Mercado

El Barça ya espera la respuesta del Bayern por Lewandowski

Joan Laporta aseguró en la presentación de Christensen que los germanos deben estar «valorando la oferta» blaugrana

DANIEL PANERO

«Ya sabéis que hemos hecho una oferta por Lewandowski y estamos esperando la respuesta del Bayern. Quiero agradecer al jugador los gestos para venir. Deben estar valorando la oferta y estamos esperando la respuesta», aseguró Joan Laporta este jueves en la presentación de Andreas Christensen como futbolista blaugrana. El máximo mandatario culé ya no esconde el interés por el delantero polaco y espera a activar la segunda palanca económica para seguir avanzando en el apartado de fichajes de este verano.

La negociación por Lewandowski sigue dando pasos en la dirección que más le interesa al Barcelona. Tras el paso dado por el futbolista, que ya le ha declarado al Bayern su deseo de abandonar el club, ahora es la entidad que preside Laporta la que ha dado el paso al frente reconociendo de forma pública las negociaciones por un jugador que no descartan incorporar incluso antes de activar la segunda palanca económica. «Hasta que no tengamos la segunda palanca del 15% de derechos de televisión no incorporaremos a más jugadores. Esa es la regla general, pero puede haber alguna excepción», reconoció al ser preguntado por el delantero polaco.

El nombre de Lewandowski sobrevoló el ambiente durante todo el acto de bienvenida a Andreas Christensen, el segundo fichaje del Barça de cara a la próxima temporada. «Tengo muchas ganas de ver a los aficionados en el estadio, estoy impaciente por empezar. Es un sueño hecho realidad», afirmó el jugador en su puesta de largo como futbolista del Barça. El central danés, que llega procedente del Chelsea a coste cero, fue presentado este jueves y se une a Franck Kessié en la lista de refuerzos culé con los que Xavi podrá contar desde ya en la pretemporada que ya realiza el equipo.

Christensen, de 26 años, firmó su nuevo contrato como blaugrana a pie de césped, en el Camp Tito Vilanova de la Ciutat Esportiva. Allí se pudo ver a un jugador feliz con el nuevo reto que tiene por delante, que firma hasta el año 2026 y tendrá una cláusula de rescisión de 500 millones de euros. «Cuando tenía ocho años escribió que quería ser jugador del Barça. Queremos a jugadores que sueñen con estar aquí, estamos muy agradecidos. La voluntad de que haya querido venir al Barça ha sido muy positiva, pero quiero felicitar a todos los que han trabajado en esta incorporación. Viene de un gran club y estamos muy satisfechos», afirmó Laporta, pletórico con el nuevo fichaje.

El flamante nuevo central del Barcelona posó ante los medios de comunicación sin dorsal y a la espera, al igual que Franck Kessié, de que el club culé pueda activar la segunda palanca y así poder inscribir nuevos jugadores. En caso de lograrlo, Christensen cree que se adaptará a la perfección en la filosofía blaugrana. «Xavi no me ha pedido nada especial, estoy aquí por lo que he llegado a ser como futbolista. Todos los jugadores quieren salir al terreno de juego cada semana. Hay competencia y eso es saludable porque me hará mejorar, pero creo que encajo muy bien en el estilo de juego que practica el Barça, no tengo que cambiar nada», afirmó el central.

Una defensa renovada

Christensen aterriza en un Barcelona que se ha marcado como objetivo en este mercado renovar toda la parcela defensiva. Xavi ya le comunicó hace más de un mes a Lenglet y Umtiti que no contaba con ellos, mientras que a Gerard Piqué le dijo que iba a quedar relegado a un segundo plano. El ex del Sevilla tiene pie y medio fuera, tal y como ha reconocido Jordi Cruyff este jueves. «Estamos cerca de una salida», reconoció el asesor deportivo del club culé, mientras que a Umtiti se le busca destino aunque sea a través de una cesión.

En este escenario, Christensen llega con la idea de ganarse un sitio en el once de Xavi. No en vano, el danés fue un asiduo en los planes de Thomas Tuchel la pasada temporada en el Chelsea, donde disputó 34 encuentros. Su llegada podría no ser la última en una defensa en la que el club trabaja para incorporar a Jules Koundé y a sus excompañeros Marcos Alonso y César Azpilicueta. «El cambio de propiedad del Chelsea lo atrasa todo un poco. Lo que más me ha impactado es que a los jugadores cuando escuchan el nombre del Barça se les abren los ojos y están dispuestos a perder dinero, es un orgullo», dijo Jordi Cruyff respecto a los dos defensas españoles.