Borrar
Jornada 35

El Sevilla se refuerza en la Champions

El equipo de Lopetegui remontó en San Mamés y casi se asegura presencia en la máxima competición europea

EFE

BILBAO

Jueves, 9 de julio 2020, 00:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Athletic y Sevilla se miden en San Mamés con deberes europeos en ambos equipos, los del bilbaíno seguir apurando sus opciones de lograr una plaza de la Liga Europa que tiene a tres puntos y los de sevillano apuntalar definitivamente el puesto de Liga de Campeones, casi asegurado con seis puntos de ventaja sobre el quinto, con solo 12 por disputarse.

Frenado el domingo en su asalto a Europa por el Real Madrid en un polémico encuentro que dejó muy enfadada a la afición rojiblanca, el Athletic necesita retomar el camino de la victoria para intentar remontar los tres puntos que le lleva la Real Sociedad en el séptimo puesto de la tabla.

Gaizka Garitano es consciente de la situación de obligación de ganar de su equipo y ha demando «sumar de tres en tres» en los cuatro partidos que quedan hasta el final del campeonato.

Para ello es previsible que el técnico de Derio siga echando mano de su bloque titular, al que solo ha dado descanso tras el parón por la pandemia en el choque del Camp Nou, al que llegó casi exhausto por ser el cuarto en menos de diez días. Pero las últimas jornadas, aunque el calendario es muy exigente en cuanto a rivales -Valencia, Real Madrid y Sevilla seguidos-, dan más tregua en la recuperación con tres partidos en ocho días. Además, su equipo de confianza le ha respondido al entrenador vizcaíno incluso en la derrota ante el Madrid, un choque igualado que se decidió de penalti.

No obstante, el Athletic sufre dos bajas de consideración. Las del sancionado Raúl García, que el domingo vio su décima amarilla, y el lesionado Yeray Álvarez, quien sufrió un percance muscular en ese mismo encuentro y se perderá ya lo que queda de curso.

El sustituto de Yeray será Unai Núñez, con consideración de titular aun en su rol de tercer central; y el de Raúl podría ser el joven Oihan Sancet, si Garitano sigue manteniendo a Iker Muniain en la banda, como en los últimos partidos, u Oscar de Marcos, si el técnico centra al pequeño navarro a la posición en la que más rinde.

Por lo demás, se espera repitiendo en el once a Unai Simón bajo palos, Ander Capa, Iñigo Martínez y Yuri Berchiche, en defensa; Dani García y Unai López en medio campo; e Iñigo Córdoba e Iñaki Williams en ataque. Si acaso, podría entrar Mikel Vesga por Unai López.

Bono estará bajo palos

El Sevilla, que batió ante el Eibar (1-0) su récord de partidos seguidos invicto en Liga, con once, encara la segunda de sus tres 'finales' en una semana crucial con el reto de aferrarse al tren de la Champions en un estadio que no le es propicio, aunque buscará una victoria para defender su cuarta plaza e incluso igualar con el tercero, el Atlético de Madrid.

Los sevillistas son cuartos con 60 puntos, con 6 y 7 de ventaja sobre sus perseguidores tras los traspiés de Villarreal y Getafe, más el del Atlético -ahora a 3 puntos-, y llegan a este duelo en la 'Catedral' con sólo 70 horas de margen desde que el lunes enlazó su segundo triunfo (Leganés y Eibar) y sabiendo de su gran dificultad.

Así lo ha advertido su técnico, Julen Lopetegui, tanto por la entidad y potencial del Athletic, al que elogió como un rival muy físico y completo, con energía y calidad, como por sus aspiraciones de Liga Europa y por el poco tiempo de recuperación que han tenido los suyos, además de que a estas alturas «queda lo más difícil».

Con el ánimo reforzado tras cinco victorias y seis empates seguidos -no pierde desde el 9 de febrero, 2-1 en Vigo-, el Sevilla ha sabido sufrir para superar algunos compromisos, como el lunes con el Eibar con un final 'felliniano': el extremo Lucas Ocampos de portero -por lesión de Vaclík con los cambios hechos- y evitando el empate en el 101 con una parada a remate del meta Dmitrovic. El mundo al revés.

Más allá de ese final de suspense, donde el incombustible Jesús Navas también fue protagonista al asistir al 'héroe' argentino en el 1-0 y salvar bajo palos un tiro posterior al paradón de Ocampos, los hispalenses quieren seguir firmes para zanjar su pésima racha de nueve derrotas consecutivas en Liga en San Mamés, donde no ganan desde 2009 (0-4 con tantos de Renato, Negredo, Kanouté y Navas).

Lopetegui tiene la baja notable del meta checo Tomas Vaclík, con un esguince de rodilla, con lo que debe asumir la responsabilidad el marroquí Yassine Bono -sólo ha jugado dos encuentros de Liga, dos de Copa y seis de Europa League- en un once al que vuelve un puntal de su zaga, el joven galo Jules Koundé, tras su sanción.

El técnico de Astasu podría dar descanso a varios de sus hombres más castigados, con el regreso del lateral Sergio Reguilón por Escudero, del medio serbio Gudelj por el brasileño Fernando y quizá de Suso Fernández en la derecha por Ocampos, que lleva 13 goles, o bien mantener al argentino y dejar en la suplencia a Munir, y del marroquí Youssef En-Nesyri en punta por el holandés Luuk De Jong.

Los internacionales Ever Banega y Munir El Haddadi remontaron al Athletic Club en San Mamés para apuntalar, y casi asegurar, la posición de Liga de Campeones del Sevilla y acabar con buena parte de las ilusiones bilbaínas de jugar la Liga Europa.

