Vinicius, durante el derbi del Metropolitano disputado el domingo. / reuters

Racismo

El Atlético condena los insultos a Vinicius tras las quejas de Pedro Sánchez

El club rojiblanco reclama la identificación de los autores y asegura que expulsará a los responsables en caso de que sean socios de la entidad

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

El Atlético de Madrid condenó en la tarde de este martes con contundencia los insultos racistas dirigidos contra Vinicius, horas después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lamentase la tibieza del club rojiblanco y reclamase públicamente «un mensaje fuerte contra este tipo de comportamientos». El Atlético aseguró que expulsará del club a los autores de los gritos racistas proferidos contra el delantero brasileño del Real Madrid en el caso de que sean socios de la entidad.

«Estos cánticos nos provocan una enorme repulsa e indignación y no vamos a permitir que ningún individuo se escude en nuestros colores para proferir insultos de carácter racista o xenófobo. En el Atlético de Madrid tenemos tolerancia cero con el racismo, nuestro compromiso en la lucha contra esta lacra social es total y no nos detendremos hasta conseguir eliminarla», apuntó el club que preside Enrique Cerezo después de que la noche del lunes emitiese un primer comunicado más suave respecto al polémico 'caso Vinicius'.

«También queremos invitar a todos los profesionales relacionados con el mundo del fútbol a realizar una profunda reflexión. A los aficionados se les pide cordura y racionalidad y, sin embargo, profesionales de diferentes ámbitos generaron durante la semana una campaña artificial encendiendo la mecha de la polémica sin medir la repercusión de sus acciones y manifestaciones», lanzó el Atlético, en alusión, fundamentalmente, al presidente de la Asociación Española de Agentes de Futbolistas, Pedro Bravo, quien pidió a Vinicius «dejar de hacer el mono» con sus bailes para celebrar los goles, aunque posteriormente pidió disculpas.

El comunicado del Atlético se hizo público después de que Pedro Sánchez exigiera desde Nueva York una reacción convincente contra los insultos racistas. El presidente del Gobierno aseguró estar «muy triste» por los insultos proferidos contra Vinicius en las inmediaciones del Metropolitano antes del derbi del pasado domingo y reclamó «que los clubes de fútbol tomen en serio este tipo de comportamientos y reaccionen». «Como gran seguidor del Atlético, esperaba un mensaje fuerte de los clubes contra este tipo de comportamientos. Esto es lo que le pediré a mi equipo», declaró este martes Pedro Sánchez.

«Dolor enorme»

El club rojiblanco emitió la noche del lunes un primer comunicado en el que dijo «condenar enérgicamente cualquier tipo de actitud de carácter racista, una lacra de nuestra sociedad y que por desgracia no se da únicamente en el partido de ayer (por el domingo), sino en muchos ámbitos deportivos y no deportivos». Sin embargo, este martes, tras las quejas de Pedro Sánchez, el Atlético hizo público un segundo comunicado, más extenso y duro con los responsables de los gritos racistas. «¡Eres un mono, Vinicius, eres un mono!», gritó un grupo de radicales del Atlético en los alrededores del Metropolitano antes del derbi del domingo.

«Nos hemos puesto en contacto con las autoridades para solicitar que se identifique a las personas que participaron en ese execrable hecho y, en caso de ser socios del club, se procederá a aplicarles el régimen sancionador», anunció en un principio el club que preside Enrique Cerezo. «Nos hemos puesto en contacto con las autoridades para ofrecerles nuestra máxima colaboración en la investigación de los hechos acaecidos en el exterior del estadio y reclamarles la identificación de las personas que participaron para poder proceder a la expulsión inmediata de aquellos que sean socios del club», anunció el Atlético este martes.

«El dolor que siente la familia rojiblanca por este suceso es enorme. No podemos permitir que alguien pueda relacionar a nuestra afición con este tipo de comportamientos y cuestionar nuestros valores por culpa de una minoría que no nos representa. Nuestra decisión es firme y rotunda y no nos detendremos hasta expulsarles de la familia rojiblanca porque no pueden formar parte de ella», concluyó el club, que no entiende «el exagerado foco que previamente se puso sobre este partido generándose una campaña artificial y lamentable ajena al Atlético de Madrid».