo para Eric García

Ambos abandonaron La Masia para viajar a Mánchester y regresaron dispuestos a triunfar como centrales en el Barcelona

DANIEL PANERO MADRID

Eric García tiene ante sí uno de los retos más importantes de su vida, pasar de promesa del fútbol español a realidad. El joven central, de apenas 20 años, ha aterrizado en el Camp Nou con el objetivo de dar estabilidad a la zaga culé y para ello tiene delante un referente que ya trazó un camino similar al suyo, Gerard Piqué.

Año 2008. El Barcelona acude al mercado en busca de un central diestro, con buena salida de balón y con el carisma suficiente para coger el relevo de Rafa Márquez, un futbolista capital para empezar el fútbol desde atrás. Ese jugador no es otro que Gerard Piqué, una joven promesa de La Masia que se marchó muy pronto a la Premier League, con solo 17 años, para enrolarse en las filas del Manchester United.

Piqué regresó a Barcelona después de no ser un habitual para Alex Ferguson en el Manchester United, club con el que apenas disputó 23 partidos en las tres temporadas en las que formó parte de la plantilla de los 'diablos rojos'. El hoy capitán del Barça tuvo tiempo, eso sí, de engrosar sus vitrinas con una Premier League, una Community Shield y una Champions League.

Aquel bagaje fue suficiente para un Barcelona que buscaba sangre fresca en un proyecto en el que Pep Guardiola empezaba a dar sus primeros pasos. Aquel Piqué de enorme proyección coincidiría en la zaga con un líder como Carles Puyol, un futbolista con el que crecer y convertirse en un jugador capital para la próxima década en el Barça.

La apuesta por repescar a un defensa que ya conoce todos los engranajes del sistema Barça funcionó a la perfección. Piqué ha sumado la friolera de 30 títulos, se ha convertido en un emblema de la entidad y en ese jugador en el que pueden fijarse los jóvenes valores del club blaugrana. Ese es el caso de Eric García, un central que ido calcando todos los pasos dados por 'Geri' hasta su regreso al Camp Nou.

Apuesta de Guardiola

Eric García también era uno de los futbolistas más prometedores dentro de la prolífica cantera del Barcelona. Su talante, siempre tranquilo, y su facilidad para salir jugando el balón desde atrás le permitieron encajar a la perfección en el club e hicieron que otros grandes equipos que trataban de implantar un modelo similar se fijaran en él. Fue el caso del Manchester City, club que no necesitó romper el mercado en 2017 para llevarse al central por 1,7 millones.

Ya en Mánchester, se convirtió en un fijo para las categorías inferiores del club hasta que Guardiola apostó por él y le hizo debutar en el Premier League en 2019. Al igual que Piqué en su rival ciudadano, Eric García se topó con una competencia muy dura en uno de los grandes transatlánticos del fútbol europeo. A Piqué lo frenaron Nemanja Vidic o Rio Ferdinand, mientras que a Eric lo hicieron Aymeric Laporte, John Stones o Rubén Dias. La solución en ambos casos fue la misma, volver a casa.

En el Manchester City, Eric García tuvo también la oportunidad de engrosar sus vitrinas con una Premier League, tres Copas de la Liga y una Community Shield, pero no ha logrado erigirse en un futbolista capital. Para lograrlo en Can Barça, puede fijarse en un espejo como Piqué, un futbolista que desde la primera temporada venció al miedo escénico con apenas 21 años y se convirtió en un fijo disputando hasta 45 partidos en su primer curso.

Eric García comenzó su andadura el pasado domingo ante la Real Sociedad ocupando precisamente la posición en la que más ha brillado Piqué, la de central diestro. Hoy el '3' del Barça es el que tiene el rol de maestro que Carles Puyol tuvo en su día con él y es un ejemplo de que se puede volver de Mánchester y triunfar en el club que le formó. En el Barcelona se frotan las manos con que Eric García pueda continuar calcando el camino de su compañero en la zaga.