Jornada 37

En-Nesyri sella en el Wanda el billete del Sevilla para la Champions

El marroquí neutralizó cerca del final el primer gol de Giménez esta temporada y empañó la despedida de Luis Suárez, aunque el Atlético sigue tercero

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Un postrero cabezazo de En-Nesyri le dio al Sevilla el punto que necesitaba para sellar su clasificación a la Champions sin los temblores de la última jornada y dejó un sabor amargo a los colchoneros en la despedida de Luis Suárez y Héctor Herrera. En un duelo más táctico y físico que vistoso y con ocasiones, los hispalenses hicieron lo justo para neutralizar el tanto anotado en la primera parte por Giménez y castigaron el clásico conservadurismo del Cholo en los cambios. Sigue tercero el Atlético, pero puede perder ese puesto y unos siete millones si no vence en San Sebastián y el Sevilla le gana al Athletic.

Llegaba el Atlético ya clasificado para la Champions y el Sevilla a solo un punto, pero cuando se miden estos equipos no hay tregua e incluso luchar por el tercer puesto es como una final. Desde que coincidieron en Segunda, con Joaquín Caparrós al frente de los hispalenses, la rivalidad es máxima. Las hostilidades se desataron desde el inicio, con un golpe en rostro de Giménez a En-Nesyri y un pisotón de Papu a su compatriota De Paul. Todo involuntario a juicio del trencilla.

1 Atlético

Oblak, Llorente (Felipe, min. 78), Savic, Giménez, Reinildo, Kondogbia, Koke, De Paul (Héctor Herrera, min. 78), Carrasco, Griezmann (Correa, min. 70) y Luis Suárez (Cunha, min. 65).

1 Sevilla

Bono, Montiel (Navas, min. 46), Koundé, Diego Carlos, Acuña, Gudelj (Rekik, min. 75), Rakitic (Óliver Torres, min. 56), Delaney, Papu Gómez (Rafa Mir, min. 56), Ocampos (Tecatito, min. 46) y En-Nesyri.

  • Goles: 1-0: min. 31, Giménez. 1-1: min. 85, En-Nesyri.

  • Árbitro: Sánchez Martínez (Comité Murciano): Amarilla a Montiel, Mario Hermoso, Gudelj, En-Nesyri, Rafa Mir, Koke y Acuña.

  • Incidencias: Partido de la 37ª jornada, disputado en el Wanda Metropolitano ante algo más de 58.000 espectadores. Homenaje a Luis Suárez y Héctor Herrera al término del choque.

Querían los del Cholo el tercer peldaño de un podio liguero imaginario, una buena despedida para Luis Suárez, titular en su último día en el Wanda, y brindar una alegría a su fiel y sufrida hinchada. El ariete uruguayo está lejos de sus mejor forma, pero siempre es un incordio para los defensas. Fuerza faltas, descarga bien, se mueve sin balón, presiona lo que puede y siempre está cerca del remate. Rondó el gol al principio, pero se precipitó en el disparo. Participó más en el juego que Griezmann.

Cuestión de estilos

El Atlético quería jugar rápido y el Sevilla ralentizar el ritmo. Consignas de dos entrenadores enormes, pero diferentes. Al Cholo le gusta el vértigo, no la posesión en sí misma, y a Lopetegui le encanta controlar el partido y desgastar el rival a partir del balón. La batalla táctica, con miniguerras como la que mantuvieron Carrasco y Montiel, que rondó la expulsión por una entrada muy a destiempo al belga, se desequilibró a balón parado. Un clásico. Aunque el Atlético este curso ha sufrido mucho más la estrategia defensiva que disfrutado de la ofensiva, esta vez se adelantó tras un centro tenso de Carrasco en un saque de esquina y un testarazo magnífico de Giménez para anotar su primer gol de la temporada.

Doble cambio de Julen en el descanso. Fuera Montiel para evitar acabar con uno menos y Ocampos, anulado por Reinildo, y minutos para Navas y Tecatito. Defensa con tres centrales. Como el Atlético manejaba la situación sin sufrir nada más que intentos de tiro lejanos, pronto Lopetegui realizó otro doble cambio y pasó a jugar con dos arietes. Juego más directo en busca de Rafa Mar y En-Nesyri.

Mediada la segunda mitad, momento para la historia en el Wanda. Como el Cholo no se casa con nadie, retiró a un agotado Suárez, que se llevó la mayor ovación quizá de la temporada y lloró de emoción. Con Cunha, el Atlético ganaba físico y podía ser más largo. Y con Correa, menos clase y visión pero más regate. Le salieron más ambos movimientos. Encontró al fin sus ocasiones el Sevilla y En-Nesyri firmó el empate tras amenazar primero con un testarazo al poste.