Kondogbia pasa el reconocimiento médico con el Atlético. / Club Atlético de Madrid SAD

Traspaso

Kondogbia ya es del Atlético

El futbolista francés debilita aún más al Valencia y sustituye a Thomas en el equipo del Simeone por unos 12 millones

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Enésima venta de un Valencia cada vez más debilitado y gran operación del Atlético de Madrid para completar su plantilla. A priori, ya que que a posteriori el fútbol no deja de sorprender, así cabe calificar el fichaje del futbolista francés Geoffrey Kondogbia por el club rojiblanco a cambio de unos diez millones de euros más dos en variables, según fuentes del club madrileño. En cambio, la versión del club de Mestalla apunta a que el coste alcanzaría los 20 millones y la entidad blanquinegra se reserva entre el 10 y el 15% de una futura venta del centrocampista.

Se cierra así un culebrón iniciado desde el vacío que dejó el ghanés Thomas Partey en el Atlético al ejecutar el último día del mercado de verano su cláusula de rescisión para recalar en el Arsenal por 50 millones. Aunque se filtraron nombres como el del levantinista José Campaña y aterrizó en el Wanda Metropolitano el 'exgunner' Lucas Torreira, desde el primer momento Kondogbia fue el deseado por Simeone para tapar un hueco importante. El francés, ausente en las últimas convocatorias de Javi Gracia por una supuesta lesión, llegó a acusar públicamente al presidente del Valencia, Anil Murthy, de haber incumplido su palabra.

Tras confirmarse su nuevo contrato hasta el 30 de junio de 2024, tres temporadas y media por lo tanto, Kondogbia modificó su discurso y mostró algo más de cercanía al club valenciano, al menos hacia sus seguidores. A su juicio, el Valencia se merece estar en una mejor posición de la que se encuentra en esos momentos tres el adiós de hombres tan importantes este verano como Dani Parejo, Rodrigo Moreno o Ferran Torres.

«Estoy orgulloso de haber sido parte de tanto éxito para este histórico club, que merece estar en la cima», señaló el francés. «Os debo mucho a vosotros, los aficionados. Nunca podré agradeceros lo suficiente lo que me habéis ayudado a crecer. He redescubierto la belleza del fútbol aquí en Valencia, en gran parte gracias a vosotros. Esta ciudad vive al máximo su club, y merece lo mejor para el futuro. Eso es lo que deseo, y espero que nos volvamos a encontrar muy pronto», añadió.

Kondogbia dijo haber vivido «tres maravillosos años defendiendo esta camiseta, tres años en los que hemos experimentado tantas cosas maravillosas, en un país donde es tan difícil ganar trofeos». Pero el centrocampista apuntó que «es hora de afrontar un nuevo reto», en referencia a su llegada al club madrileño. «Quiero agradecer a la directiva la confianza que mostró en mí cuando firmé. Gracias a toda la gente del club por acompañarme en mi vida diaria para hacerme mejor jugador. Pero, sobre todo, un abrazo, Geo. Amunt«, acaba su escrito.

El jugador ha sido despedido por el Valencia con un rotundo 'Bon vent i barca nova!', expresión que viene a ser un adiós muy poco amistoso y que se utiliza para dejar atrás a aquellos con los que, harto de ellos, uno no quiere estar más. Algo así como un 'a tomar viento' en castizo. En su cuenta en castellano, la expresión ha sido sustituida con un frío 'Adiós, Geoffrey Kondogbia'.

Desde el Metropolitano, en cambio, el presidente Enrique Cerezo valoró a Kondogbia como «un magnífico jugador que viene a completar una plantilla fantástica». Simeone consigue así hacerse con los servicios de un notable recuperador de balones, no exento de buena llegada y disparo al marco rival, aunque es una incógnita su estado físico y ya el curso pasado estuvo muy por debajo del nivel exigible.