Luis Suárez, en un entrenamiento con el Barça de Koeman. / Ep

FC Barcelona

Koeman, firme en su veto a Luis Suárez

El técnico azulgrana también deja al delantero uruguayo fuera de la lista para el amistoso ante el Girona

P. RÍOS

A Ronald Koeman no le tiembla el pulso. Llegó al banquillo del Barça con fama de duro y sus hechos, no solo sus palabras, así lo confirman. La última de sus decisiones ha sido la de volver a deja fuera de una convocatoria al delantero uruguayo Luis Suárez, a quien ya le ha dejado claro que no cuenta con él para su proyecto. Una peliaguda determinación que ha provocado un profundo malestar en Leo Messi.

El goleador charrúa no entró ya el sábado en la lista de 25 jugadores para el debut azulgrana en pretemporada, con victoria, ante el Nàstic de Tarragona (3-1), ni tampoco en el segundo partido. Luis Suárez sigue fuera del grupo de elegidos por el neerlandés para el duelo ante el Girona en el estadi Johan Cruyff.

Antes de empezar los entrenamientos hace un par de semanas, Ronald Koeman se reunió con el delantero para comunicarle, sin rodeos, que no entraba en sus planes y que debería buscarse otro destino. Y el exseleccionador holandés lo ha refrendado al marginarle en los dos partidos de preparación.

Suárez tiene un año más de contrato en vigor con el Barça, por el que percibe en torno a 14 millones de euros netos, y no va a poner nada fácil su salida. Su destino parecía muy cerca de la Juventus, pero esa opción ha decaído en las últimas horas porque los turineses se han decantado por el bosnio Edin Dzeko, procedente de la Roma y otro ilustre veterano de 34 años.

Sin embargo, el 'Pistolero' Suárez maneja junto a su círculo cercano otras tres opciones: tensar aún más la cuerda y quedarse en el Barcelona con su amigo Messi hasta que finalice su contrato y sea libre, irse al Atlético de Madrid, donde el Cholo Simeone le recibiría con los brazos abiertos en un caso similar al de David Villa si los rojiblancos encuentran destino para Diego Costa, o marcharse al PSG. Ni el delantero ni el club, que quiere prescindir de él e i ncorporar a Memphis Depay, delantero neerlandés del Olympique de Lyon de ascendencia ghanesa, saben cómo se resolverá este rompecabezas.

El caso es que tras la sesión matinal realizada este miércoles por la plantilla azulgrana en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí, Koeman no ha incluido Suárez en la lista de 23 jugadores para ese segundo amistoso del verano, penúltimo antes de la vuelta a la competición. La tensión entre ellos es palpable y el culebrón debería resolverse pronto por el bien del Barça.

Koeman precisa ajustar al máximo todos los detalles y movimientos tácticos a tan solo 10 días del debut en la Liga ante el Villarreal en el Camp Nou. Y en la convocatoria ante el Girona no contó tampoco con Rafinha, Arturo Vidal, a punto de cerrar su marcha al Inter, y el central francés Samuel Umtiti.