Kylian Mbappé celebra uno de sus goles al Stade Reims. / Ep

Real Madrid

Últimas horas del pulso por Mbappé

L'Equipe asegura que el PSG ha rechazado una segunda oferta de 200 millones, de ellos 30 en variables, y RMC sostiene que el Real Madrid se retira de las negociaciones

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

«Estoy bien, tranquilo», respondió Kylian Mbappé, imperturbable, a una periodista a primera hora de la tarde de este lunes, cuando se presentó en la concentración de la selección francesa en Clairefontaine sin conocer aún su futuro. Tras cuatro años de relación a distancia con el Real Madrid, el astro parisino de ascendencia argelina y camerunesa todavía sigue perteneciendo al París Saint-Germain, aunque Florentino Pérez confía en que su experiencia negociadora y el deseo inequívoco del futbolista acaben por sellar un traspaso histórico y estratégico del club blanco.

Horas de rumores, tensión, tiras y aflojas e incertidumbre antes del desenlace del culebrón del verano en un animado mercado de fichajes que se cierra en la medianoche de este martes. La semana pasada, el Real Madrid le lanzó un ultimátum al PSG. Le puso como límite las seis de la tarde de este lunes para responder a su última oferta: 170 millones más 10 en variables por un futbolista diferencial que termina contrato el 30 de junio de 2022 y a partir del 1 de enero sería agente libre para poder negociar con cualquier club.

Ante la falta de respuesta oficial, desde Concha Espina se filtró que, obviamente, el plazo se extendía hasta las 23:59 horas del 31 de agosto. El duelo de gigantes se puede resolver en el último minuto del partido. Pero las horas pasan y aquí no hay descuento. Según SkySports, el máximo dirigente merengue se plantea incluso llegar hasta los 200 millones para convencer al PSG de que 'suelte' a una de sus estrellas. La fórmula de la oferta podría ser de 170 millones fijos y hasta 30 en variables. Versión contraria a la de RMC Sport, donde se informó que los representantes del Real Madrid que se encontraban en París para cerrar el traspaso habrían decidido parar las negociaciones, si bien añade que nada es descartable hasta el final.

Hasta ahora, Nasser Al-Khelaifi, poderoso presidente del club parisino, ha sido claro en sus intenciones de retener al jugador si el Real Madrid no se estira más. Pero el que de verdad tiene la última palabra es el emir de Catar. Tamim Bin Hamad Al-Thani es el que lo controla todo, el que toma las decisiones cruciales en el PSG y piensa en petrodólares. Y Florentino Pérez prefiere negociar directamente con él que con Al-Khelaifi, con quien las relaciones se tensaron a raíz del proyecto de la Superliga Europea auspiciado por el mandamás del club merengue.

Orgulloso como los nuevos ricos, el PSG ya respondió el domingo con aparente calma, como si nada hubiese cambiado. Los madridistas confiaban en que Mbappé no fuese convocado para jugar en Reims, pero resulta que Mauricio Pochettino le alineó todo el partido mientras Leo Messi se estrenaba como suplente. Tanto el técnico argentino como su presidente quisieron dejar claro que solo ellos marcan los tiempos y no aceptan amenazas ni injerencias.

«La noche perfecta»

Mbappé completó un gran partido, selló un doblete y lo celebró con efusividad. Luego, publicó en Instagram una fotografía junto a Neymar y Achraf que fue como un jarro de agua fría para el Real Madrid. «Tres puntos, dos goles… la noche perfecta», escribió. Junto al mensaje, el futbolista puso los colores del PSG. Donde hace nada había certezas, aparecían algunas dudas razonables sobre el fichaje. A base de goles, Kylian cambió por aplausos los pitos que le dedicaron los seguidores del PSG antes de comenzar el choque de la Ligue 1, cuando su nombre sonó por megafonía e inició el calentamiento.

Las palabras de Pochettino al término del partido enfriaron aún más los ánimos madridistas: «Mbappé es nuestro jugador. La industria del fútbol está siempre llena de rumores, pero nuestro presidente y Leonardo, el director deportivo, han sido claros. Está con nosotros. Estoy muy contento con él, es uno de los mejores jugadores del mundo», afirmó el técnico argentino, otro viejo sueño de Florentino Pérez, en este caso para el banquillo madridista.

Mbappé desea volar más pronto que tarde hacia el Real Madrid, ha dicho no a suculentas ofertas de renovación y ha pedido a su club que negocie, pero no quiere hacer ni un mal gesto hacia el PSG. Mientras Kylian volaba y marcaba en Reims, Leo Messi miraba a Pochetino en en el banquillo esperando a que su compatriota le introdujese en el campo. El rosarino salió hasta el minuto 62, tras un suave calentamiento y rodeado de enorme expectación. Entró por Neymar, con quien compartió un abrazo una sonrisa cómplices. Buscó a Mbappé en el campo, pero apenas se encontraron. Falta saber si se verán más veces como compañeros o solo como rivales.

La capacidad de Mbappé para abstraerse del entorno y centrarse en su profesión resulta admirable. La puso de relieve el tarifeño Luis Fernández, símbolo del PSG, entrevistado por Le Parisien tras la cita de Reims. «Kylian está en muy buena forma. Volvió a demostrar su eficacia de cara a la portería. Nunca lo vi levantar el pie ni esconderse. ¡Tuvo un partido muy completo! Es ejemplar y extraordinario. Kylian es impermeable a todo lo que se dice a su alrededor. Algunos dicen que tiene que irse, otros no. No es fácil manejar una situación así, pero Kylian maneja todo a la perfección», destacó el exfutbolista y entrenador.