Nacho, Busquets y Koke. / Agencias

Los 'one club men' de la Liga

Busquets, Koke y Nacho, titulares en la primera jornada del nuevo campeonato, son tres de los jugadores que comandan la lista de futbolistas que solo han militado en un equipo

RUBÉN ROZAS MADRID

El verano es época de fichajes, de mercado en estado puro. Multitud de movimientos se realizan en el mundo del fútbol durante este periodo del año. Jugadores que van y otros que vienen en cada equipo de cara a la nueva temporada. Aunque también los hay que permanecen inamovibles. Son los conocidos como 'one club men'. Futbolistas como Sergio Busquets (Barcelona) o Koke (Atlético de Madrid), referentes en sus equipos, así como Nacho (Real Madrid), ya todo un veterano en el conjunto blanco, han empezado su enésimo curso en las filas de los tres principales equipos españoles partiendo desde el once inicial en la primera jornada del campeonato.

Lejanos quedaron los tiempos de fidelidad eterna a un club, aquellos en los que empezar y acabar la carrera en un mismo sitio estaba a la orden del día. En un fútbol que cada vez tiene más de negocio y ha perdido parte de su esencia de antaño, cambiar de colores es ya lo más habitual. A pesar de ello, sigue habiendo un reducto de futbolistas que no saben lo que es ponerse otra camiseta que no sea la del equipo al que han consagrado su carrera. Unos infrecuentes casos en los que la lealtad a un escudo está por encima del sueldo o del afán por vivir nuevas experiencias profesionales.

Tratándose de una filosofía que cuenta cada vez con menos integrantes, no se puede hablar de esta, y mucho menos en España, sin nombrar al Athletic. La que es una de las entidades más longevas del balompié nacional otorga de manera anual el galardón One Club Man desde que surgiera en 2015 como premio a aquellos futbolistas que han desempeñado toda su carrera en un mismo conjunto. Figuras como las de Paolo Maldini (Milan), Carles Puyol (Barcelona) o Ryan Giggs (Manchester United) son algunas de las que relucen en su palmarés.

Si bien se trata de una especie en peligro de extinción, todavía quedan en el fútbol español, y en concreto en su máxima categoría, varios casos de identificación absoluta con unos colores. Aunque con el paso de los años van quedando menos, LaLiga Santander sigue contando una campaña más con jugadores que no conocen lo que es vestir otra camiseta diferente a la que llevan puesta a día de hoy. Una lista en la que no está ya Mario Gaspar, quien ha perdido durante este estío su condición de 'one club man' al marcharse al Watford después toda su vida ligada al Villarreal. La muestra clara de que no es nada fácil pertenecer a este particular grupo que conforman unos pocos privilegiados.

No son pocos los futbolistas que han pasado una gran parte de su carrera, o casi su totalidad, en un mismo club. Nombres como los de Iker Casillas, Raúl González, Guti, Xavi Hernández, Andrés Iniesta o Leo Messi constituyen algunos de los casos más notables. Jugadores a los que parecía difícil verles lucir otros colores que no fueran los del Real Madrid o del Barcelona, pero que acabaron probando lo que es vivir fuera de los dos colosos del fútbol español.

El reto de Nacho

Así, el hecho de desempeñar toda la trayectoria deportiva vistiendo una misma camiseta queda reducido a un selecto grupo. Futbolistas como Koke (Atlético de Madrid), Sergio Busquets (Barcelona), Sergi Roberto (Barcelona), Nacho Fernández (Real Madrid), José Luis Gayà (Valencia), Hugo Mallo (Celta) o Roberto Torres (Osasuna) son algunos de los actuales jugadores de Primera que aún conservan este honor. Aunque sería pecado olvidarse del Athletic, que cuenta con varios 'one club men' como Muniain, Iñaki Williams, Lekue o Yeray.

Cabe citar también el caso de la Real Sociedad, donde Xabi Prieto fue el principal referente en la historia reciente del conjunto txuri-urdin a la hora de hablar de los 'one club men'. En la plantilla que ahora tiene a su disposición Imanol Alguacil sobresale la figura del actualmente lesionado Mikel Oyarzabal, quien recogiera la diez del donostiarra y uno de los futbolistas que, como Elustondo o Zubeldia, no conocen otros colores que los blanquiazules.

Con años de carrera todavía por delante, el tiempo será el encargado de dictaminar si alguno acaba abandonando este selecto grupo. También quiénes se incorporarán a ella. Jugadores como Unai Simón (Athletic) o Zubimendi (Real Sociedad), con los primeros pasos bien dados, podrían recoger el testigo que otros iniciaron antaño. La única certeza a estas alturas es que para ser un 'one club man' no vale cualquiera. Como muestra de lo complicado de semejante empresa, un botón: en los 120 años de historia del Real Madrid solo se cuentan cuatro futbolistas que únicamente vistieron la zamarra del conjunto de Chamartín: Zárraga, Camacho, Sanchís hijo y Chendo. Nacho podría ser el siguiente.