Fue un gran partido de los de Julen Lopetegui, que no merecieron ni irse en desventaja al descanso con un gol de Ander Capa, el tercero que marca esta temporada, ayudado de un rechace que le cayó a los pies.

Pero entre el genio argentino y el internacional español, el primero transformando un golpe franco directo en la frontal por una falta cuestionable de Dani García a Munir y el segundo haciendo bueno el espléndido centro de su compañeros en el segundo gol, voltearon el resultado y trasladaron al marcador lo que ocurrió sobre el terreno de juego.

Athletic

Unai Simón; Capa (Kodro, m.78), Unai Núñez, Iñigo Martínez, Yuri (Balenziaga, m.25); Dani García, Vesga; Muniain, Sancet (De Marcos, m.46), Córdoba (Ibai, m.78); y Williams (Villalibre, m.78).

1

-

2

Sevilla

Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón; Jordán (Munir, m.64), Gudelj, Banega; Suso (Fernando, m.79), En-Nesyri (De Jong, m.64) y Ocampos (Franco Vázquez, m.88).

  • Goles: 1-0, m.28: Capa. 1-1, m.69: Banega. 1-2, m.73: Munir.

  • árbitro: Medié Jiménez (Comité Catalán). Expulsó al preparador físico del Athletic, Juan Iribarren. Además, mostró tarjeta amarilla a los locales Unai Núñez (m.31), De Marcos (m.68) y Dani García (m.93), y a los visitantes Banega (m.44) y Ocampos (m.65).

  • INCIDENCIAS: Partido de la jornada 35 de LaLiga, disputado en San Mamés a puerta cerrada.

Así, el Sevilla mantiene en seis los puntos sobre el quinto y el Athletic, que no pudo darle a Gaizka Garitano el regalo que esperaab en el día de su 45 cumpleaños, sigue a tres puntos de Europa a la espera que de mañana no los amplíe la Real Sociedad en Anoeta ante el Granada.

Arrancó mucho mejor el Sevilla, que acaparó la posesión hasta por encima del 80 por ciento del tiempo en un primer cuarto de partido excelente de los de Julen Lopetegui, a los que solo les faltó el gol en ese tramo inicial con Suso y Banega mandando sobre el césped.

Pero a En-Nesyri, en un cabezazo muy centrado a la posición de Unai Simón tras centro de Banega y devolución de Diego Carlos al centro del área, le faltó colmillo. Como también a Reguilón para llegar a un buen centro de Suso y a Ocampos y el propio Suso en dos malos lanzamientos en buenas posiciones.

No concretaba en ocasiones claras el Sevilla su enorme dominio y el Athletic apareció justo cuando parecía que se tornaba aún más negra la noche con la lesión muscular que amenaza con el fin de temporada del 'león' del año, Yuri Berchiche.

Tras un primer aviso con dos disparos ingenuos de Vesga, aunque el segundo le salió ajustado al palo, en otro lanzamiento tímido del centrocampista alavés se fraguó el 1-0. En el que Capa definió con rotundidad un balón afortunado tras un rebote en Koundé.

Intentó reaccionar el Sevilla, pero sin pólvora en un remate de Koundé y dos lanzamientos lejanos de Jordán y Ocampos, este desde su propio campo intentando sorprender a Simón.

Tampoco acertó ahí el conjunto hispalense y a punto estuvo de tener otro disgusto porque a Muniain le cayó al borde del área pequeña un mal despeje de Koundé en el apenas le dio tiempo a reaccionar al capitán más que a darle como pudo al balón con la izquierda.

Era la tercera ocasión local tras la del gol y una primera en la que Williams empaló alto de volea casi sin ángulo un balón en el área producto de un despeje de cabeza en medio campo de Núñez.

La segunda mitad comenzó con una nueva ocasión bilbaína producto de una disputa aérea con Koundé por medio. Esa vez también Navas y, por parte del Athletic, Dani García. El balón le cayó a los pies a Córdoba, que remató muy centrado a la posición de Bono.

Respondió el Sevilla y esta vez con dos buenas ocasiones y protagonismo de Unai Simón. En la primera, despejó mal un buen disparo de Suso, pero Reguilón se lió en un rechace al que llegó ya muy exigido; y en la segunda el meta local hizo una de esas paradas espléndidas que acaban dando puntos al final de la temporada. En esta ocasión a un remate casi a bocajarro con el que Ocampos finalizó como pedía una buena apertura a banda de Navas con posterior centro de Jordán.

Ya con los primeros cambios, claves, de Lopetegui, a la tercera fue la vencida. Una falta discutible de Dani García a Munir dio a los visitantes una ocasión inmejorable que Banega, con la clase que acostumbra, no desaprovechó en el golpe franco directo que lanzó donde no estaba Simón.

Le cayó un balón al borde del área a Muniain en la jugada posterior, pero el Sevilla estaba desatado tras un tiple remate en el área local, devuelve el despeje al área perfecto para que Munir concrete la remontada.

Intentó Muniain evitar lo inevitable, pero se encontró con Bono en mejor de sus opciones, una gran jugada ante Fernando; e Iñigo pidió que se le revisase un claro agarrón. No lo consiguió y ahí se le fueron al Athletic sus opciones en el choque. Y posiblemente de meterse en competición continental.

En Europa sí jugará el Sevilla. Y casi seguro en la Liga de Campeones. Hoy, en La Catedral, donde rompió una racha de nueve derrotas liguera consecutivas, demostró que merecidamente.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios