Jornada 1

El Barça ya ilusiona

El equipo de Koeman se impone a la Real Sociedad en un partido en el que fue muy superior y donde los azulgranas demostraron que hay vida después de Messi

DANIEL PANERO

El Barcelona post-Messi ya ilusiona. Tras una semana en la que muy pocos creyeron el «estamos ilusionados con el futuro» de Joan Laporta, los culés se soltaron la melena en el debut en Liga frente a la Real Sociedad y se impusieron por 4-2 gracias a los tantos de Piqué, Braithwaite en dos ocasiones y Sergi Roberto.

Era hora de centrarse en lo meramente importante y ese fue el mensaje que quiso lanzar Ronald Koeman desde antes incluso de que comenzara el choque. El holandés puso toda la carne en el asador, sabedor de que no se puede permitir los errores del primer tramo del anterior campeonato, en el que su equipo se dejó muchos puntos. Con esta premisa el primer once de la temporada del Barça fue el formado por Neto, Dest, Piqué, Eric García, Jordi Alba, Busquets, Pedri, De Jong, Griezmann, Memphis y Braithwaite, un bloque que bien podría ser el más repetido a lo largo del curso.

Especialmente significativas fueron las presencias de Frenkie de Jong y Pedri. El futbolista neerlandés arrastró molestias durante los últimos días pero finalmente pudo llegar a tiempo, mientras que el canario no sería de extrañar que aún tuviera 'jet lag' después de un verano maratoniano en el que ha sido indispensable para Luis Enrique en la Eurocopa y para Luis de la Fuente en los Juegos Olímpicos.

4 Barcelona

Neto, Dest (Emerson, min. 71), Piqué, Eric García (Araújo, min. 83), Jordi Alba, Busquets (Nico, min. 83), Pedri, De Jong (Sergi Roberto, min. 71), Griezmann, Memphis (Lenglet, min. 90) y Braithwaite.

2 Real Sociedad

Remiro, Zaldua (Gorosabel, min. 66), Aritz (Pacheco, min. 81), Le Normand, Aihen, Silva (Bautista, min. 46), Zubimendi, Merino, Januzaj (Barrenetxea, min. 46), Portu (Lobete, min. 66) y Oyarzabal.

  • GOLES: 1-0: min. 19, Piqué. 2-0: min. 45+2, Braithwaite. 3-0: min. 59, Braithwaite. 3-1: min. 82, Lobete. 3-2: min. 85, Oyarzabal. 4-2: min. 91, Sergi Roberto.

  • ÁRBITRO: Hernández Hernández (Comité de Las Palmas). Amonestó a Busquets, Elustondo, Muñoz, Le Normand y Nico.

  • INCIDENCIAS_ Partido correspondiente a la primera jornada de Liga, disputado en el Camp Nou ante unos 22.000 espectadores.

El planteamiento de Koeman, que formó un dibujo 4-3-3, fue el de ubicar a su equipo muy arriba, potenciar la rapidez en la circulación de balón y realizar una presión asfixiante para robar tras pérdida. La fórmula que tanto cuaja en el ADN Barça funcionó de maravilla ante una Real Sociedad que no supo frenar el primer arreón de los blaugranas y que vio cómo las ocasiones se sucedían en los primeros quince minutos.

Jordi Alba y Sergiño Dest encontraron autopistas en los laterales, obligaron a los centrocampistas donostiarras a diversificar sus marcas y dejaron espacios para que Griezmann, Braithwaite y Depay sembraran el pánico con su movilidad. Entre los tres coleccionaron hasta cuatro ocasiones de gol que unas veces por Remiro y otra por el poste, tras un cabezazo de Griezmann, no fructificaron.

El cántaro fue a la fuente en tantas ocasiones que finalmente la resistencia de la Real Sociedad se vino abajo a balón parado en el minuto 19. Memphis Depay puso un caramelito en el área y Gerard Piqué, más listo que nadie, lo aprovechó para redondear su semana más culé marcando y besándose el escudo.

Susto

El tanto del central puso fin al empuje culé. Los de Koeman levantaron el pie del acelerador, apostaron por controlar el juego y dieron tregua a una Real Sociedad que poco a poco comenzó a entrar en el partido, o eso creía. El equipo de Imanol Alguacil cayó en la trampa y lo pagó caro al filo del descanso cuando en una transición rápida De Jong recibió en el carril del 8 y puso un centro medido que Martin Braithwaite, uno de los mejores jugadores del partido, aprovechó para cabecear al fondo de las mallas y asestar un nuevo golpe psicológico.

Tras la reanudación, el Barça mantuvo su estrategia, encontró el tercero en las botas de Braithwaite después de un rechace de Remiro tras un centro de Jordi Alba y llegó el momento de los males de los culés en los últimos años, la relajación. Imanol refrescó a su equipo con la entrada de hasta cuatro cambios y la Real Sociedad se metió de lleno en el choque con goles de Lobete y una joya de libre directo de Mikel Oyarzabal. Los donostiarras llevaron el susto al Camp Nou pero era demasiado tarde y Sergi Roberto cerró el choque tras un contrataque que sellaba una gran noche para el Barça, la del regreso del público y, por qué no, de la ilusión.