Iker Casillas. / realmadrid.com

Real Madrid

Iker Casillas vuelve a casa por Navidad

El Real Madrid hace oficial el regreso del mítico exportero mostoleño al club, donde ejercerá como adjunto al director general de la Fundación

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Era un secreto a voces desde hace meses, en concreto desde que Iker Casillas retiró su candidatura a la presidencia de la Federación Española de Fútbol, pero el Real Madrid ha esperado a las fiestas navideñas y a un día tan señalado como el de la Lotería para obsequiar a sus seguidores con un gran regalo: el regreso del portero español más laureado al club blanco. En concreto, el exguardameta y excapitán del Real Madrid y de la selección española, vuelve a la entidad que preside Florentino Pérez como adjunto al director general de la Fundación, Manuel Redondo.

Casillas siempre ha manifestado que le dolió la forma tan fría de marcharse del club de sus amores tras haber desarrollado allí una carrera brillante durante 25 años. No recibió homenaje alguno, se marchó al Oporto en 2015 y se vio obligado a retirarse en mayo de 2019 tras sufrir un infarto durante un entrenamiento con el conjunto luso. No obstante, no anunció que colgaba los guantes de forma definitiva hasta el pasado 4 de agosto.

«Para el Real Madrid es un orgullo recibir de vuelta a casa a uno de sus grandes capitanes», señaló el club madrileño en su comunicado, en el que se resalta que Casillas «es leyenda» del club, «representa los valores» del mismo y «es el mejor portero» de la historia.

El propio Iker aseguró en un mensaje publicado en sus redes sociales, tras el anuncio del club, que está «orgulloso de volver a casa». «Afronto este nuevo reto con toda la ilusión y ganas del mundo, gracias por la bienvenida», apuntó el exportero.

Nacido en Móstoles el 20 de mayo de 1981, fue convocado por primera vez con el primer equipo con tan solo 16 años para un encuentro de la Liga de Campeones en Trondheim contra el Rosenborg noruego, y no debutó en Primera como titular hasta el 12 de septiembre de 1999 en San Mamés ante el Athletic. En total estuvo en el Real Madrid hasta el final de la campaña 2014-15, cuando pasó al Oporto, en el que militó hasta que aquel 1 de mayo de 2019 un infarto acabó con su carrera.

Con el Real Madrid logró nada menos que 19 títulos: 3 Ligas de Campeones, 5 Ligas, 3 Mundiales de Clubes, 2 Supercopas de Europa, 2 Copas del Rey y 4 Supercopas de España. Además, con el Oporto conquistó dos Ligas más, una Copa y una Supercopa.

Internacional absoluto en 167 ocasiones, logró, aparte de los títulos en selecciones inferiores (Europeo sub'19 y Mundial sub'20), las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial 2010. Participó en cuatro Mundiales, el último el de Brasil'14, y estuvo en cinco Eurocopas, la última en Francia'16, aunque no jugó ni un minuto, al conceder la titularidad Vicente del Bosque a David de Gea.

Se recuperó felizmente del infarto, pero no volvió a jugar. Anunció que se presentaría a las elecciones a la presidencia de la Federación Española de Fútbol para competir contra Luis Rubiales, pero el 15 de junio asumió que no tenía opciones de ganar y renunció a poder liderar el fútbol en este país.

«Hasta pronto»

En un día tan especial especial para millones de españoles que siguieron la tradicional Lotería navideña cantada por los Niños de San Ildefonso, el Real Madrid comunicó su vuelta a casa. Lo hizo más de cuatro años después del 12 de julio de 2015, día en el que Iker anunció su marcha del equipo merengue. Entonces lo hizo solo y entre lágrimas, en un acto que él mismo ha llegado a reconocer que no le gustó y que no debería haber sido el adiós para un jugador que llevaba un cuarto de siglo en el club.

En ese momento, pronunció un elocuente y «difícil» «hasta pronto». Hoy, nadie discute la justicia de su vuelta, aunque sea para ocupar un despacho menor. El entrenador, Zinedine Zidane, aplaudió esta noticia durante la comparecencia de prensa previa al partido de este miércoles ante el Granada, en Valdebebas.

«Sabemos la persona que es, lo que ha hecho, lo que representa para el madridismo. Es una buena noticia que vuelva al club de su corazón para trabajar y aportar lo que él sabe. Me alegró por él y por el club». Palabra de Zizou, excompañero de éxitos de Iker Casillas y ahora el jefe, de nuevo indiscutido, del banquillo merengue.