El azulgrana Gavi Páez en un lance con el alavesista Víctor Laguardia. / efe

Blindar a Gavi, objetivo prioritario de Laporta

El Barça se exige renovar a su joya de 17 años hasta 2026 con una cláusula de rescisión de 1.000 millones de euros

DANIEL PANERO

Gavi ya es toda una realidad en la élite del fútbol español, y en el Barça lo celebran. El joven canterano, de apenas 17 años, se ha convertido en las últimas semanas en la gran sensación del equipo culé y en un indiscutible en la selección de Luis Enrique. Algo que no ha pasado desapercibido para un Joan Laporta, que ya se ha puesto manos a la obra. El objetivo prioritario es retener a una de sus más importantes joyas hasta 2026 y blindarle con una cláusula de 1.000 millones que intimide a jeques y nuevos ricos.

El pasado domingo, en el Estadio de la Cartuja se produjo un fenómeno paranormal. En Sevilla se pudo avistar a un chaval imberbe, con el '9' a la espalda, coger galones en el centro del campo de la selección en un partido crucial, ni más ni menos que con el Mundial de Catar en juego. Ese chico es Gavi, una estrella en ciernes que ya resuena en Europa y que encandiló primero a Koeman, después a Luis Enrique, luego a Sergi y ahora a una afición, la de España, deseosa de buscar nuevos talentos que hereden el gen ganador de los Xavi, Iniesta, Villa y compañía.

Gavi ha tenido una progresión meteórica desde que Koeman, ante la plaga de lesiones, decidiera apostar por él el 29 de agosto ante el Getafe en Liga. Desde ese día ha logrado asentarse en el Barça disputando 819 minutos con el primer equipo y ha ido acortando plazos hacia una renovación que cada día parece más cercana. El jugador, que firmó su primer contrato profesional hace poco más de un año, tiene vinculación con la entidad que preside Joan Laporta hasta 2023 y una cláusula de rescisión de 50 millones de euros, todo un caramelo para los magnates europeos o cataríes.

Por eso, Joan Laporta se ha puesto manos a la obra y ha comenzado a mover los hilos para realizar una operación similar a las que ya ha firmado este mismo curso con futbolistas jóvenes como Pedri o Ansu Fati. En ambos caso les ofreció un contrato de larga duración y una cláusula para asegurarse al jugador de cara al futuro. Con Gavi, la firma sería hasta el año 2026 y la cláusula sería de 1.000 millones de euros, una cantidad que se está convirtiendo en el 'modus operandi' desde que Laporta aterrizara en los despachos.